Como el Ave Fénix

la humanidad siempre resurgirá de sus cenizas