“Esta sociedad será dominada por una élite cuyo reclamo por el poder político estará basado en un sentimiento de superioridad científica. Esta élite buscará todos los medios para lograr sus fines políticos, tales como las nuevas técnicas para influenciar el comportamiento de las masas, así como para lograr el control y la sumisión de la sociedad, Zbigniew Brezinsky (1928-2017), consejero de Seguridad Nacional del gobierno del presidente Jimmy Carter.

Introducción

 

Por recomendación paterna, empecé a ver un vídeo de una conferencia que dio el doctor Máximo Sandín llamada Darwinismo, ciencia y poder. La base científica de las ideas dominantes.

El Dr. Sandín criticaba la Teoría de la Evolución Darwinista con muchos argumentos de peso, así que comencé a tomar notas, a investigar sobre lo que iba explicando y, como ya sabéis los que me leéis con regularidad, acabé encontrando mucho más de lo que esperaba a la par que, de pronto, todo lo que está pasando a nuestro alrededor cobró sentido.

 

Lo que vais a leer es una exposición de hechos documentados mediante el uso de fuentes oficiales; fuentes que encontraréis en enlaces adjuntos a palabras claves resaltadas. En algunos párrafos no encontraréis enlace a fuente porque ha sido citada anteriormente. Un mínimo de las fuentes (aproximadamente un 2%) son enlaces a noticias de periódicos internacionales, al tratarse de investigaciones privadas de periodistas que merecen un reconocimiento.

No voy a entrar a debatir si lo que aquí se expone fue correcto o no, porque no es la conclusión que busco.

Lo que quiero demostrar es que nuestros gobiernos, la élite, las personas que ejercen influencia (líderes de movimientos como el feminista o el LGTBI), los que promueven campañas por ciertos derechos (aborto, eutanasia) y aquellos que dicen trabajar desinteresadamente por el bien de la humanidad (líderes de ONG y fundaciones libres de impuestos) pueden estar perfectamente entrelazados por una causa mayor -buena o mala- sin que esto suponga ningún tipo de conspiranoia.

 

El movimiento eugenésico es algo real, y tuvo lugar en países de cinco continentes, en una especie de coalición mundial a manos de izquierda y derecha, de religiosos y ateos, de feministas, de los defensores de los derechos de los negros (el Black Lives Matter de la época), de los que lucharon contra el antisemitismo (los antiislamófobos de ahora), de los que se decían pro-derechos humanos.

Todos ellos esterilizaron, castraron, torturaron, segregaron, despreciaron e incluso asesinaron a millones de personas por motivos físicos, raciales o de fe, en nombre de la humanidad.

Este movimiento se extendió en el tiempo durante más de seis décadas hasta que, de pronto, en los años 70 cambió de rumbo, y “los enemigos” dejaron de ser los que venían siendo para convertirse en uno sólo.

Os pido que leáis este ensayo hasta el final, a ver si entonces os parece tan inverosímil la idea de que cientos de personas se hayan puesto de acuerdo durante tanto tiempo en algo tan horrible como sería la extinción de toda una raza, incluso la suya.

 

CAPÍTULO 1. El nacimiento de una religión científica.

 

Eugenesia – Según la Real Academia Española, es el estudio y aplicación de las leyes biológicas de la herencias orientados al perfeccionamiento de la especie humana.

 

Para comenzar, necesito presentaros a Thomas Malthus (1766-1834), cuya doctrina concluía que, de no intervenir obstáculos represivos (guerras, pestes, etc.), el nacimiento de nuevos seres mantiene la población en el límite permitido por los medios de subsistencia, en el hambre y en la pobreza:

«El hombre, si no puede lograr que los padres o parientes a quienes corresponde lo mantengan, y si la sociedad no quiere su trabajo, no tiene derecho alguno ni a la menor ración de alimentos, no tiene por qué estar donde está; en ese espléndido banquete no le han puesto cubierto”.

teoria de malthus

 

Para Malthus la sobrepoblación suponía un atraso y proponía dos métodos para enfrentarlo:

  • Método positivo, la muerte mediante epidemias, hambre y guerra“En vez de recomendarles limpieza a los pobres, hemos de aconsejarles lo contrario, haremos más estrechas las calles, meteremos más gente en las casas y trataremos de provocar la reaparición de alguna epidemia.”
  • Método preventivo, el control de la natalidad: “si no fuera posible que cada pareja casada limitase el número de hijos, habría razón para temer que aumentase muchísimo el nivel poblacional de la raza humana, y ni la extensión de cada país, ni la tierra entera, alcanzaría jamás un desarrollo adecuado.”

 

Ahora debo presentaros a Herbert Spencer (1820-1903), quien expresó:

Si los beneficios recibidos por cada individuo fuesen proporcionales a su inferioridad… se favorecería la propagación de los individuos inferiores y se entorpecería la de los mejor dotados: la especie degeneraría progresivamente y bien pronto desaparecería ante las especies que compiten y luchan contra ella.” 

herbert spencer

 

Y finalicemos con Charles Darwin (1809-1882), quien en 1859 publicaba su libro (atentos al título) El origen de las especies por medio de la selección natural, o la preservación de las razas favorecidas en la lucha por la vida, con los fundamentos de la teoría de la biología evolutiva:

“Es la doctrina de Malthus, aplicada con energía múltiple a todo el reino animal y a todo el vegetal (…) No hay excepción a la regla de que todo ser orgánico procrea en proporción tan elevada que, si no se diera la destrucción de sus individuos, el globo terráqueo estaría cubierto por la descendencia de una sola pareja. Hasta el hombre, tan lento en reproducirse, se ha duplicado en veinticinco años y, siguiendo esa proporción, en unos miles de años literalmente no habrá sitio en el mundo para su progenie.”

 

Continúa en otro fragmento:
Los miembros débiles de las naciones civilizadas van propagando su naturaleza con grave detrimento de la especie humana, como comprenderán fácilmente los que se dedican a la cría de animales domésticos. Es incalculable la rapidez con que las razas domésticas degeneran cuando no se las cuida o se las cuida mal; y, a excepción hecha del hombre, ninguno es tan ignorante como para permitir tener crías a sus peores animales”.

 

Teoría que también defiende en su autobiografía, página 67:

(…) se me ocurrió leer por entretenimiento el ensayo de Malthus sobre la población y, como estaba bien preparado para apreciar la lucha por la existencia que por doquier se deduce de una observación larga y constante de los hábitos de animales y plantas, descubrí enseguida que bajo estas condiciones las variaciones favorables tenderían a preservarse y las desfavorables a ser destruidas”.

 

Interesante destacar:

“He llamado a este principio por el cual se conserva toda variación pequeña cuando es útil, selección natural, para marcar su relación con la facultad de selección del hombre. Pero la expresión, usada a menudo por Mr. Herbert Spencer, de que sobreviven los más idóneos, es más exacta y algunas veces igualmente conveniente.”

 

Más influencia de Spencer en El Origen de las Especies, capítulo 4:

“Llegará un día (…) en que las razas humanas civilizadas habrán exterminado y reemplazado a todas las salvajes por el mundo esparcidas (…) y entonces la laguna será aún más considerable porque no existirán eslabones intermedios entre la raza humana que prepondera en civilización, a saber: la raza caucásica, y una especie de mono inferior, por ejemplo, el papión; en tanto que en la actualidad sólo existe entre el negro y el gorila.”

b7418ce825ed00010b5e8fb0fdb314db--charles-darwin-freemasonry

 

 

 

 

 

 

 

Charles Darwin

 

En resumen, el darwinismo es el Malthusismo, con extractos de las conclusiones de Spencer, aplicado a la naturaleza; y se deduce que Malthus, Spencer y Darwin eran eugenistas en su definición (el término no estaba acuñado aún), siendo defensores de que una especie se perfecciona eliminando a los más débiles y desfavorecidos.

Y, por si queda alguna duda de que Darwin era un eugenista, vuelvo a remitiros a su libro El Origen del Hombre: “El negligente y escuálido irlandés, exento de ambiciones, se multiplica como los conejos; el frugal previsor escocés, respetuoso de sí mismo, severo en su moralidad, espiritual en su fe, cauto y disciplinado en su inteligencia, pasa sus mejores años en lucha para resolver su existencia futura, se casa tarde y deja pocos hijos”

“Los temerarios, los degradados y los miembros viciosos de la sociedad tienden a multiplicarse en proporción más rápida que los virtuosos y de buenas costumbres”

 

Si la teoría de Darwin se convirtió en la base oficial para explicar la evolución fue debido a un colonialismo en auge, como señala el biólogo austriaco Ludwig von Bertalanffy, quien, en el Simposio de Alpbach de 1968, definía que ser “proseleccionista” (a favor de la teoría darwinista de la selección natural) era como “morder el anzuelo, el sedal y la pesa de plomo de un dogma pseudo religioso o político. El hecho de que una teoría tan vaga, tan insuficientemente demostrable, tan ajena a los criterios que suelen aplicarse en las ciencias empíricas, se haya convertido en un dogma no es explicable si no es con argumentos sociológicos”.

Hay que añadir que, en estos años, muchos países occidentales estaban sufriendo un salvaje influjo migratorio que, sumado a la elevada natalidad de determinadas razas inmigrantes, generó miedo y rechazo en la población dominante (caucásica) que se veía reduciendo en número peligrosamente. En 1891, el distinguido sociólogo estadounidense Edward A. Ross, acuñaba el término suicidio racial” para definir lo que estaba ocurriendo.

El miedo al suicidio racial se extendió por varios continentes.

 

Sin embargo, la teoría darwinista se abrió paso gracias al apoyo de personas de poder como Thomas Henry Huxley, quien, junto al citado Herbert Spencer y otros colegas ilustrados de la época, conformaron el X Club, ejerciendo una gran influencia en el mundo científico, dando paso al MOVIMIENTO EUGENÉSICO.

Así, Francis Galton (1822-1911), primo de Darwin, gestaba el término “eugenesia” -del griego ευγενες, buen origen/buena raza- basándose en los principios de su primo combinados con las demás teorías y conceptos que hemos expuesto, fundando en 1907 la Sociedad Eugenésica Británica (hoy, Instituto Galton), estando ambos tan convencidos de que la mezcla de razas empeoraba la “pureza de la raza superior” que se casaron con sus propias primas.

 

Muchas teorías científicas serían empleadas para justificar la necesidad de frenar a cualquier precio la reproducción de los que llamarían débiles mentales (feebleminded), como pasó con la teoría de los guisantes de Mendel…

mendel.png

Aplicando la Ley de Mendel, los eugenistas concluyeron que si “p” es un defecto, siempre estará vigente en las mezclas genéticas.

 

…o con la rama de la biología evolutiva llamada Genética de Poblaciones o Genética Poblacional, que explica los fenómenos evolutivos basándose en la variación y distribución de la frecuencia alélica, y surge de la mano de Reginald Crundall Punnett (1875-1967), quien, al no entender por qué un alelo dominante no hace desaparecer a uno recesivo, le expuso su problema al matemático Godfrey Harold Hardy. Éste le elaboró una solución matemática elemental (p2 + 2pq + q2) = 1,donde p representa el alelo dominante, q el recesivo y (p + q = 1).

genetica poblacional

 

En palabras del eugenista Ernst Mayr (1904-2005), conocido como el Darwin del siglo XX, “los matemáticos demostraron convincentemente que incluso mutaciones con ventajas relativamente pequeñas eran favorecidas por la selección, y sus hallazgos ayudaron a superar varias objeciones a la selección natural”

Lo cual se confirma con el ejemplo dado pues Reginald C. Punnett, el matemático Ronald Fisher, Sewall Wright, John Burdon Sanderson Haldane, el economista John Maynard Keynes y Theodosius Dobzhansky fueron finalmente considerados los padres de la Genética de Poblaciones, orientando sus estudios hacia la causa eugenésica, siendo PunnettFisher y Keynes miembros fundadores de la Sociedad Eugenésica de la Universidad de Cambridge, junto con dos hijos de Charles Darwin, Horace y Francis.

Además, Dobzhansky publicaría el libro La Herencia y la Naturaleza de HombreLa selección natural ha de ser sustituida por la selección eugenésica artificial. Esta idea constituye el corazón sano de la eugenesia, la ciencia aplicada de la mejora humana.”

 


 

Al principio, las ideas de Galton apuntaban a lo que llamamos eugenesia positivaes decir, propiciar matrimonios entre gente de buena genética -incluso obligándolos por ley- para que continuaran naciendo humanos aptos. Pero, poco a poco fue cambiando su visión: «Por supuesto, no me propongo descuidar a los enfermos, los débiles o los desafortunados. Haría todo (…) por su comodidad y felicidad, pero exigiría algo proporcionado a la asistencia caritativa que reciben, es decir que, por medio del aislamiento o de alguna otra medida drástica pero adecuada, se debería poner fin a la reproducción de familias cuyos niños probablemente incluirían defectuosos”.

Finalmente, Galton reconocería en sus memorias el principal problema en el apoyo popular: la eugenesia sólo podría triunfar en una sociedad si era “uno de sus principios religiosos”. Los principios eugenésicos debían aplicarse como una doctrina de fe por la cual la gente debía creer en ellos aun sin entenderlos, para así aceptar medidas -como los matrimonios forzosos- en favor de la mejora de la raza, al igual que ocurría en todas las grandes religiones (judíos, cristianos, islamistas): «Es fácil dejar volar la imaginación con la suposición de una aceptación sincera de la eugenesia como religión nacional». 

Galton falleció sin poder imaginar cuán lejos llegaría su creación.

Tan sólo unos años después de su muerte, el famoso escritor socialista irlandés Bernard Shaw (1856-1950) afirmaba“Ahora ya no hay ninguna excusa sensata para negarse a hacer frente al hecho de que nada, salvo una religión eugenésica, puede salvar a nuestra civilización del destino que ha vencido a todas las civilizaciones anteriores (referencia a la degeneración racial como la culpable)”.

 

Sería el octavo hijo de Charles Darwin, Leonard (1850-1943), quien desarrollaría el concepto de eugenesia negativala prohibición de reproducirse a los considerados inferiores (esterilización forzosa); término que acabó ampliándose hasta abarcar el aborto, la eutanasia y el infanticidio.

Así, en 1912, nace en Londres, el Comité Internacional de Eugenesia (negativa) -con Leonard Darwin como presidente- al que acudieron 400 representantes de Bélgica, Inglaterra, Francia, Alemania, Italia, Japón, España, Noruega y Estados Unidos. Asistía incluso Winston Churchill, quien, en representación del rey de Inglaterra, ocupó el puesto de vicepresidente del comité.

Por su parte, los estadounidenses asistieron por invitación oficial directa del Secretario de Estado estadounidense, Philander Chase Knox, quien previamente había trabajado para el señor Andrew Carnegie (Instituto Carnegie), siendo -en palabras del señor Carnegie- “el mejor abogado que jamás he tenido”.

Un año después, en París, la organización fue renombrada Comité Internacional de Eugenesia Permanente.

 

El segundo congreso tendría que esperar hasta el fin de la Primera Guerra Mundial, celebrándose en 1921 en el Museo de Historia Natural de Nueva York, con el director del museo, Henry Fairfield Osborn, como presidente, y Alexander Graham Bell (a quien se le atribuye la invención del teléfono) como presidente honorífico, asistiendo el Secretario de Comercio y el futuro presidente de Estados Unidos, Herbert Hoover.

plano museo historia natural

Plano de la exhibición del Congreso.

 

A este segundo congreso acudieron representantes de Bélgica, Checoslovaquia, Dinamarca, Francia, Gran Bretaña, Italia, Países Bajos, Noruega, Suecia, Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Cuba, México, Venezuela, Australia, Nueva Zelanda y Estados Unidos. Alemania se negó a asistir por sus conflictos internacionales -sobre todo con Francia-, pero su relación con los eugenistas estadounidenses y suecos no cesó.

La financiación para este evento llegó de la mano de la Sociedad Eugenésica Británica -creada por Galton-, el Instituto Carnegie, la Sra. Harriman (viuda del magnate de los ferrocarriles), la Fundación para la Mejora de la Raza del doctor John Kellogg (hermano de Kellogg, el de los cereales), y Cleveland H. Dodge (asesor del presidente estadounidense Woodrow Wilson).

darwin y galton tercer congreso internacional

Bustos de Charles Darwin y Francis Galton colocados en la exhibición.

 

Debido al éxito, en 1925 el Comité se convierte en la Federación Internacional de Organizaciones Eugénicas (por sus siglas en inglés, IFEO), anexionándose la Sociedad Eugenésica Británica creada por Galton, y tomando el relevo de la presidencia el estadounidense Charles Davenport.

Ahora colaboraban activamente países de todos los continentes, a excepción de los más católicos (América del Sur y Central, Portugal, Francia e Italia), que se opusieron a la eugenesia negativa y que, a pesar de los intentos de la Federación por atraerles -llegando a organizar una reunión en la Italia de Mussolini, en 1929, a la que acudieron representantes suecos, noruegos, holandeses, ingleses, alemanes y estadounidenses-, no cedieron, optando por formar su propia Federación Internacional de Eugenesia Latina, basada en la eugenesia positiva (incitar/favorecer matrimonios y nacimientos de las razas deseadas), celebrando su primer encuentro en 1935, con la asistencia de representantes de Argentina, Brasil, Francia, México, Portugal, Rumania y las partes francesa e italiana de Suiza.

España se sumaría a este movimiento con la llegada de Franco, pues la Segunda República había defendido y aplicado medidas de la eugenesia negativa (lo veremos más adelante).

 

En 1932, la IFEO (Federación Internacional de Organizaciones Eugénicas) celebra su tercer encuentro nuevamente en el Museo de Historia Natural, con Leonard Darwin como presidente honorífico.

congreso internacional presidentes y francis galton

Francis Galton, como fundador de la ciencia eugenista, y los tres primeros presidentes de la IFEO: Leonard Darwin, Henry Fairfield Osborn y Charles Davenport.

 

New york times se hace eco del tercer congreso

El New York Times se hace eco del congreso.

 

tercer congreso internacional en museo historia natural

Anuncio del III Congreso de la IFEO.

 

tercer congreso internacional en museo historia natural declive de la raza en el congreso, senado EEUU

Expuesto en el Congreso: Análisis racial de los senadores de Estados Unidos mostrando el declive de la pureza.

 

El Museo de Historia Natural albergaría muchos otros mítines y encuentros relacionados con la eugenesia dado que la dirección del mismo estaba íntimamente relacionada con el movimiento, como su tesorero Madison Grant (1865-1937), autor del libroLa Desaparición de la Gran Raza, donde señalaba los orígenes arios de la raza nórdica defendiendo que “eran los hombres blancos por excelencia”, y la aplicación de la eugenesia en todas sus opciones pues “la equivocada consideración de lo que se cree que son leyes divinas, y una creencia sentimental en la santidad de la vida humana, tienden a prevenir tanto la eliminación de bebés defectuosos como la esterilización de adultos que no tienen ningún valor para la comunidad. Las leyes de la naturaleza requieren la eliminación de lo inadecuado, y la vida humana es valiosa solo cuando es útil para la comunidad o raza”.

American Eugenic Society 3 annual meeting 1928

Anuncio de distintos mítines eugenistas en el museo.

 

En 1924, Madison Grant, el presidente de la IFEO, Charles Davenport, y el secretario ejecutivo de la Sociedad Eugénica Estadounidense, Leon Whitney, se congratulaban por las cartas llegadas de Alemania de un activista que acababa de cumplir condena acusado de disturbios públicos por protestas a favor de la eugenesia; en ellas les mostraba su admiración por su trabajo. Concretamente, agradecía a Grant su libro, describiéndolo como “su biblia”.

Su nombre era Adolf Hitler.

carta de davenport a leon en papel carnegie

Carta de Davenport a Whitney, escrita en papel del Instituto Carnegie.

 

Posteriores congresos de la Federación Internacional de Organizaciones Eugénicas albergarían asistentes de Japón, Austria, Hungría, Estonia, Sudáfrica (apartheid), Suiza, Rumanía, Finlandia, Letonia, Eslovenia, Grecia, República Checa, Chipre, Filipinas, Bolivia, Chile, Guatemala, Haití, Uruguay, Indonesia, China, India, Egipto, Irán, Malasia, Singapur, Uzbekistán, Corea, Rwanda, Namibia, Kenia, Tanzania, Burundi, Islandia, etc.

 

CAPÍTULO 2. Reino Unido: la creación de una ciencia.

 

“Una parte de la política eugenésica nos llevaría finalmente a un uso extensivo de la cámara letal. Una gran cantidad de personas tendrían que dejar de existir simplemente porque malgastan el tiempo de otras personas en cuidarlas”Bernard Shaw (1856-1950), político marxista militante del Partido Laboralista.

 

Como hemos dicho, la primera sociedad eugenista nace en Reino Unido, en 1907, de la mano del primo de Charles Darwin, Francis Galton, con un deseo eugenésico positivo. Su meta era sencilla: “promover la enseñanza y comprensión de la eugenesia en el hogar, el colegio y otros sitios”.

El señor Galton presidió la Sociedad Eugenésica Británica (SEB) hasta su muerte, en 1911, sucediéndole su sobrino, Leonard Darwin, cambiando las ideas de la sociedad en dirección a una eugenesia negativa. Posteriormente, la presidiría Julian Sorell Huxley, nieto del miembro del X Club que patrocinó la teoría darwinista, Thomas Henry Huxley.

Julian Huxley es un personaje muy interesante. Si analizamos sus pasos cronológicamente, fue:

  • Vicepresidente de la Sociedad Eugenésica Británica (1937-1944).
  • Primer Director General de la UNESCO -Organización de las NACIONES UNIDAS para la educación, la ciencia y la cultura- (1946-1947).
  • Presidente de la Sociedad Eugenésica Británica (1959-1962).
  • Director de la Asociación por la Reforma de la Ley del Aborto.
  • Líder de la Asociación Nacional Británica de la Salud Mental.
  • Miembro del comité ejecutivo de la Sociedad Eutanásica.

Pero, mientras apoyaba la esterilización, el aborto y la eutanasia forzosa en seres humanos, fue:

  • Secretario de la Sociedad Zoológica de Londres.
  • Fundador del Fondo Mundial para la Naturaleza, más conocido por sus siglas en inglés: WWF.WWF

 

En 1927, Huxley inventó la palabra transhumanismo: creía en la mejora del ser humano a base de ciencia -incluida la eugenesia- y añadidos tecnológicos, superando así las limitaciones biológicas para volverse más que humanos. 

(Dante ya había usado la expresión “transhumanar” en la Divina Comedia).

transhumanismo

 

Volviendo a la Sociedad Eugenésica Británica (SEB), otros miembros destacados fueron Winston Churchill, el escritor H. G. Wells (La máquina del tiempo, La guerra de los mundos, El hombre invisible…) o la feminista Marie Stopes, famosa por su lucha en pro del control de la natalidad a la par que era totalmente contraria al aborto, argumentando que lo que se había de procurar era prevenir el embarazo.

Stopes abrió la primera clínica de control de la natalidad británica tras haber fundado la Sociedad para un Control Útil  de la Natalidad y del Progreso Racial (1921), “para contrarrestar el constante mal -que durante tantos años ha estado creciendo- de la reducción de la tasa de natalidad de los miembros ahorradores, sabios, satisfechos y sanos de nuestra comunidad, y la crianza imprudente de los (…) débiles mentales, que están aumentando proporcionalmente en nuestra comunidad (…) Las estadísticas muestran que cada año la tasa de natalidad del peor extremo de nuestra sociedad aumenta en relación a la tasa de natalidad del mejor extremo. Fue para tratar de corregir este peligro social tan grave que me embarqué en este trabajo”.

Hoy su clínica se ha convertido en una ONG internacional que, en su nombre, práctica abortos en distintos países del mundo. Lo único que no ha cambiado es el sector de la sociedad a quien atiende: los pobres.

 


 

Más allá de las luchas y méritos individuales de los miembros de la sociedad, la SEB participó activamente en las leyes relativas a la causa que se fueron instaurando en el país, como el Acta de Deficiencia Mental de 1913, que permitía la segregación de aquellos clasificados como débiles mentales.

Hay que decir que este acta sólo era una mejora del que ya existía, el Acta de Idiotas de 1886. Básicamente el acta del 86 contemplaba idiotas e imbéciles, y el de 1913 añadía débiles y defectuosos mentales, y moralmente imbéciles.

 

En 1929, el gobierno británico publicaba el Informe Wood, describiendo como dementes a lo que los eugenistas llamaban “el grupo social problemático”, añadiendo a la lista a “epilépticos, mendigos, delincuentes (especialmente los reincidentes), desempleados, los típicos habitantes de barrios bajos, prostitutas, alcohólicos y otros sin habilidades sociales”; calculando que representaban al 10% de la población (unos 4 millones de personas).

El informe daba la razón a los eugenistas sobre el declive de la sociedad, al afirmar que la deficiencia mental estaba aumentando, habiéndose duplicado desde 1908. En 1932, el Ministerio de Salud creaba el Comité Brock para que estudiara estos datos, concluyendo con la certificación de los mismos, y dando su aprobación para aplicar la esterilización. Ciegos y sordos fueron incluidos en estos grupos.

 

Los ideales eugenistas se extendieron rápidamente por todas las grandes mentes del siglo pasado, encontrando partidarios tan destacados como Sir Francis Crick -uno de los descubridores de la estructura molecular del ADN-, quien, si bien no formó parte de ninguna sociedad, escribió múltiples cartas en las que dejó constancia de su opinión. Por ejemplo, al eugenista americano Bernard D. Davis, a quien escribió felicitándole por su artículo Amenaza y promesa de la ingeniería genética, expresándose así:

“En primer lugar, creo que las personas que tienen gemelos, en especial gemelos idénticos, deben ser fuertemente alentados, tal vez con un incentivo financiero, para que dé uno de ellos en adopción (…) por el bien de la sociedad (…) Mi otra sugerencia es un intento de resolver el problema de las personas irresponsables, y especialmente aquellas que están escasamente dotadas genéticamente y tienen un gran número de niños innecesarios. Debido a su irresponsabilidad, me parece que para ellos la esterilización es la única respuesta y lo haría mediante sobornos (…) en la India, los sobornos son el pan nuestro de cada día, y parece que los acepta mucha gente”.

 

Entre 1930 y 1936, la campaña por la eugenesia creció tanto que parecía que de un momento a otro se haría ley todo lo que implicaba, llegando a ser sometida a votación por el partido laboralista (aunque con oposición dentro del mismo partido). Al 100%, sólo se les oponía la Iglesia Católica, pero en el último momento perdieron la votación pues tanto el partido laboralista como el conservador temían las próximas elecciones. Y, finalmente, el partido socialista también se retractó en su apoyo, preocupado por la importancia que le daban los nazis.

A pesar de esta derrota, el movimiento no cesó. En 1937, el padre de la economía progresista, John Maynard Keynes (Keynesianismo), se convertía en director de la SEB, dando la conferencia Algunas Consecuencias de una Población en Declive. Keynes había sido el administrador de la Sociedad Eugenésica de la Universidad de Cambridge desde su creación.

Keynes definía la eugenesia como “la rama más importante y significante de la sociología”.

 

Medidas como la esterilización continuaron practicándose discretamente al menos hasta antes de la Segunda Guerra Mundial, estando el Acta de Deficiencia Mental vigente hasta 1959, llegando a costar el aislamiento a 65.000 personas a la vez -que no en total– en su momento de máximo apogeo.

De igual forma, la Sociedad Eugenésica Británica no cambió su nombre hasta 1989, cuando pasó a llamarse Instituto Galton, aunque ha continuado acogiendo charlas y conferencias pro eugenistas.

El historiador John Welshman, en su libro Underclass: a history of the excluded, 1800-2000, realizó un estudio exhaustivo de los actos llevados a cabo por Sanidad en Leicester, demostrando que la jerarquía de la salud estaba basada en las consideraciones de los eugenistas, recogiendo testimonios como el del cirujano Charles John Bond, quien, en una conferencia del Comité para la Legalización de la Esterilización Eugenésica en 1932, describió “casos ilustrativos… en el que personas ciegas e individuos que sufrían otros defectos hereditarios habían sido sometidos a esterilización voluntaria con resultados satisfactorios”. Un representante del Hospital Mental de Leicester y del Comité de Sanidad alabó el coraje y la determinación del doctor Bond con respecto a su “trabajo pionero”.

Años después, sería el prestigioso psiquiatra, Carlos Paton Blacker, quien escribiría: “la esterilización con motivos eugenésicos se ha realizado en este país ocasionalmente, sin ningún contratiempo”.

 


 

Hemos hablado del aborto y la esterilización, pero la eugenesia también se apoyaba en la idea de la eutanasia aplicada.

Todos hemos oído hablar de los nazis y las llamadas “habitaciones de la muerte” o “cámaras letales”.

El término nace en Inglaterra -lethal chamber-, en 1880, patentado por el Dr. Benjamin Ward Richardson, como forma “indolora de acabar con la vida de los animales inferiores”, es decir, perros y gatos callejeros, comenzando a aplicarse en 1884, extendiéndose rápidamente por toda Europa y América.

Poco a poco, algunos eugenistas comenzaron a hacerse eco del concepto. En 1905, el escritor socialista británico Eden Paul declaraba que la sociedad debía protegerse de “engendradores de acciones antisociales que dañarían a las generaciones venideras. Si [la sociedad] rechaza la cámara letal, ¿qué otra alternativa puede idear el estado socialista?»

En 1906 el debate sobre la ética de la eutanasia estaba servido en Inglaterra, y para 1910 ya se hablaba de ello en conferencias“Una parte de la política eugenésica nos llevaría finalmente a un uso extensivo de la cámara letal. Una gran cantidad de personas tendrían que dejar de existir simplemente porque malgastan el tiempo de otras personas en cuidarlas”George Bernard Shaw.

En 1908, el escritor David Herbert Lawrence le escribía una carta a su amiga, la feminista Blanche Jennings, donde le decía: “Si lo hiciera a mi manera, construiría una cámara letal tan grande como el Crystal Palace, con una banda militar tocando dulcemente y un cinematógrafo trabajando sin parar; luego, saldría por las calles secundarias y principales y los traería, a todos los enfermos, cojos y mutilados; los guiaría tranquilamente, y ellos me dedicarían una cansada sonrisa de agradecimiento; y la banda entonaría suavemente el ‘Coro de Aleluya’.”

En la edición de 1947 de Libro de Texto sobre la Deficiencia Mental, con la Segunda Guerra Mundial acabada, su autor Arthur F. Tredgold, miembro de la Sociedad de Educación Eugenésica británica así como de la Comisión Brock para la Deficiencia Mental, corregía uno de sus párrafos concluyendo que, para los alrededor de 80.000 imbéciles e idiotas de Inglaterra, “sería un procedimiento económico y humano si su existencia terminara sin dolor (…) Ha llegado el momento en que debería permitirse la eutanasia…”.

No he podido confirmar si llegó a aplicarse la eutanasia en Reino Unido… claro que muchos informes de centros para débiles mentales “desaparecieron” tras la Segunda Guerra Mundial.

 


 

Otra parte esencial del movimiento fue su intrínseca relación con el feminismo.

Si bien en el pensamiento de Darwin y de su primo Galton el papel de las mujeres era el de meras “amamantadoras”, con el tiempo los científicos fueron dándoles un mayor rol a la hora de transferir “el ingenio” del padre al hijo, evolucionando hasta convertirse en seres vitales como “madres de la raza”, llegando a ser consideradas -en boca del eugenista británico Caleb Saleeby- “el órgano de la naturaleza supremo para el futuro”, estableciendo la base de lo que el mismo Saleeby llamó “eugenesia feminista”.

madre de la raza

 

Todo esto posicionó a la mayoría de feministas en favor del movimiento eugenista, con excepción evidente de las feministas católicas que se mantuvieron en contra. Así, los derechos de la mujer se consiguieron por sus vínculos con el movimiento eugenésico, dado que comenzó a asumirse que no era posible una mejora racial sin la elevación de la mujer.

Esto nos lleva al sufragio femenino: Las mujeres necesitaban actuar como ciudadanas de pleno derecho con acceso a cualquier posición (laboral y política) que garantizase la lucha por las mejoras dirigidas hacia esa gran raza que iban a gestar, pues los eugenistas -hombres o mujeres- coincidían en que la “madre” es la que sabe lo que es mejor para un hijo; y estas madres sabían que las civilizaciones viciadas y corruptas debían ser limpiadas mental, moral, social y “racialmente”.

Ya iréis viendo que no tiene nada de novedoso que el feminismo abogue por abortar sin restricciones, y sobre todo aplicado a los bebés con síndrome de down, autismo, malformaciones, etc.

 

CAPÍTULO 3. Canadá: Del genocidio al multiculturalismo.

 

Los dos objetivos principales del sistema escolar residencial eran eliminar y aislar a los niños de la influencia de sus hogares, familias, tradiciones y culturas, y hacerlos asimilar la cultura dominante. Estos objetivos se basaban en la suposición de que las culturas aborígenes y sus creencias espirituales eran inferiores y desiguales”, Primer Ministro Canadiense Stephen Harper, 2008.

 

En 1876 se establece la ley federal para regular todo lo concerniente a los nativos canadienses, conocida como el Acta de los Indiosresultando en una forma legal de aplicar principios eugenésicos a los mismos como se aprecia en el párrafo 12(1)(b), que estipula que a las mujeres aborígenes que se casasen con hombres no-aborígenes (y cualquier hijo que tuvieran) se les negaría el estatus legal de nativa, es decir, perderían la identidad que le correspondía por derecho de nacimiento. Por el contrario, si un hombre aborigen se casara con una mujer no-aborigen conservaría su identidad legal de nativo, siendo extensible a su esposa e hijos.

Esto generaba que las mujeres aborígenes rechazaran unirse a hombres de otras razas, pues no querían renunciar a su identidad. Y de hacerlo, garantizaba que los hijos serían educados en la cultura canadiense y no en la nativa. Lo mismo ocurría al contrario, una mujer canadiense no quería renunciar a su cultura e identidad para verse forzada a integrarse en la nativa. De esta forma, se potenciaba el ya existente rechazo a mezclarse con otras razas.

Tras más de cien años vigente, en 1985 el Acta de los Indios sería abolida con la enmienda Bill C-31.

 

No fue la única forma en la que Canadá intentó socavar la cultura nativa: también crearon un sistema educativo que exigía que los hijos de los indios vivieran en residencias escolares mientras durase su educación -años-, siendo castigados brutalmente si hacían referencias a sus tradiciones, lenguas nativas, cultura… los abusos fueron tales que hubo niños que se suicidaron o fueron asesinados de una paliza.

En 2008, el primer ministro canadiense, Stephen Harper, se disculpaba con los aborígenes admitiendo lo horrible del sistema de las residencias escolares, calificadas hoy de genocidio cultural:

 “Los dos objetivos principales del sistema escolar residencial eran eliminar y aislar a los niños de la influencia de sus hogares, familias, tradiciones y culturas, y hacerlos asimilar la cultura dominante. Estos objetivos se basaban en la suposición de que las culturas aborígenes y sus creencias espirituales eran inferiores y desiguales. De hecho, algunos buscaban, como se dijo infamemente, «matar al indio en el niño». Hoy reconocemos que esta política de asimilación fue errónea, causó un gran daño y no tiene cabida en nuestro país.”

Y este mismo junio de 2019, se dio por finalizada una investigación nacional respecto al trato que los nativos han continuado recibiendo en pleno siglo XXI, cuyo informe califica de “genocidio canadiense” la desaparición y muerte de miles de mujeres y niñas indígenas.

El actual Primer Ministro, Justin Trudeau, inició esta investigación bajo la promesa de “una completa renovación” de su relación con los nativos canadienses. Sin embargo, la Comisión no tenía autorización para indagar en casos policiales aún abiertos, por lo que se duda de la transparencia del gobierno en cuanto a la información obtenida.

La real policía montada de Canadá habla de 1.181 niñas y mujeres indígenas desaparecidas o asesinadas entre 1980 y 2012, aunque la Comisión asegura que son muchas más porque miles jamás fueron registradas. Aparecieron tantos cadáveres en la autopista en British Columbia que la llaman “la autopista de las lágrimas”.

 

Otros ejemplos de ideas eugenistas aplicadas los encontramos en el Consejo para Refugiados que, desde 1855 hasta 1960, concedió asilo o permiso en función de la raza o etnia en lugar de los méritos o necesidades del solicitante, habiendo una clara preferencia por europeos del norte y británicos frente a los europeos del centro o del sur y los “negros o razas asiáticas”. En el Decreto Ley de 1911 encontramos especificaciones del tipo: “…cualquier inmigrante perteneciente a la raza negra, que se considera inadecuado para el clima y los requisitos de Canadá». (Los refugiados climáticos no eran bien vistos por aquel entonces).

Canada decreto ley negros

 

Así mismo, Actas como la de 1906 prohibían la entrada “a epilépticos, locos, individuos con problemas de visión, habla y oído, aquellos con enfermedades contagiosas, y también a los indigentes, pobres y cualquiera que pudiera convertirse en una carga pública… los culpables de crímenes depravados, prostitutas y cualquiera relacionado con el negocio de la prostitución.”

 

Un año antes, el psiquiatra y director médico del Comité Nacional Canadiense para la Salud Mental, Charles Kirk Clarke, expresaba su preocupación acerca de la cantidad de “enfermos mentales” que llegaban entre los inmigrantes, ante la clase política, teniendo la sensación de que Europa se estaba “purgando” mandando ese tipo de personas a Canadá. Llegó a escribir una novela en la que vinculaba la relación entre la inmigración y las enfermedades hereditarias: Los amables idiotas.

Sus estudios dieron lugar al Acta de Inmigración de 1919, que ampliaba la lista de “indeseables” añadiendo a los analfabetos, los individuos con «inferioridad psicopática crónica», las personas con alcoholismo crónico, los que padecían tuberculosis, y cualquier persona con certificación de tara mental o física.

descarga

 

Llegaron a incluirse enmiendas por las que se podía descartar a inmigrantes por considerárseles incompatibles con las «condiciones climáticas, industriales, sociales y educativas, laborales u otras condiciones o requisitos de Canadá«, debido a sus «costumbres, hábitos, modos de vida y métodos peculiares de poseer propiedades, y debido a su probable incapacidad para integrarse fácilmente».

Esta revisión se usó para evitar que Dujobories, Menonitas y Huteritas (pueblos cristianos europeos muy tradicionales y pacíficos – parecidos a los Amish) se instalaran en Canadá.

 

Hubo otras grandes figuras que abogaron por la eugenesia sin restricciones, como James Shaver Woodsworth, precursor y líder de la Cooperativa de la Federación de la Commonwealth, movimiento socialista demócrata que posteriormente se convertiría en el Nuevo Partido Demócrata. En 1909, publicaba Extraños a nuestras puertas, clasificando las razas por su capacidad de integración, con un prólogo que dice así: “este pequeño libro es un intento de presentar la abigarrada multitud de inmigrantes a nuestro pueblo canadiense, y mostrar a nuestros jóvenes algunos de los problemas relativos a la población con los que deberemos lidiar en un futuro muy cercano».

 

Pero sería una feminista, la doctora Helen MacMurphy, la que en 1906 se convertiría en la Inspectora de los Débiles Mentales y en Presidenta del Departamento Federal de Salud Infantil. De su mano, el Consejo Nacional de Mujeres avaló la esterilización como una forma de evitar que las madres “llenaran las cunas con bebés degenerados”.

En sus ideales eugenésicos feministas pensaba que “estas mujeres de mente débil son sexualmente anormales, víctimas de la sexualidad masculina, cuyos hijos ilegítimos a su vez victimizan a la sociedad con su composición genética inferior”, y advirtió sobre “las nefastas consecuencias de permitir que continúe la alarmante tasa elevada de reproducción entre este grupo degenerado”; por ello muchas madres solteras fueron puestas bajo su cuidado, quitándoles a sus hijos.

MacMurphy fue nombrada Comandante de la Orden del Imperio Británico, ocupando un puesto entre las 10 mujeres facultativas más influyentes de occidente, a la par que se la consideraba la más prominente promotora de la eugenesia en Canadá. La Enciclopedia Canadiense dice sobre ella“hizo más que ninguna otra persona por seducir a los canadienses sobre la necesidad de la eugenesia”.

Junto a Charles Kirk Clarke, MacMurphy fundó el Comité Nacional Canadiense para la Salud Mental, que ya hemos visto que fue el responsable del Acta de Inmigración de 1919, desde donde se abogaba por la implantación de medidas eugenésicas, redactando un conjunto de 16 panfletos –The Blue Books– orientados en esa dirección.

En 2012, en Ottawa, ceremonia mediante, se presentaba una placa conmemorativa en honor de MacMurphy, destacándola como una persona de interés histórico nacional.

placa helen

 

Aunque no sería la primera feminista eugenista en Canadá… ni la última: Nellie L. McClung, quien ayudó a conseguir el voto federal para la mujer, recogió en su libro “Tiempos como estos” sus propios discursos y charlas, destacando el manifiesto para el sufragio femenino y el feminismo basado en los principios eugenistas.

McClung junto con Emily Murphy (primera mujer magistrada), Irene Parlby (Presidenta de Agricultoras Unidas), Henrietta Muir Edwards (presidenta del Consejo Nacional de Mujeres) y Louise McKinney (primera mujer en jurar su cargo ante la Asamblea Legislativa), eran conocidas como Las Cinco Famosas. Y las cinco eran feministas eugenistas.

1349623029

 

Juntas promovieron el Acta de Esterilización Sexual de Alberta (1928) -así como su Enmienda en 1937, para eliminar la necesidad de consentimiento- por la cual se creó la llamada Junta Eugenésica, que actuó desde 1929 hasta 1972, siendo sus miembros los encargados de autorizar la esterilización de individuos, aprobando 4.739 casos de los que 2.834 personas resultaron esterilizadas, la mayoría socialmente vulnerables (mujeres, niños, parados, gente del ámbito rural, solteros, personas en centros estatales, cristianos ortodoxos y católicos, ucranianos, nativos, etc.), con edades comprendidas entre los 20 y los 24 años.

Los 4 miembros que compusieron dicha junta -los doctores E. Pope, E.G. Mason y John M. MacEachran, y la señorita Jean H. Field- continuaron presionando para aumentar el número de esterilizaciones hasta que, en 1942, se aplicó una enmienda a dicha ley añadiendo la neurosífilis, la epilepsia, el Huntington y el Alzheimer a la lista de enfermedades cuyos pacientes podían ser sometidos a esterilización.

Estas esterilizaciones eran llevadas a cabo mediante vasectomías, ligaduras de trompas, orquidectomías (extirpar los testículos), ovariotomías (extirpar los ovarios) o histerectomías (extirpar el útero), lo cual era uno de los requisitos obligatorios para salir de un centro psiquiátrico.

Destacar que hubo falsos diagnósticos de enfermedades mentales para poder usarlos como excusa para esterilizar a “gente no deseada”, sobre todo contra los nativos.

 

En 1995, Leilani Marie Scorah denunció al gobierno de Alberta por haberla esterilizado: Siendo niña, fue víctima de abusos hasta que su madre se deshizo de ella internándola en la Escuela Provincial de Entrenamiento para Defectuosos Mentales. Allí la admitieron sin hacerle ninguna prueba para ver si de verdad tenía algún problema mental; eso sí, previa autorización materna para esterilizarla. Más tarde, las pruebas demostraron que era completamente normal pero ya la habían esterilizado durante una apendectomía.

La juez condenó al gobierno a indemnizar a Scorah con 1 millón de dólares tras un juicio en el que se demostró que el hecho de que fuera católica de ascendencia polaco-irlandesa tuvo mucho que ver para ser esterilizada.

A raíz de este caso, la provincia de Alberta enfrentó cientos de demandas similares, por lo que el gobierno presentó un proyecto de ley (Bill 26) para imponer un tope de 150.000 dólares en indemnizaciones, haciendo que todo el país saliera a las calles a protestar, consiguiendo que el proyecto se retirase; hecho que fue calificado por The Edmonton Journal como “una lección de 24 horas sobre los derechos humanos básicos”.

Sería en 1972 cuando el Partido Conservador, liderado por Peter Lougheed, disolvería la Junta Eugenésica y revocaría la ley.

 

Otras feministas que apoyaron y lucharon por la eugenesia fueron:

  • La doctora Emily Stowe, fundadora y presidenta de la Asociación de Mujeres Dominantes Emancipadas (DWEA, 1889), quien junto con su colega, la doctora Amelia Yeomans, eran defensoras de “una inmigración estricta y políticas eugenistas”.
  • Carrie Derick, primera mujer profesora en una universidad canadiense, fundadora del departamento de genética de la Universidad McGill y presidenta de la Asociación de Sufragio de Montreal, quien decía: “abogar por la segregación y esterilización de los débiles, junto con las políticas restrictivas de inmigración, son las únicas garantías de pureza racial”.
  • Helen Gregory MacGill, una de las primeras mujeres magistradas de Canadá y que fue abogada defensora de la “sanidad mental”, el movimiento eugenésico para la erradicación de aquellos con características disgénicas.

 


 

Se estima que 30.000 personas fueron esterilizadas contra su voluntad solamente entre Alberta y la Columbia Británica. Esta última aprobó su propia ley eugenésica en 1933, pero es imposible saber cuántas esterilizaciones se realizaron porque los registros se han perdido o han sido destruidos.

Todo esto cambió gradualmente a partir de 1971, con la llegada de la Política Canadiense de Multiculturalismo de la mano del Primer Ministro Pierre Trudeau -el padre del actual Primer Ministro canadiense Justin Trudeau-, dejando claro que una sola cultura no definía Canadá en su discurso en la Cámara de los Comunes Canadiense, y que el gobierno defendería “la aceptación de otras comunidades culturales, que también eran elementos esenciales de Canadá”, implementando un política de multiculturalidad, promoviendo el respeto por la diversidad cultural, y garantizando a los grupos étnicos el derecho a preservar y desarrollar sus propias culturas en la sociedad canadiense.

MAC21_TRUDEAU01-290x290

Pierre Trudeau.

 

Estas ideas vinieron inspiradas por la Comisión Real para el Bilingüismo y el Biculturalismo (Comisión Bi y Bi), creada en 1963 por el -también socialista- Primer Ministro Lester B. Pearson. La propia Enciclopedia Canadiense la describe como una de las comisiones más influyentes en la historia del país, aunque sólo existió entre el 63 y el 69, y su labor debía ser simplemente potenciar y facilitar la convivencia entre el francés y el inglés.

 

También bajo el mandato de Trudeau llegaba el Acta de Inmigración de 1976, incluyendo la reunificación familiar y la no-discriminación, y definiendo el concepto refugiado como algo distinto al inmigrante, de acuerdo con la definición de las Naciones Unidas, comprometiendo a Canadá en sus obligaciones legales para con la organización internacional.

Y en 1988 llegaba el Acta Canadiense de Multiculturalismo, esta vez de la mano del conservador Brian Mulroney (el mismo que firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte que incluye a Canadá, México y Estados Unidos -NAFTA).

Con este Acta, Mulroney ampliaba el marco de la Política Canadiense de Multiculturalismo, incluyendo a la inmigración creciente proveniente de Asia, África y Oriente Medio. Aquí comenzaba la lucha contra la discriminación y las campañas para animar a la población a la diversidad (mezclarse).

Este Acta convirtió a Canadá en el primer país del mundo en aprobar una ley nacional sobre el multiculturalismo pero, como bien sabemos, no sería el último…

 

CAPÍTULO 4. España: Negativa en democracia, Positiva en dictadura, pero eugenista al fin y al cabo.

 

“Nadie debe aventurarse en el maravilloso albur de tener hijos sin reunir el mínimo de posibilidades biológicas… de que los hijos se puedan criar dignamente… Quien no está suficientemente sano no se debe casar… evitar la insensatez, inculcando, a tiempo, en la cabeza de los jóvenes que si no tienen salud no deben tener hijos, no tienen el derecho de tenerlos”, doctor Gregorio Marañón (1887-1960), Ensayos sobre la Vida Sexual, Obras Completas VIII.

 

España formó parte del movimiento eugenista desde el principio.

Tras el tratado de París de 1898, por el cual España se vio obligada a conceder la independencia a Cuba, así como a entregar Guam, Filipinas y Puerto Rico a los estadounidenses, un sentimiento -ya floreciente- terminó de arraigarse en los intelectuales del país: el regeneracionismo.

Dicho movimiento culpaba de los males que asolaban al país al atraso, la corrupción, la miseria, el analfabetismo, etc… pero también a la degeneración racial; y en su lucha participaron ideólogos de todos los colores, desde la extrema izquierda hasta la extrema derecha, desde pro monárquicos hasta republicanos.

 

En 1902, llegaba a España el libro Degeneración (Entartung), escrito por el cofundador de la Organización Sionista Mundial, Max Nordau, juzgando el fin del siglo XIX como degenerado y decadente, ejerciendo tal influencia sobre el pensamiento de la élite española que es ahí cuando nace el concepto de regeneración sobre dicha degeneración.

Dos años después, era el doctor progresista español, Enrique Diego-Madrazo, quien, a través de su publicación Cultivo de la Especie Humana: Herencia y Educación, uniría definitivamente la eugenesia y la regeneración, hablando de crear un centro para la “promoción de la raza” donde catalogar a la población por sus “genes” y así poder deshacerse de los no-aptos mediante medidas como la esterilización e incluso la eutanasia (eugenesia negativa), mientras abogaba por potenciar la reproducción de los aptos (eugenesia positiva).

Sobre los gitanos escribió: “Tenemos un ejemplo de la tiranía de las leyes hereditarias en lo que fatalmente se repite dentro de la raza gitana (…) De capacidad craneana reducida (…) sucios y desgreñados, holgazanes y traidores, falsos y ladrones, se aman entre ellos de modo rudimentario muy próximo al olvido, y odian a los otros hombres. Sin hogar ni verdaderos lazos familiares, ni cohesión moral, no los une más que la rapacidad y vivir malditos fuera de la ley (…) y su alma de prehistórico salvaje se solaza con tal proceder de la vida (…) No nos alcanzará el sosiego ni podremos vivir tranquilos mientras esa maldita raza se halle infiltrada en nuestras entrañas (…) Hay que señalar la trascendental importancia de este problema, que tiene que terminar infaliblemente con la expulsión o destrucción de ese pueblo. 

Madrazo publicaría diversos libros abogando por la eugenesia, como Obras de Teatro sobre el Cultivo de la Especie Humana, libro cuyo prólogo escribió su amigo y asimismo eugenista, Benito Pérez Galdós.

 

En 1912, España participa en el Comité Internacional de Eugenesia negativa de Londres, siendo el catedrático de medicina, Ignacio Valentí Vivó, uno de sus representantes, titulando su exponencia: “La historia de una familia sana y saludable, que presenta longevidad, en Cataluña”. Dos años antes, había publicado “Eugenesia y Biometría”.

De hecho, el movimiento eugenista tuvo una gran relevancia en Cataluña, siendo el gobierno de Josep Tarradellas el primero en aprobar un ley de aborto el (atentos al día y al mes) 25 de diciembre de 1936. Las razones para admitir la interrupción del embarazo eran “la causa terapéutica (enfermedad física o mental contraindicadora del parto) y la causa eugénica (incesto paterno o taras que podrían transmitirse al futuro ser)”.

cataluña aborto

Revista Mundo Gráfico. 12 de mayo de 1937.

 

En 1918, nace el Instituto de Medicina Social con el Ministro de Gobernación, Manuel Burgos Mazo, y el doctor Gregorio Marañón entre sus fundadores, recogiendo en sus Fundamentos, bases y actas de constitución que aunque “asusta contemplar la trascendencia social inmensa que en este nuevo aspecto ha de adquirir la medicina (…), de los futuros sistemas médicos nacerán las verdaderas religiones positivas del porvenir”.

(¿Recordáis el sueño de Galton de convertir la eugenesia en religión?)

Para dar a conocer el Instituto, se publicó y distribuyó la Cartilla Popular de medicina social, donde dejaron claro que buscaban un ideal de gobierno en el que “el Estado no podrá poner cortapisas al amor, pero sí a la procreación. El amor es libre y puede estar al alcance de todos, incluso de los anormales. Lo que no puede ser libre, en seres racionales, es la reproducción de la especie (…) Es misión santa de la Medicina Social velar por la sana perpetuación de la vida. Por eso la EUGENESIA, LA PUERICULTURA Y EL NATURISMO serán poderosos y eficaces agentes terapéuticos de la Medicina Social”.

Es desde esta élite que conforma el Instituto de Medicina Social, desde donde llegan los primeros apoyos al ideal feminista, entendiendo -como ya vimos en Reino Unido- la importancia de proteger a las madres. Posteriormente, en el Primer Curso Eugénico Español (1928), su exposición de la importancia de la mujer en su rol como madre y educadora de la raza, continuó reafirmando ese poder feminista.

Dicho curso se centró en “la defensa de la raza”, abogando por la esterilización, el certificado médico prenupcial, así como la elección de personas “aptas” para altos cargos del gobierno.

I curso eugenico español

Los organizadores del I Curso Eugenésico Español. De izquierda a derecha: Marín (M.), Samper, Palanca, Recaséns, Noguera (Enrique y Juan), Carrillo Guerrero, Hoyos Sáinz, Gallo de Renovales, Noguera (Joaquín), Sáinz de los Terreros, Marín (E.), Huerta Nave y Noguera (Julio).

 

Como consecuencia, el 22 de marzo de 1929 llega el Real Decreto que establece el Seguro Obligatorio de Maternidad, buscando potenciar la reproducción (eugenesia positiva).

Paralelamente, la educación sexual toma una gran relevancia, hasta el punto de ser el principal tema de discusión en las Primeras Jornadas Eugénicas Españolas de 1932, presididas -entre otros- por el Ministro de Instrucción pública, Fernando de los Ríos y el ya citado, doctor Enrique Diego-Madrazo, considerado el impulsor de la eugenesia en España.

De hecho, el curso de eugenesia del 28 fue cancelado por el dictador Primo de Rivera precisamente por considerarlo un “regodeo pornográfico”.

I jornada eugenesica españa

Presidentes de la I Jornadas Eugenésicas Españolas: Ministro de Instrucción pública, Fernando de los Ríos; Decano de la Facultad, Covisa; profesor Norman Haire, presidente de la Liga Mundial de Reforma Sexual; profesor Novoa Santos; doctor Madrazo, impulsor de la eugenesia en España; doctor Juan Noguera, presidente de la Liga Española de Reforma Sexual, y profesor Luis Huerta, eugenista y ponente oficial de las Jornadas.

 

Con la Segunda República, se instauraron medidas -consideradas eugenistas por el contexto y el interés- como el aborto, el matrimonio civil, el divorcio, se prohibió la prostitución, se criminalizó el contagio de enfermedades venéreas, etc.

Además, se abrió al debate el certificado médico prenupcial. En su defensa, el doctor Francisco Haro escribiría un libro, Eugenesia y Matrimonio: el certificado médico prenupcial, con prólogo del doctor Gregorio Marañón, siendo publicado en 1932. Haro hablaba de la necesidad de crear un “ministerio oficial eugenista”.

certificado medico prenupcial republica

Artículo del periódico El Sol, Madrid, 1917.

 

Ese mismo año, el doctor Antonio Vallejo Nájera (Nágera), por aquel entonces director del manicomio de Ciempozuelos, publica en la revista Acción Española, el artículo Ilicitud científica de la esterilización eugénica, donde, si bien confirma que la defensa de la eugenesia alberga opiniones traídas desde cualquier ámbito político, se muestra tajante contra la eugenesia negativa:

La mejora de las razas humanas, finalidad de la eugénica o eugenesia, suma los sufragios de muy diversas ideologías (…) Sacrificar unos hombres en beneficio de otros hombres, constituye un principio farisaico inadmisible en los pueblos civilizados (…) Pretéxtase que la esterilización eugénica evitaría el desarrollo progresivo de las enfermedades degenerativas hereditarias, la decadencia psíquica de las razas. Así se disculpa un atentado de lesa humanidad (…)”

Se ampara, además, en su fe para justificar su rechazo: “No puede lesionarse la integridad corporal, porque el juicio humano nunca debe castigar a nadie sin culpa, con pena de latigazos de modo que muera; o mutilarle o golpearle, según enseña Santo Tomás de Aquino (…) El Papa actual califica de ‘atentados contra la vida’ las medidas eugénicas basadas en meras conjeturas sobre la transmisión hereditaria de enfermedades o tendencias morbosas.”

Se refiere al Papa Pío XI, quien, en 1930, emite la encíclica Casti Connubii, en defensa del matrimonio y en contra de las medidas para regularlo o disolverlo (divorcio); juzgando el aborto y cualquier método para evitar la procreación moralmente ilícito, en una clara alusión al uso de la esterilización como medida económica, social, racial o de castigo. Acto papal que quedaría ratificado, en 1968, con la promulgación del Humanae Vitae del Papa Pablo VI (lo veremos cuando hablemos de Estados Unidos).

 

Vallejo considera que algunas medidas de la eugenesia negativa no son más que un encubrimiento del racismo de quienes legislan: La ley de esterilización norteamericana nace más de un prejuicio racial que de razones eugénicas. El prejuicio contra la raza negra ya se manifiesta en una ley votada en 1855 por el Estado de Kansas, ley que castiga con la castración a los negros y mulatos que abusan o fuerzan a mujer blanca. Deformada la finalidad de la ley de esterilización, constituye, en realidad, un arma contra la raza negra, y una medida de defensa contra las uniones entre blancos y negros, vistas con tanta hostilidad en la sociedad estadounidense.”

Abogando en su lugar por el uso del “certificado prenupcial puede evitar y evita muchas catástrofes familiares. La verdadera eugenesia reside en apartar del matrimonio a los que no pueden cumplir sus fines”, y por el fomento de la natalidad ha constituido siempre la preocupación de los gobernantes de los países cultos (…) cuando se tiene un concepto más elevado de los intereses sociales, y no se atienden móviles egoístas, la doctrina de la limitación de la natalidad se derrumba estrepitosamente al faltarle los cimientos ideológicos de una sana moral. Son muchas las personas inteligentes, de elevada espiritualidad, que ponen toda su ilusión en una familia numerosa”

Tras una amplia exposición de pruebas que vendrían a demostrar que la esterilización no había servido ni siquiera para calmar los apetitos sexuales de aquellos condenados por agresiones de esta índole, “vemos, pues, que la esterilización de los psíquicos patológicos no puede legitimarse con las leyes de la herencia. Para imponer la esterilización legal de los anormales psíquicos necesitábamos probar rotundamente que la medida impide con seguridad la degeneración mental de las razas, y que resultará eficaz para disminuir el número de los enfermos mentales en las generaciones futuras. Antes de promulgar una ley que afecta a la dignidad humana, se requiere el firme convencimiento de la exactitud de las leyes de la herencia, y también que la esterilización de las personas con graves síntomas de deficiencia mental, o que padezcan trastornos psíquicos patológicos, resulta, en primer término, beneficiosa para ellos, y en segundo lugar para la raza.” 

 

En 1937, terminaba de expresar sus ideales de eugenista positivo en su libro “Eugenesia de la Hispanidad y regeneración de la raza”, defendiendo que había que potenciar la procreación de los individuos sanos en lugar de esterilizar a los no-aptos.
Estas serían las políticas eugenistas que marcarían el régimen de Franco, así como de Mussolini (Italia) y Salazar (Portugal), instaurando leyes que protegieran y potenciaran la salud, la moral y la procreación. Por ello, los tres países, junto a otros de mayoría católica, crearían su propia Federación Internacional de Organizaciones Eugenistas LATINAS.

Evidentemente, estas leyes fueron de la mano de la Iglesia Católica hasta el Concilio Vaticano II (en 1962), cuando el franquismo comenzó a alejarse gradualmente de su influencia.

Aun así, se puede decir que la eugenesia positiva franquista se apoyó principalmente en la “psiquiatría católica” (por así llamarlo), celebrando en 1942 el Congreso Nacional de Neurología y Psiquiatría, con Juan José López Ibor como presidente y Antonio Vallejo Nájera como vicepresidente; centrándose más en las cuestiones mentales que en las raciales. Por ello, en 1954 se celebraba, en Barcelona, la Semana de la Higiene Mental y, un año después, se creaba el Patronato Nacional de Asistencia Psiquiátrica.

pelicula raza espiritu de una raza 1942 guion franco

Película propagandística, basada en la novela homónima escrita por Francisco Franco.

 

Nájera iniciaría el estudio “La locura en la guerra. Psicopatología de la guerra española”, con el cual pretendía demostrar que había vínculos entre la falta de higiene mental y el marxismo:
“La idea de las íntimas relaciones entre marxismo e inferioridad mental ya la habíamos expuesto anteriormente en otros trabajos. La comprobación de nuestras hipótesis tiene enorme trascendencia político social, pues si militan en el marxismo de preferencia psicópatas antisociales, como es nuestra idea, la segregación de estos sujetos desde la infancia podría liberar a la sociedad de plaga tan terrible.”

Como consecuencia de las conclusiones de Nájera, así como de otros psiquiatras de la época, tuvo lugar el robo de miles de niños a manos de monjas, curas, médicos, enfermeras y militares, con la clara intención eugenista de evitar que crecieran con familiares que pudieran influenciarles con ideologías políticas marxistas; siendo entregados a familias afines al régimen.

No logro encontrar una fuente fiable que confirme el número de niños víctimas de este abuso. Multitud de medios de comunicación hablan de más de 30.000, pero todos obtienen sus datos de Baltasar Garzón, cuya credibilidad quedó en entre dicho en el momento en el que fue condenado por prevaricación en el caso Gürtel, siendo inhabilitado como juez por el Tribunal Supremo, además de haber sido juzgado por dos causas más; una de ellas por multitud de querellas por su investigación de la memoria histórica. Además de la duda que pesa sobre su imparcialidad tras rechazar actuar contra Carillo por los fusilamientos masivos en Paracuellos mientras habla de honrar la memoria de las víctimas…

 

Y hablando de la importancia que la eugenesia franquista dio a la educación de los niños en ciertos ideales morales, nuevamente, las mujeres tuvieron un papel destacado como “madres de la raza”, aunque, precisamente por ello, fueron relegadas única y exclusivamente a este rol: “Enseñaremos a las mujeres el cuidado de los hijos, porque no tiene perdón que mueran por ignorancia tantos niños que son siervos de Dios y futuros soldados de España. Les enseñaremos también el arreglo de la casa y el gusto por las labores artesanas y por la música. Les infundiremos ese modo de ser que quería José Antonio para todos los españoles para que así ellas cuando tengan hijos, puedan formar a los pequeños en el amor de Dios y en esta manera de ser de la Falange”, Pilar Primo de Rivera, Discurso en la concentración de Medina, 1939.

Así mismo, se crearon leyes para potenciar los nacimientos, incluso estando aún en guerra, como la ley de subsidio familiar de 1938, cuya finalidad era “proporcionar a los trabajadores por cuenta ajena un auxilio económico en relación con el número de hijos o asimilados a ellos que tengan a su cargo”.

subsidio 19358

 

CAPÍTULO 5. Suecia: La socialdemocracia eugenista.

 

“Un material nacional de buena calidad racial es el mejor tesoro de la nación”, doctor Herman Bernhard Lundborg (1868-1943), director del Instituto Nacional Sueco para la Biología Racial.

 

El primer instituto gubernamental de estudios eugenésicos  del mundo fue el Statens Institut för Rasbiologi (SIFR – Instituto Nacional para la Biología Racial), fundado por el parlamento sueco, en 1921, para el estudio de la eugenesia y la genética humana, contando con el apoyo público del rey Gustavo V -apoyo que se consolidó cuando el ex Primer Ministro Hjalmar Hammarskjöld ocupó uno de los puestos de la directiva del centro- así como el apoyo de la Fundación Nobel.

De hecho, uno de los miembros del Comité de Nobeles de Medicina, Frithiof Lennmalm, propuso que la Fundación Nobel financiara la creación del centro en 1918, pero el Instituto de Medicina Karolinska, del que Lennmalm era director, votó en contra -por un solo voto- proponiendo que fuera el Estado el que lo financiara, que fue lo que finalmente ocurrió.

Lennmalm había sido miembro de la precursora del SIFR, la Svenska Sällskapet för Rashygien (Sociedad Sueca de Salud Racial), establecida en 1909, siendo la tercera sociedad de este estilo en el mundo, ganando fuerza al término de la Primera Guerra Mundial debido a varios factores: la cantidad de europeos muertos, la cantidad de refugiados desplazados hacia Suecia (con el costo que generaban), y el logro conseguido por los eugenistas al aumentar la producción de alimento (grano) aplicando sus teorías a los cultivos.

El SIFR fue dirigido por el ex alumno de Lennmalm, el doctor Herman Bernhard Lundborg, quien era firme defensor de la eugenesia al igual que su mentor, y estaba convencido de que las familias estaban degenerando biológicamente debido a “mezclas imprudentes” entre las razas, estando los judíos en su lista de razas a desechar: «Un material nacional de buena calidad racial es el mejor tesoro de la nación«.

El doctor Lundborg se inspiró en la teoría darwinista así como en prominentes eugenistas suecos, alemanes y estadounidenses para distinguir entre la raza de valor (escandinava) y las menos cualificadas (gitanos, gallegos, eslavos, judíos…), mostrando públicamente su aprobación a la ley alemana de 1933 Reichserbhofsgesetz, destinada a establecer una clase agraria “racialmente pura”. Lundborg defendía que “si un campesino se casa con una judía o una mujer de color, ninguno de los hijos de esa unión podrá heredar la granja”.

images (2)

Estudios raciales del SIFR.

 

Multitud de figuras de la élite y sociedad sueca de la época mostraron su apoyo a la eugenesia, como la premio Nobel en literatura Selma Lagerlöf, el pintor Anders Zorn, el poeta Verner von Heidenstam y la pionera del feminismo Ellen Key, quien en 1920 describía la biología racial como “la vanguardia de la ciencia del mañana”; o la también feminista ganadora de un Nobel de la Paz Alva Myrdal, firme defensora de esterilizar a aquellos con problemas físicos o mentales a fin de ahorrar dinero al país, publicando -junto con su marido, Gunnar Myrdal- dos libros sobre la necesidad de la eugenesia: el best seller Crisis of the Population Question(1934) y su secuela Nation and family (1940).

Por su parte, Gunnar Myrdal escribiría el estudio Un Dilema Americano. El Problema de los Negros y la Democracia Moderna. Un estudio que realizó financiado por el estadounidense Carnegie.

 

La labor de Suecia en cuanto a la eugenesia no se limitó únicamente al interior de su país. El Statens Institut för Rasbiologi (SIFR) y su director Lundborg servirían de enlace entre los eugenistas de Alemania y Rusia con los demás eugenistas del mundo durante momentos de tensión mundial:

El final de la Primera Guerra Mundial supuso la exclusión de los científicos alemanes y rusos del Segundo Congreso Internacional Eugenésico, celebrado en 1921 en Nueva York, lo que supuso el acercamiento entre ambos países, formalizado con la creación del Instituto alemán-ruso para la Investigación Racial.

Suecia continuó trabajando con ambos, actuando como mediadora internacional. Lundborg llegó incluso a usar sus influencias en la comunidad de científicos para acabar el aislamiento alemán. Por ello, en 1924, visitaban el SIFR eugenistas y biólogos raciales de Alemania, Italia, China, Estados Unidos, Canadá, Finlandia, Austria, Estonia, Checoslovaquia y Suiza.

 

El SIFR inspiraría la creación del Instituto Kaiser Guillermo para estudios relacionados con la eugenesia, en Alemania. (Ya hablaremos en otro capítulo de quién financió dicho centro).

De hecho, el ideólogo de la importancia de la raza en la Alemania Nazi, Hans F. K. Günther -conocido como Rassen Günther-, colaboró activamente con el SIFR, pasando los años de 1923 a 1929 entre Suecia y Noruega, llegando a recibir un premio del instituto sueco.

Muchos otros grandes eugenistas alemanes interactuaron con los suecos en múltiples ocasiones, como Ernst Rüdin, quien recibió numerosas visitas de sus homólogos suecos en el Instituto Munich; Erwin Baur, que daba charlas sobre eugenesia cada vez que visitaba a sus amigos eugenistas suecos; Fritz Lenz, quien realizó hizo un tour dando conferencias por toda Suecia, etc.

 

Cabe añadir que Lundborg, para completar su trabajo más importante –Las Características Raciales de la Nación Sueca, solicitó ayuda a antropólogos rusos y ucranianos para que inventariasen las razas de Europa, para lo cual recibió subvenciones de la Fundación Rockefeller, siendo publicado por el Instituto Gallach en España.

Las Características Raciales de la Nación Sueca posicionó a Suecia como líder en la biología racial a nivel internacional, siendo publicado en inglés, sueco y alemán.

1_Nordic_2

Modelo racial nórdico (teutónico).

 

Tras la jubilación de Lundborg en 1936, su sucesor, el socialdemócrata Gunnar Dahlberg, dio un giro en los estudios a tratar en el SIFR, abandonando los estudios raciales alegando que “no hay razones para creer que en Suecia ha existido alguna vez una raza nórdica pura, que posteriormente fue diluida”, riéndose públicamente de su predecesor. Aunque paradójicamente, sería bajo un gobierno Social Demócrata que comenzaron las esterilizaciones, con las Actas de 1934 y 1941, al anteponer las necesidades de la sociedad frente a las del individuo, justificando la esterilización hasta en casos de “estilos de vida antisociales”.

Para ello, se encargó al arquitecto Hakon Ahlberg que diseñara un hospital mental que “existiera, sin ser visto”. Y así fue como construyeron el Sidsjön, a las afueras de Sundsvall, en medio de una arboleda; con sus empleados viviendo allí, su propio cementerio, y tirando las cartas que los pacientes escribían a sus seres queridos.

 

Al igual que en Canadá, todo esto cambió a partir de los años 70.

Así, en 1972, se abría paso una una nueva ideología social plasmada en el manifiesto “Familjen i Framtiden – en socialistisk familjepolitik” (La Familia del Futuro – Una política familiar socialista).

40 años después, Suecia era el país con más personas viviendo solas. Por ello, el director Erik Gandini, con financiación del Instituto de Cine Sueco, preparó un documental que sirviera como un reflejo de su sociedad: La teoría sueca del amor.

(Gracias a @GuidoFawkes1537 por compartirme el documental. Os recomiendo verlo).

“El principio es obvio: Toda persona debe ser considerada como un individuo independiente… se trata de crear condiciones económicas y sociales que hagan que uno sea independiente como individuo… libre de los demás”.

 

En el documental nos muestran lo que llaman un “mapa de valores”, en donde los países están clasificados por sus valores de supervivencia versus valores de autoexpresión (eje horizontal), y por sus valores tradicionales versus valores seculares-racionales (eje vertical).

Es decir, la cultura de los países situados hacia la parte baja de la izquierda da mayor importancia al concepto de nación, la familia, las creencias, y a las necesidades más básicas (salud, alimentación, hogar); mientras que, en los países que tienden más hacia la parte superior derecha, el esfuerzo se dirige hacia el individuo como centro de todo (carrera profesional, independencia, metas personales).

mapa de valores

 

Solo con ver donde está situada Suecia en el mapa de valores, se entiende que la Cruz Roja haya organizado una campaña de visita a los ancianos… según el gobierno, porque se preparan para una población en la que 1 de cada 4 suecos será mayor de 65 años… Según el documental -que fue emitido por la televisión pública sueca-, porque 1 de cada 4 suecos mayores de 65 años muere solo y sin que nadie se dé cuenta hasta semanas después (a veces, años).

De igual forma, ha nacido un movimiento llamado “La Soledad Daña la Salud”, en un intento por ayudar, acompañar y atender a los ancianos que busquen compañía en casa, para salir a pasear, para ir a la compra, etc. De momento, están en Suecia, Reino Unido, Francia, Nueva Zelanda, Irlanda y Países Bajos… de momento.

 

Aparte de lo evidente respecto a las civilizaciones occidentales y la pérdida de identidad, creo que esta tabla también muestra a simple vista una de las razones por las que está fallando la integración de ciertas culturas en nuestros países, y es que son totalmente incompatibles.

 


 

 

Aunque el gobierno sueco reconoce de forma oficial 60.000 esterilizaciones, se desconoce el número total real de personas esterilizadas pues, si bien después del Acta de 1941 se exigía un informe médico (que no el permiso expreso del paciente), a partir de 1976 se anuló cualquier requerimiento de permiso y se sabe que el número de víctimas se disparó, conservando la esterilización obligatoria hasta enero de 2013 para casos como el cambio de sexo. Se estiman en 500 las víctimas de esta última condición.

En 1997, los etnólogos Mikael Eivergård y Lars-Eric Jönsson intentaron calcular el porcentaje de víctimas sometidas a la esterilización contra su voluntad, encontrando que al menos 15.000 personas fueron coaccionadas con someterse a dicha cirugía si querían ser liberados (instituciones mentales) y otras 6.000 fueron presionadas de distintas maneras.

Otros investigadores hablan de un mínimo de 63.000. Sin embargo, una comisión oficial, presidida por Carl-Gustaf Andrén, habla de un total de 230.000 personas esterilizadas (contra su voluntad o voluntariamente -muchas bajo coacción) entre 1935 y 1996.

 

Quedémonos al menos con la investigación que habla de unas 63.000 personas (el 90% mujeres) que fueron esterilizadas bajo un programa de “pureza racial” como parte de una limpieza étnica legislada por el gobierno entre 1934 y 1976. Así mismo, la mayoría de las esterilizaciones tuvieron lugar después de la Segunda Guerra Mundial, alcanzando su apogeo en 1949 con 2.351 operaciones en ese año. A partir de los años 50 fue decreciendo, quedando una media anual de 1.500 a 1.900 víctimas.

Algunas de las víctimas contaban con tan solo 15 años. Los motivos: la falta de vista, el carecer de juicio (sentido común) o no tener “ningún concepto obvio de ética”.

Niños huérfanos fueron forzados a someterse a la operación como condición para poder salir del orfanato. Mujeres embarazadas, que acudían a someterse a un aborto porque los fetos estaban dañados, debían consentir en ser esterilizadas si querían abortar. Los ciudadanos podían solicitar que el estado esterilizara a sus vecinos si los consideraban problemáticos.

 

En 1999 el gobierno sueco anunciaba el pago de 15.000€ a cada víctima superviviente de aquel programa.

La Suecia que una vez declaró la protección oficial de la “raza nórdica”, estableciendo el SIFR por un consenso entre sus intelectuales y su élite, es la Suecia que hoy, con una élite similar a la de antaño, vuelve a llegar a un consenso pero esta vez para rechazar su legado; utilizando el instituto de Lundborg para adoctrinar sobre los peligros del racismo y aleccionar sobre la democracia, con exhibiciones para mostrar que las razas no existen, como la llevada a cabo en 2007 por el Forum för Levande Historia (Forum para la Historia Viva), una agencia para la formación de la opinión pública creada por el gobierno en 2003.

forum for levande

 

Y es que, una sociedad que solo reconoce el individualismo, no puede tener identidad plural o común… mayormente, porque nadie conoce a nadie… porque nadie quiere conocer a nadie.

 

CAPÍTULO 6. Rusia: La negación de las razas.

 

“Es curioso ver cómo Darwin descubre su sociedad inglesa en las bestias y en los vegetales “, Karl Marx (1818-1883).

 

La Unión Soviética veía la eugenesia de una forma distinta a Europa o Norteamérica, usándola como una herramienta para organizar la sociedad.

Iósif Stalin (1878-1953) definió la “nacionalidad” principalmente por el idioma, pero muchos campesinos, carente de cualquier sentimiento nacionalista, equivocaban la respuesta al ser preguntados por su nacionalidad, por lo que el uso de la misma lengua no implicaba que se identificaran con la nación. En dichos casos, las autoridades soviéticas empezaron a censarlos con otras nacionalidades, empleando la etnia y antropología para clasificarlos, trazando nuevas fronteras administrativas internas, desplazando gradualmente el principio de autoidentificación hasta el punto de que millones de personas fueron registradas en nuevos grupos étnicos y nacionalidades por mera decisión administrativa, estableciéndose programas para consolidarles con esta nueva identidad asignada.

rusia no identidad

 

Así pues, como describiría la historiadora Francine Hirsch, la URSS empleó un sistema de “evolucionismo promovido por el estado” basado en las teorías marxistas del desarrollo humano, exhortando a los líderes soviéticos a otorgar la nacionalidad a los clanes feudales y tribus, con el fin de empujarlos hacia el ansiado socialismo, creando “un imperio de naciones”.

 


 

En el campo de la eugenesia, el pionero ruso por excelencia fue el decano Iurii Aleksandrovich Filipchenko, quien creó el primer laboratorio genético en Rusia en 1918, que acabó convirtiéndose en la Oficina de Eugenesia en la Academia de Ciencias Rusa en 1921, sirviendo de base para el Instituto de Genética en la Academia de Ciencias de la URSS.

Los libros de Filipchenko fueron traducidos a todas las lenguas que se hablaban dentro de la URSS, y distribuidos entre la población. Así mismo, su departamento formó a muchísimos eugenistas, colaborando activamente con otros especialistas europeos y estadounidenses.

 

Realizando estudios sobre la relación entre raza y sangre destacó el bioquímico E. O. Manoiloff, en el Instituto de Cirugía Neuropatológica de Leningrado, quien estableció un método para distinguir la identidad de un individuo mediante una reacción química de una muestra de sangre, alegando haber descubierto “un ingrediente racial: La determinación de las distintas razas mediante la sangre, con la ayuda de reactivos -en nuestro caso para distinguir la sangre judía de la rusa- da el resultado correcto en el 91.7% de las pruebas realizadas.” Parece ser que la sangre rusa se mantenía rojiza, mientras la judía se volvía de color azul verdoso; “en los matrimonios de raza pura, la sangre de los hijos tenía la misma reacción que la del padre o la madre”.

Estos resultados atrajeron la atención internacional, llegando a ser publicados en el American Journal of Physical Anthropology estadounidense.

 

Al igual que los suecos y los alemanes, los soviéticos se interesaron mucho por los judíos, hasta el punto de que la Sociedad de Eugenistas Rusos creó una comisión especial para el estudio de la “raza judía”, publicando resultados que los posicionaban por debajo de otros grupos étnicos.

Sin embargo, rechazaban aplicar la esterilización eugenésica por motivos raciales, aunque sí por motivos sociales o aplicado a personas con enfermedades mentales o criminales reincidentes, en un intento de disminuir los peligros que su reproducción supondría para la sociedad.

Eso no significa que no hubiera propuestas al respecto: Aleksandr Serebrovskii hablaba de aplicar una forma “auténticamente socialista” de ingeniería eugenésica para impulsar la superioridad soviética mediante “la separación del amor de la reproducción”, inseminando a las mujeres artificialmente con “esperma recomendado” de “un donante talentoso”.

 

En 1930, el gobierno soviético desmantelaba los institutos y laboratorios relacionados con la eugenesia y biología racial ante el temor a ser acusados de fascistas, catalogando la eugenesia de “doctrina burguesa” en La Gran Enciclopedia Soviética, e instaurando las políticas estalinistas.

Con él, la antropología soviética reflejaba estrechamente la línea oficial del partido de que las razas reflejaban ciertas etapas del desarrollo histórico y que, en la evolución de las sociedades, a lo largo del tiempo, las razas se mezclarían y los rasgos raciales se volverían más semejantes, para finalmente desaparecer por completo. Este esquema interpreta el mestizaje como un subproducto del desarrollo socio-histórico, una medida y signo de progreso; la idea arquetípica de hombre soviético fue imaginado como un híbrido racial. Por lo tanto, los antropólogos soviéticos tuvieron que “asumir que la raza no existe»,argumentando que la «cara racial actual» de la tierra debería entenderse como una «fase». (Recuerda a un movimiento global que vivimos en la actualidad…)

 

A la muerte de Stalin, la URSS volvió a abrirse a los estudios de biología racial, aunque sus científicos descubrieron con tristeza cuan atrasados se habían quedado.

Para 1961, Valerii Bunak, quien había colaborado años atrás con el director del SIFR sueco, Lundborg, afirmaba que “las razas están clasificadas por líneas dicotómicas morfológicas; por ejemplo, las razas de piel clara se distinguen por cabezas con formas largas y anchas, que a su vez se subdividen aún más por líneas análogas.”

razas rusia

 

Ese año, Bunak sería admirado como el científico más prestigioso de la Unión Soviética, reconociéndose “sus decisivas aportaciones a la lucha contra las ideas racistas anti-científicas de algunas figuras escolares, políticas y sociales reaccionarias de países capitalistas,” así como sus aportaciones a “la genética, el darwinismo (…) o la antropología étnica”.

Mientras, el gobierno soviético continuaba en su lucha por defender que todas las razas son iguales, dándose la contradicción de que trabajaban para prevenir que las razas minoritarias se extinguieran, pues eran necesarias para los estudios de las mismas, mientras buscaban la desaparición de las diferencias entre razas mediante mezclas de cara al futuro.

Hoy, la actual Rusia continúa sus estudios acerca de las diferencias biológicas, físicas y psicológicas raciales, los genotipos y genofondos.

Además, tras la caída de la Unión Soviética, su último jefe de estado, Mijaíl Gorbachov (1931- ), fundó la Cruz Verde ante lo que consideró la necesidad de “una Cruz Roja del medio ambiente”; convirtiéndose también en comisionado de la Carta de la Tierra: una declaración globalista de principios progresistas, nacida en las Naciones Unidas, que se compone de 16 artículos de los que pasaré a resaltar algunos:

  • 7) Adoptar patrones de producción, consumo y reproducción que salvaguarden las capacidades regenerativas de la Tierra, los derechos humanos y el bienestar de la comunidad.
  • 7.e) Asegurar el acceso universal a la atención médica que fomente la salud reproductiva y la reproducción responsable.
  • 10.a) Promover la distribución equitativa de la riqueza dentro de las naciones y entre las naciones.
  • 10.b) Mejorar los recursos intelectuales, financieros, técnicos y sociales de los países en desarrollo y aliviarlos de la onerosa deuda internacional.
  • 11.a) Asegurar los derechos humanos de mujeres y niñas y poner fin a toda violencia contra ellas.
  • 11.b) Promover la participación activa de las mujeres en todos los aspectos de la vida económica, política, civil, social y cultural como socias plenas e iguales, tomadoras de decisiones, líderes y beneficiarias.
  • 12) Hacer valer el derecho de todos, sin discriminación, a un entorno natural y social que apoye la dignidad humana, la salud física y el bienestar espiritual, con especial atención a los derechos de los pueblos indígenas y las minorías.
  • 12.a) Eliminar la discriminación en todas sus formas, como la basada en raza, color, sexo, orientación sexual, religión, idioma y origen nacional, étnico o social.
  • 14.c) Aumentar el papel de los medios de comunicación en la sensibilización sobre los desafíos ecológicos y sociales.

 

Como curiosidad, veamos qué opinaba Karl Marx de Darwin en un extracto de la carta que le enviaba a su amigo y colaborador Friedrich Engels, el 18 de junio de 1862:

 “En cuanto a Darwin, al que he releído otra vez, me divierte cuando pretende aplicar igualmente a la flora y a la fauna la teoría de “Malthus”, como si la astucia del señor Malthus no residiera precisamente en el hecho de que no se aplica a las plantas y a los animales sino sólo a los hombres –con la progresión geométrica– en oposición a lo que sucede con las plantas y los animales. Es curioso ver cómo Darwin descubre su sociedad inglesa en las bestias y en los vegetales, con la división del trabajo, la concurrencia, la apertura de nuevos mercados, las “invenciones” y la “lucha por la vida” de Malthus. Es el bellum omnium contra omnes [la guerra de todos contra todos] de Hobbes, y esto hace pensar en la Fenomenología de Hegel, en la que la sociedad burguesa figura bajo el nombre de “reino animal intelectual”, mientras que en Darwin es el reino animal el que presenta a la sociedad burguesa…”

 

CAPÍTULO 7. Estados Unidos: Los primeros “progres”.

1ª PARTE

 

 “Estos ejecutivos empresariales que están siendo acusados aquí, y no los perturbados nazis, son los principales criminales de guerra. Si sus crímenes no salen a la luz y no se les condena, cometerán crímenes aún peores en el futuro, que ni siquiera Hitler habría cometido“, fiscal general Teldford Taylor (1908-1998).

 

El periodo que comprende el final del siglo XIX hasta los años 20 se denomina Era Progresista, siendo considerada un época de activismo social y reforma política, cuyos objetivos eran acabar con los problemas causados por la industrialización y urbanización, inmigración y la corrupción política: Los eugenistas eran considerados progresistas.

Los “progres” defendían la aplicación de leyes que regulasen la conducta y organización de las empresas corporativas; promovían los derechos de las mujeres, principalmente el sufragio femenino; la protección de la naturaleza, las fuentes de energía naturales y el fin de la pobreza formaban parte de su sub-movimientos por la Eficiencia, a la que muchos consideran responsable de la Gran Depresión por las políticas de esta índole aplicadas por el presidente Herbert Hoover.

El Darwinismo Social escaló posiciones en estos años de la mano del establishment, alcanzando su máximo apogeo en las décadas posteriores.

 

John D. Rockefeller (1839-1937), fundador de la Standard Oil, no dudó en aplicar ese darwinismo social a su filosofía de vida: “El nacimiento de un gran negocio es simplemente la supervivencia del más apto. La bella rosa estadounidense sólo puede lograr el máximo de su esplendor y perfume que nos encanta, si sacrificamos a los capullos que crecen a su alrededor. Esto no es una tendencia maligna de los negocios, es más bien la elaboración de una ley de la naturaleza y de una ley de Dios.”

En 1913, Rockefeller recibía una “recomendación” para establecer una fundación con su nombre como forma de evadir el pago de impuestos, pues ese año se ratificaba el Impuesto Sobre la Renta en Estados Unidos. Nació entonces la Rockefeller Foundation, establecida -supuestamente- con la misión de “promover el bienestar de la humanidad a través del mundo.”

Sin embargo, uno los primeros proyectos filantrópicos de la Fundación Rockefeller fue la búsqueda de formas para disminuir en el mundo las -por ellos catalogadas- “razas inferiores”, por lo que en 1921, y junto al Instituto Carnegie, financiaron la creación de la American Eugenic Society (AES – Sociedad Eugénica Estadounidense), cuyo primer presidente sería el famoso economista de Yale y progresista social Irving Fisher: “Caballeros y damas, no tienen ni idea, a menos que hayan estudiado este tema matemáticamente, cuán rápido podríamos exterminar esta contaminación si realmente lo hacemos, o qué tan rápido la contaminación crece si no logramos hacerlo” (segunda conferencia de la Fundación para la Mejora de la Raza, en referencia a lo despacio que se estaba esterilizando a la gente).

usa exhibicion eugenista

 

La American Eugenic Society es hoy la Sociedad para la Biodemografía y la Biología Social y la Sociedad Estadounidense de Genética Humana.

A su vez, el Instituto Carnegie es hoy conocido por su defensa de la teoría del Cambio Climático, así como por ser investigadores de la geoingeniería (manipulación, control y cambio del clima por parte del hombre), e impulsores de la migración climática. Por su parte, la familia Rockefeller fue uno de sus principales impulsores y  financiadores -como continúan siéndolo a día de hoy- a la par que financian su propia lucha contra el cambio climático y la superpoblación en el mundo.

 

El Instituto Carnegie, fundado por Andrew Carnegie (1835-1919) en 1902, con reconocimiento oficial del Gobierno de los Estados Unidos, estuvo vinculado a la eugenesia hasta el punto de tener su propia división al respecto. Por ello no es de extrañar que fueran, junto con la familia Rockefeller, los que financiaron a los antecesores de la AES: la Estación para la Evolución Experimental (1904), y la Oficina de Registros Eugenésicos (ERO por sus siglas en inglés – 1910) donde registrar la información genética de todos los estadounidenses, en lo que se llamó de forma prestada pedigrí, separando a los aptos de los no aptos en el Laboratorio de Cold Spring Harbor, Nueva York. Ambos centros fueron fundados y presididos por Charles Bendict Davenport (1866-1944).

De hecho, la idea de realizar los estudios eugenésicos en el Laboratorio de Cold Spring fue de Davenport, quien, con el apoyo del director del Museo de Historia Natural, Henry Fairfield Osborn, consiguió los fondos del Instituto Carnegie, dándoles buena cuenta de lo que planeaba hacer, como así se demuestra en las cartas que enviaron al señor Carnegie: En este país, tenemos el grave problema del negro, una raza cuyo desarrollo mental promedio está muy por debajo del caucásico. ¿Hay alguna posibilidad de que, a través de la educación del individuo, produzcamos una raza mejorada para que podamos esperar finalmente que la mente negra sea tan enseñable, elástica, original y fructífera como la del caucásico? ¿O deben las próximas generaciones indefinidamente comenzar desde el mismo punto bajo y producir los mismos escasos resultados? No sabemos; no tenemos datos. La ‘opinión’ que prevalece dice que debemos asumir la segunda alternativa. Si es así, sería mejor expulsar a la raza negra de una vez”.

fundacion ero

 

También consiguieron apoyo financiero de Edward Henry Harriman (1848-1909), el empresario del ferrocarril que controlaba -entre otros- Union Pacific y Wells Fargo. Y no sólo eso; a través de un amigo de Harriman, en 1907, Davenport y otros eugenistas lograron una reunión privada con el presidente de los Estados Unidos, Theodore Roosevelt, quien era eugenista positivo.

Tres años antes, Roosevelt había publicado un artículo titulado “Americanismo Auténtico” donde, referenciando la teoría del “suicidio racial” de Ross, declaraba como deber de todo “descendiente de norteamericanos nativos” el tener por lo menos 4 hijos para evitar la extinción de la raza, llamando “criminales” a todos los que no lo hicieran.

La reunión fue muy satisfactoria y continuaron en contacto. En 1913, un año después de fundar el Partido Progresista, Roosevelt escribía a Davenport mostrándole su admiración y apoyo: “Es realmente increíble que nuestra gente se niegue a aplicar a los seres humanos el conocimiento elemental que todo granjero exitoso está obligado a aplicar a su propia cría de ganado. Cualquier grupo de agricultores que permitiera que sus mejores cosechas no se reprodujeran, y que todo el aumento proviniese de las peores semillas, sería tratado como apto para internar en un asilo. Sin embargo, no comprendemos que tal conducta es racional, en comparación con la conducta de una nación que permite la cría ilimitada de las peores existencias, física y moralmente (…) ¡Algún día nos daremos cuenta de que el deber primordial, el deber ineludible del buen ciudadano del tipo correcto (el ciudadano apto), es dejar su sangre detrás de él en el mundo! Y que no tenemos que permitir la perpetuación de ciudadanos del tipo equivocado”.

carta roosevelt a davenport

Carta del Presidente Roosevelt a Charles Davenport.

 

Mientras, el señor Harriman falleció, pero Davenport se forjó una amistad con la señora Harriman que le depararía en desembolsos continuos de dinero, llegando a convertirse en “donaciones” anuales. Lo mismo ocurrió con Andrew Carnegie, así como con John D. Rockefeller II (1874-1960), quien estaba al cargo de la Fundación de su padre. Y no eran donaciones cualesquiera: hablamos de terrenos, construcciones y cientos de miles de dólares anuales, aprovechando también sus contactos para atraer nuevos “donativos”, así como expandir el movimiento a nivel nacional y mundial.

Así mismo, también contribuían con ideas. Por ejemplo, en una carta, Rockefeller propuso a Davenport que, a las mujeres que estuvieran presas por cualquier tipo de crimen, se les ampliara la condena en el tiempo para “evitar que perpetúen (sus genes) (…) hasta que el tiempo de fertilidad haya acabado”, es decir, que estuvieran presas hasta la menopausia.

 


 

La mano de la Fundación Rockefeller alcanza más allá de lo que podamos imaginar: en 1905 Rockefeller y sus aliados tomaban el control de la administración de la rama de la Cruz Roja estadounidense, American Red Cross (ARC) -registrada como ONG (Organización No Gubernamental), aunque recibe fondos del gobierno federal de los Estados Unidos y tiene estatus legal de “instrumento federal”-, apropiándose de los bancos de sangre y la información registrada para usarlos en pro de la purificación racial mundial.

Curiosamente, es la rama de los bancos de sangre la que no para de recibir multas de la agencia gubernamental de Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA), desde que, en 2003, una corte federal les diera autorización para sancionarles por las miles de denuncias de personas infectadas de Hepatitis B, C, VIH, etc. En 2012, ya habían pagado 46 millones de dólares en multas, cuando recibieron una nueva por otros $10 millones por irregularidades a la hora de identificar si los donantes suponían algún riesgo, comprobar que el nombre del donante no estuviera en la lista nacional de personas a las que no se les permite donar sangre, analizar la sangre para descartar enfermedades/virus/bacterias, clasificar la sangre analizada para evitar transfusiones de sangre contaminada/infecta, etc.

Posterior a hacerse con el control de la Cruz Roja Estadounidense, Laurence Rockefeller (1910- 2004) dirigiría el Consejo de Sangre Comunitario de Nueva York, que evolucionó hasta controlar la industria internacional de bancos de sangre.

 

Su incursión en los bancos de sangre fue solo uno de tantos pasos que dio la familia Rockefeller en dirección a controlar todos los campos de la medicina estadounidense. Para 1918, 600 de los 650 colegios médicos del país estaban bajo su control. Nelson Rockefeller (1908-1979) llegó a ser subsecretario de Sanidad, Educación y Bienestar bajo la Administración Eisenhower.

Entre tanto, en 1910 la Fundación Carnegie publicaba el Informe Flexner –también financiado por la Fundación Rockefeller- escrito por el judío ortodoxo de origen alemán Abraham Flexner (1866-1959), quien acabó trabajando para la Fundación Carnegie, y cuyo hermano, Simon Flexner, era Jefe del Instituto de Investigación Médica Rockefeller. La única misión de dicho informe era establecer la medicina que se aceptaba y la que no, vilipendiando cualquier forma de medicina alternativa  a la que las élites establecieran (homeopatía y demás tratamientos naturales). Este estudio se aplicó tanto en Estados Unidos como en Canadá.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Curiosamente, Rockefeller era el segundo mayor accionista del conglomerado de farmacéuticas alemán IG Farben, mientras IG Farben era el segundo mayor accionista de la empresa petrolera de los Rockefeller, la Standard Oil (Exxon).

Por cierto, hablando de todo esto, os recomiendo que echéis un vistazo al bestseller “Virus emergentes: SIDA y Ébola – ¿Natural, accidental o intencionado?”, del doctor Leonard G. Horowitz.

 

El sector de la medicina no fue el único campo en que los Rockefeller intervinieron en educación. En 1902, creaban la Junta de Educación General, una organización filantrópica cuya misión era sostener y financiar los centros de enseñanza del país, para lo que contaron con la ayuda del mencionado Abraham Flexner, así como de Frederick T. Gates, quien redactaría la agenda a seguir en los Documentos Ocasionales Escrito nº1: La Escuela del País del Mañana.

Entre sus planes estaba el potenciar la educación pública para que así todos los niños tuvieran acceso a la misma educación establecida por ellos. Una educación -en palabras del doctor Horowitz“para moldear ‘el humano perfecto'”, lo cual “podría lograrse destruyendo la influencia parental, las tradiciones y las costumbres, a la vez que se reduce el nivel de inteligencia nacional”:

“En nuestros sueños, tenemos recursos ilimitados y las personas se entregan con maravillosa docilidad a nuestras moldeadoras manos. Las convenciones educativas actuales se desvanecen de sus mentes y, sin ser obstaculizados por la tradición, trabajamos a nuestra voluntad sobre un pueblo rural agradecido y receptivo. No trataremos de hacer que estas personas o cualquiera de sus hijos se conviertan en filósofos u hombres de saber o de ciencia. No debemos criar entre ellos autores, editores, poetas u hombres de letras. No debemos buscar futuros grandes artistas, pintores, músicos, abogados, doctores, predicadores, políticos, estadistas, de los cuales tenemos una amplia oferta… “, Frederick T. Gates. Documentos Ocasionales Escrito nº1.

Su intención al impulsar la educación pública se ve claramente en su libro, John D. Rockefeller haciendo dinero: Consejos y palabras sabias para crear y dividir riqueza, cuando dice: “No quiero una nación de pensadores; quiero una nación de trabajadores”.

 

En 1914, la Asociación Nacional de Educación alertaba sobre lo que estaba ocurriendo: “Vemos alarmados la actividad de las fundaciones Carnegie y Rockefeller -agencias que no tienen ninguna responsabilidad para con la gente-, intentando controlar las políticas de nuestras instituciones educativas estatales, para amoldarlas a sus ideas y uniformar nuestros sistemas de estudios, sitiando a las instituciones con condiciones que amenazan la verdadera libertad académica y anulan el propósito primordial de la democracia como hasta ahora habían mantenido a salvo en nuestras escuelas comunes, escuelas normales y universidades”.

No sirvió de nada. En 1932 se instauró el sistema de prueba de educación progresista Ocho Años de Estudios -subvencionado por ambas Fundaciones- que consistía en que los alumnos accedían a la universidad por recomendación de terceros y no por los requisitos de admisión de la misma.

Este experimento puso los cimientos del sistema actual a pesar de que en 1953, tras una ardua investigación, el Comité Reece del Congreso de Estados Unidos reveló los planes de ambas fundaciones, resaltando que habían estado:

reece committee

 

  • “Dirigiendo la educación en los Estados Unidos hacia un punto de vista internacional [globalismo] y desacreditando las tradiciones a las que (anteriormente) se había dedicado.”
  • “Formando a individuos y agencias de servicios para que asesorasen al poder ejecutivo del gobierno federal.”
  • “Disminuyendo la dependencia de la educación de los recursos de la comunidad local y librándola de muchas de las salvaguardas (protecciones) naturales inherentes en esta tradición estadounidense.”
  • “Cambiando los planes de estudio de escolares y universitarios hasta el punto en que a veces negaban los principios subyacentes al estilo de vida estadounidense.”
  • “Financiando experimentos diseñados para determinar los medios más efectivos por los cuales la educación podría ser puesta al servicio de una ideología política.”

El Comité Reece expuso además que, debido a las políticas seguidas por estas fundaciones, y con sus conexiones e influencias, “la era del individualismo en los Estados Unidos ha llegado a su fin y el futuro se caracterizará, inevitablemente, por algún tipo de colectivismo y un aumento de la autoridad del Estado.”

Sobre la incursión en el sistema educativo de Rockefeller, Carnegie y otras organizaciones y sociedades que trabajan juntas en ello: “…este interés común reside en el estudio y control de ciertos aspectos de la vida estadounidense a través de una combinación entre el Gobierno Federal y la Educación (…) han usado su influencia para transformar la educación en un instrumento para un cambio social (…) El resultado parece ser un currículo educacional diseñado para adoctrinar a los estudiantes estadounidenses desde el momento de su matriculación hasta que finalizan sus estudios (…)

[Ciencias inexactas o sociales] En estos campos parece que la mayoría de las veces sus especialistas solo se han preocupado por la presentación de datos empíricos y como aplicarlos. Los fundamentos y su autenticidad o falsedad parecen haberles preocupado muy poco (…)

“En la mente de muchos de estos científicos sociales se halla la creencia de que, con la autoridad y los fondos suficientes, se puede controlar el comportamiento humano, y que este control se puede ejercer sin riesgo para los principios éticos o los valores espirituales y que, por lo tanto, se les debe confiar la solución a todos los problemas sociales (…) Esto a pesar del hecho de que su validez ha sido cuestionado por hombres muy preparados en las mismas disciplinas (..)”

El científico social está siendo dignificado gradualmente con el título ‘ingeniero social’. Este titulo implica que el punto de vista objetivo del auténtico científico está a punto de quedar obsoleto en favor de las técnicas de control.”

El informe elaborado por el Comité Reece alertaba también sobre la Fundación Ford en aspectos similares a las acusaciones que volcaba sobre la Rockefeller y la Carnegie, destacando además que “es significativo que las políticas de esta Fundación incluyan la disponibilidad de fondos para ciertos aspectos de la investigación militar secreta y para la educación de las Fuerzas Armadas. Se vuelve aún más significativo cuando nos damos cuenta de que se sabe que la responsabilidad de la selección del personal involucrado en estos proyectos recae en la Fundación en sí misma, algo que debería ser oculto por nuestras autoridades militares.”

El informe concluye con asombro ante la permisividad concedida a dichas Fundaciones “para financiar ideas y prácticas incompatibles con los conceptos fundamentales de nuestra Constitución”.

 

En 1982, el director de la investigación del Comité Reece y firmante del informe final, Norman Dodd, sería entrevistado acerca de todo esto por G. Edward Griffin. La transcripción de la entrevista está disponible aquí.

 

El señor Dodd reveló mucha información valiosa durante esa entrevista.

Explicó como Rowan Gaither, Presidente de la Fundación Ford, le mandó llamar para contarle tranquilamente: “Sr. Dodd, estamos aquí para funcionar en base a directrices similares, cuya esencia es que usaremos nuestro poder de concesión de subvenciones para alterar la vida en los Estados Unidos, para que pueda fusionarse cómodamente con la Unión Soviética.”

Posteriormente, Joseph Johnson, Presidente de la Fundación Carnegie, le concedió autorización para que un miembro de su equipo revisase todas las actas de la fundación. Sería la abogada Kathryn Casey quien llevase a cabo tamaña labor, registrando en grabaciones de audio lo que iba descubriendo:
“Ahora estamos en el año 1908, que fue el año en que la Fundación Carnegie comenzó a operar. Y, en ese año, la reunión de los fideicomisarios planteó por primera vez una pregunta específica (…): ¿Si lo que quieres es cambiar la forma de vida de todo un pueblo, existe algún medio más efectivo que la guerra? Concluyendo que no se conoce una forma más efectiva para ese fin en la humanidad que la guerra. Entonces, en 1909, plantearon la segunda pregunta y la discutieron, a saber, ¿cómo involucramos a Estados Unidos en una guerra? (…) Debemos controlar el Departamento de Estado.

“(…) Después, pasó el tiempo y, finalmente, estábamos en una guerra, que sería la Primera Guerra Mundial. En ese momento, registran en sus actas un informe impactante de que habían enviado al presidente Wilson un telegrama advirtiéndole que se asegure de que la guerra no termine demasiado rápido.”

“(…) En ese momento, llegaron a la conclusión de que, para prevenir una reversión, debían controlar la educación en Estados Unidos (…) Por lo que se acercaron a la Fundación Rockefeller con una oferta: que la parte de la educación considerada nacional debería ser manejada por la Fundación Rockefeller, y la parte internacional por la Fundación Carnegie.”

“Entonces decidieron que la clave para el éxito de ambas operaciones residía en la manipulación de la Historia Estadounidense (…) Así que decidieron que lo que necesitaban hacer, como dicen ellos, era ‘preparar nuestra propia cuadra de historiadores'”

Mediante becas de la Fundación Guggenheim, prepararon a 20 futuros maestros de Historia Estadounidense en Londres. Estos estudiantes sabían perfectamente lo que hacían… Maniobraron para alcanzar puestos en la cima de la Asociación Histórica Estadounidense, en donde recibieron fondos de la Fundación Carnegie para redactar la historia de la forma apropiada para influenciar a la sociedad de cara al futuro.

Esto explicaría, por ejemplo, por qué nada de la historia que me enseñaron sobre la esclavitud coincide con lo que me encontré cuando realicé mi propia investigación. Os dejo el enlace a la primera parte aquí, por si os interesa. En este mismo blog encontraréis las otras dos partes, así como una solo para las fuentes.

manipulacion historia

 

Quien leyera todo esto en las actas de la Fundación Carnegie, Kathryn Casey, jamás pudo volver a ejercer la abogacía… en palabras del señor Dodd, “…perdió la cabeza. Quedó terriblemente conmocionada. Para ella fue una experiencia brutal encontrar este tipo de pruebas”.

Finaliza la entrevista con el señor Dodd explicando por qué cree que estas Fundaciones han hecho lo que han hecho y apoyan el comunismo: “en el asunto de la Historia, para demostrar que nuestras ideas iniciales ya no sirven. El futuro pertenece a un concepto colectivista [globalismo] (…) para ellos el comunismo supone una forma de desarrollar lo que nosotros llamamos monopolio. Digamos que es como la organización de toda la industria a gran escala, en una única unidad administrable.”

(Los que me leéis en la red, sabéis que vengo avisando de que el Nuevo Orden Mundial está instaurando un sistema capitalista-comunista).

 

Una vez más, nadie actuó en consecuencia, dedicándose a desprestigiar a los responsables del informe con acusaciones personales que nada tenían que ver con lo que denunciaban, siendo éstos incapaces siquiera de exponer la totalidad de lo descubierto, como explica el señor Dodd en la entrevista.

 

En 1968, Edith Roosevelt, la nieta del que fuera Presidente de los Estados Unidos, Theodore Roosevelt, publicaba el artículo “La máquina de la Fundación”, exponiendo nuevamente el peligro de las Fundaciones -en esta ocasión, la Carnegie-, y mostrando cómo su poder continuaba acrecentándose: “El nombramiento de Alan Pifer, presidente de la Corporación Carnegie de Nueva York, como director un grupo de educación especial, por el presidente electo Nixon, plantea nuevamente el problema de la supervisión del Congreso sobre las políticas de las fundaciones exentas de impuestos.”

Edith advierte que, de esta forma, Pifer se acercaba “a la cima del Gobierno Federal”, sirviendo como enlace para las fundaciones y corporaciones, con vistas a “ejercer un monopolio cada vez mayor sobre la cultura en la vida estadounidense (…) la gente se ha dado cuenta de que, a pesar de que reivindiquen con orgullo un servicio público desinteresado, detrás de la Fundación existe una máquina con motivación política: una mafia del establishment occidental determinada a no permitir que nadie interfiera en sus asuntos.”

“(…) La Corporación Carnegie enfrenta protestas de padres cuyos hijos están expuestos a los libros de texto financiados por la fundación bajo su ‘Proyecto Leer’. Este proyecto proporciona libros de texto diseñados para colegios especialmente en ‘áreas culturalmente desfavorecidas’. Se estima que cinco millones de niños en edad escolar en todo el país están usando el material del programa de libros de texto diseñados por los Laboratorios de Investigación Behavorial… financiados por la Fundación Carnegie”

“(…) Desgraciadamente, a estos niños pequeños se les está adoctrinando con un patrón de ideas antisociales que los alienará total y violentamente de la corriente principal de los valores estadounidenses…”

Edith desglosa parte del contenido de los libros, mostrando como incitan a protestas y revueltas violentas: “los libros financiados por Carnegie son motivo de preocupación para los funcionarios locales encargados de hacer cumplir la ley, muchos de los cuales tienen que lidiar con disturbios o situaciones de casi disturbios.”

‘Si esto no es subversiva y deliberadamente parte de un plan maestro… Sólo una mente enferma podría haberlo hecho‘, citando a Ellen Morphonios, fiscal de Florida y jefa de la División de la Corte Penal.

 

En 2003, la oficina de Evaluación de Alfabetismo Nacional de Estados Unidos publicaba un informe que venía a confirmar que el plan para reducir el nivel de inteligencia había funcionado: El 53% de los adultos tenían un nivel de alfabetización aceptable; el 22%, básico; el 14% por debajo de básico.

En números, si la población de Estados Unidos en 2003 era de 290.100.000, casi 64 millones tenían un nivel básico de educación (leer, escribir, sumar, restar), mientras unos 41 millones eran analfabetos.

 

Durante el mandato de Barack Obama se implementó un nuevo sistema educativo en Estados Unidos, llamado Common Core State Standards: una iniciativa educativa para que se enseñe lo mismo en todos los estados, preparando así a los jóvenes para que “puedan competir en una economía global”.

common core

 

Este nuevo programa educativo fue financiado por diversas organizaciones filántropas, destacando los 400 millones de dólares en donaciones de la Fundación Bill & Melinda Gates, quienes “parece” que hicieron algo más que poner dinero, como paso a mostraros.

Seleccionados por la Asociación Nacional de Gobernadores del país, los encargados de elaborar los estándares de dicho sistema fueron:

-David Coleman, cofundador de la organización -sin ánimo de lucro- Student Achievement Partners (Compañeros de logros estudiantiles) que recibe subvenciones de la Fundación Bill & Melinda Gates.

-Jason Zimba, cofundador del SAP junto a David Coleman.

-Susan Pimentel, cofundadora del SAP, junto a David Coleman y Jason Zimba. También fue consultante en el Proyecto Diploma Estadounidense, a su vez financiado por la Fundación Gates.

-William McCallum, fundador de Matemáticas Ilustrativas, financiado por la Fundación Gates.

-Phillip Daro, quien actualmente trabaja para la Fundación Gates.

 

Otras personas involucradas en el proyecto:

-Vicki Phillips, exsecretaria de educación de Pensilvania, exdirectora del programa de educación para Estados Unidos de la Fundación Gates y, a día de hoy, vicepresidente ejecutiva y directora de educación de la Sociedad National Geographic.

-Michael Cohen, presidente de Achieve Inc, una rama fundada por la Asociación Nacional de Gobernadores, financiada por la Fundación Gates.

-Matt Gandal, vicepresidente de Achieve Inc, presidente del Proyecto Diploma Estadounidense, ambos programas financiados por la Fundación Gates.

-Stefanie Sandford, directora de promoción de la Fundación Gates.

-Arne Duncan, ministro de educación para el gobierno de Obama. Previamente, director ejecutivo de Escuelas Públicas de Chicago, recibiendo donaciones de la Fundación Gates. Bajo las órdenes de Duncan y relacionados con la Fundación Gates, habiendo incluso trabajado para la misma, encontramos a: Margot Rogers, James Shelton y Joanne Weiss.

 

Por otro lado, en 2009, el Instituto Thomas B Fordham elaboró un estudio comparando este sistema con los empleados en los distintos estados hasta el momento, describiendo el Common Core como “muy muy bueno” y “claramente superior”. Para realizar dicho estudio, el Instituto recibió $959.116 de la Fundación Bill & Melinda Gates.

Y tampoco quiero dejar sin mencionar a otro gran donante: Rockefeller Philanthropy Advisors, Inc., que en 4 pagos (2011, 2013, 2014 y 2015), ha donado un total de $9.416.420.

 

43 estados adoptaron el nuevo sistema Common Core State Standards; algunos ignorando la oposición por parte de padres y profesores, que veían con malos ojos una educación única y estandarizada para toda la nación (el sentimiento federalista sigue siendo fuerte en Estados Unidos), llamándolo despectivamente Obamacore, así como desconfiando de que una entidad independiente del gobierno -como es la Fundación Gates- tuviera las manos tan metidas.

Se organizaron en agrupaciones en diversos estados (Educando a la Fundación Gates, Asociación de Profesores Cabreados, Washington Salva nuestros Colegios, Cartas de Profesores a Bill Gates) llegando a manifestarse frente a la sede de la Fundación Gates en Seattle, en un intento de impedir la implementación del Common Core.

Pero los gobiernos de dichos estados recurrieron a rebautizar el nombre del sistema -usando una o dos palabras del nombre original-, ignorando la oposición. Tenemos así el Wyoming Content and Performance Standards, Iowa Core, West Virginia The Next Generation Content Standars and Objectives…

protesta gates common core

“¿Los colegios de quién? ¡Nuestras colegios! Gates, márchate de nuestra corporación de reforma educativa” 

 

Así mismo, y a pesar de no estar obligados a ello por ser colegios privados, 100 de las 176 diócesis católicas también han adoptado este sistema en sus escuelas, publicando un comunicado explicativo de cara a los padres/fieles, admitiendo que “Debido a que Common Core State Standards (CCSS) no se desarrolló específicamente para escuelas católicas, existe una creciente preocupación por el efecto de estos estándares en las escuelas católicas de nuestro país.” 

 


 

Volvamos ahora a la década de 1910, donde los hermanos Dulles, Allen (primer director civil de la CIA –operación Paperclip y operación Bahía de Cochinos; miembro de la Comisión Warren) y John Foster Dulles (secretario de Estado bajo el mandato de Dwight D. Eisenhower), dirigían el grupo administrativo y el despacho de abogados de Wall Street, Sullivan y Cromwell, que representaban a la familia Rockefeller (aún lo hacen a día de hoy), estando al cargo de los asuntos comerciales del magnate alemán Fritz Thyssen en Estados Unidos, quien fuera el principal promotor financiero de Hitler; a través del cual, acabaron negociando préstamos para los nazis.

Los Dulles también administraban en Estados Unidos los negocios de la alemana I.G. Farben (recordemos que su segundo mayor accionista era la familia Rockefeller), el que fuera el conglomerado de farmacéutica y química más grande del mundo, incluyendo a empresas como Bayer, BASF, Hoechst, Agfa. Curiosamente, en los años 20 se la conocía como “una compañía capitalista judía internacional” pero, en los años 30, se convirtió en “la más destacada empresa industrial alemana durante el Tercer Reich”. De allí salía el Zyklon B, utilizado en las cámaras de gas.

 

Y dejadme que os presente a un amigo de los Dulles y los Rockefeller: el abogado John J. McCloy, popularmente conocido como “el presidente del establishment americano”:

  • Trabajó como asesor de presidentes tanto republicanos como demócratas (John F. Kennedy, Lyndon Johnson, Richard Nixon, Jimmy Carter, Ronald Reagan, Franklin D. Roosevelt).
  • Fue presidente del Consejo de Relaciones Exteriores (le sucedió David Rockefeller)
  • Presidente de la Fundación Rockefeller.
  • Presidente de la Fundación Ford
  • Presidente del Banco Chase Manhattan
  • Presidente del Banco Mundial.
  • Presidente de la Alta Comisión de Estados Unidos en la Alemania de la posguerra, supervisando la creación de la República Federal de Alemania.
  • Presidente de la Autoridad de Inteligencia Nacional, renombrado hoy como Consejo de Seguridad Nacional.
  • Miembro de la Comisión Warren (investigación del asesinato del presidente Kennedy). Inicialmente, no creía en la teoría de un único asesino pero, tras hablar con su viejo amigo Allen Dulles, quien también formaba parte de la comisión, se “convenció” de que Oswald era el único asesino de Kennedy, después de lo cual negoció el consenso final y la redacción de la conclusión del informe final para evitar que nadie disintiera de la versión sobre Oswald.
  • Asistente del Secretario de Guerra de Franklin D. Roosevelt, siendo el responsable de la decisión de aislar a los japoneses estadounidenses en campos de concentración durante la Segunda Guerra Mundial.
  • Asesor en la construcción del Pentágono.
  • Creador de la Oficina de Servicios Estratégicos, conocida hoy como la CIA.
  • Ideólogo de las Naciones Unidas y los Tribunales de Crímenes de Guerra.
  • Presidente honorífico del Instituto Atlántico, etc.

jfk-conspiracy-warren-commission-members

Miembros de la Comisión Warren.

 

Así mismo, McCloy también trabajó como abogado para una de las firmas más prestigiosas de la nación: Cadwalader, Wickersham & Taft, realizando una gran cantidad de trabajos para empresas nazis desde Estados Unidos, además de ejercer de consejero legal de I.G. Farben, el conglomerado farmacéutico alemán que administraban los Dulles.

Su relación con Alemania era tal que, durante los juegos olímpicos de Berlín 1936, se sentó con Hitler en su palco tras recibir una invitación expresa de los nazis. En ese momento, se encontraba trabajando en Italia representando a la firma de abogados, asesorando al gobierno de Benito Mussolini.

adolf hitler 1936 berlin olympics john j mccloy

McCloy junto a Hitler en los Juegos Olímpicos.

 

Como alto comisionado en la posguerra alemana, en los juicios de Nuremberg, McCloy aprobó los perdones y condonaciones o reducciones de las condenas de varios nazis, como hiciera con la mayoría de los 20 líderes de escuadrón de las SS o con 5 condenados a muerte.

De los 74 criminales de guerra sentenciados a prisión, también liberó a unos cuantos, como Fritz Ter Meer (alto ejecutivo de I.G. Farben, y comisionado de producción y armamento bélico para la industria química de Hitler), Friedrich Flick (promotor financiero de Hitler y el partido NSDAP), Alfried Krupp (propietario de Friedrich Krupp AG, la mayor empresa armamentística de Alemania; Ministro de Economía de Guerra del Tercer Reich), Martin Sandberger, Ernst von Weizsäcker (Ministro de Asuntos Exteriores del Tercer Reich), Josef Dietrich y Joachim Peiper. A muchos, además, les devolvió todas sus propiedades: “Imaginad mi sorpresa aquel día de febrero de 1951, al leer en el periódico que John J. McCloy, el alto comisionado en Alemania, había devuelto todas las propiedades Krupp que habían sido confiscadas”, William J. Wilkins, juez de Nuremberg.

Todo ello por interés, por supuesto, como defiende Bird, autor de la biografía sobre McCloy “El presidente: John J. McCloy; La creación del establishment americano”, pues el inicio de la guerra de Corea requería de una Alemania Occidental pro estadounidense, rearmada y anti rusa: “Ahora que tienen a Corea en sus manos, los americanos son mucho más amistosos”, Fritz Ter Meer (executivo de I.G. Farben liberado por McCloy).

Es decir: McCloy fue Presidente de la Fundación Rockefeller, familia vinculada a la farmacéutica IG Farben -la mayor benefactora individual de Hitler en la campaña electoral- para la que McCloy ejerció de consejero legal, llegando a liberar a algunos de sus ejecutivos, a pesar de que fue la única empresa que tuvo su propio campo de concentración -Auschwitz- y que tenía la patente del Zyklon B (gas de las cámaras).

De los veinticuatro ejecutivos y directores de IG Farben inicialmente condenados, el fiscal general Teldford Taylor diría: “La acusación culpa a estos altos cargos de haber provocado la guerra más devastadora y catastrófica de toda la historia de la humanidad (…) Estos ejecutivos empresariales que están siendo acusados aquí, y no los perturbados nazis, son los principales criminales de guerra. Si sus crímenes no salen a la luz y no se les condena, cometerán crímenes aún peores en el futuro, que ni siquiera Hitler habría cometido“.

McCloy liberó a trece de ellos. Trece directores y ejecutivos del que fuera el mayor conglomerado de farmacéuticas del mundo, y de los que el fiscal temía que cometerían “crímenes aún peores en el futuro”. (Recordad que Bayer era una de sus farmacéuticas. La veremos más adelante).

 

En 1975, creaba la Fundación McCloy con el objetivo de promover las relaciones entre Alemania y Estados Unidos, recibiendo fondos de empresas alemanas… casualmente, de las mismas cuyos líderes había liberado, como los 2 millones de dólares que recibió de la Fundación Krupp.

Por el camino, y por invitación expresa de Nelson Rockefeller (por aquel entonces, gobernador de Nueva York), se asoció con la firma de abogados de la familia conocida como Milbank, que pasó a llamarse Milbank, Tweed, Hadley & McCloy, cuyos mayores clientes durante años fueron los propios Rockefeller; así como el banco Chase Manhattan Bank, hoy conocido como JP Morgan Chase, la mayor institución bancaria de los Estados Unidos tras la fusión de ambos bancos.

 

No hay ninguna prueba directa que vincule a McCloy con la eugenesia, sin embargo, todos sus contactos lo estaban, todos los pasos que dio y relaciones que estableció, sus asesoramientos… todo potenció la misma. Así, para muchos su racismo quedó evidenciado cuando se opuso firmemente al fin de la segregación racial en el ejército; o cuando ideó, defendió de sus detractores y supervisó personalmente la creación de campos de concentración japoneses en Estados Unidos.

Creo que este para nada desdeñoso currículo os ayudará a entender la influencia que una única persona puede tener en sus manos.

Hoy el estado de Nueva York entrega el premio John McCloy a los abogados que contribuyen a la mejora de su sistema judicial, mientras en Alemania se estableció el sistema de becas McCloy, asociado a la Universidad de Harvard, para que los jóvenes alemanes estudien en Estados Unidos.

 

CAPÍTULO 8. Estados Unidos: Solo la Mejor Semilla.

2ª PARTE

 

“Los alemanes nos están aplastando en nuestro propio juego y son más progresistas que nosotros”, doctor Joseph DeJarnette dirigiéndose a la Asamblea General de Virginia, en su lucha por instaurar una ley eugenista en el estado.

 

Charles Davenport fue un todo para el movimiento eugenésico estadounidense. Como comentamos en el primer capítulo, cuando el Comité Internacional de Eugenesia Permanente de Leonard Darwin dio paso a la Federación Internacional de Organizaciones Eugenésicas, Davenport se convirtió en su presidente.

También formaba parte del comité editorial de la revista de Francis Galton (primo de Darwin), Biometrika.

biometrika

 

Para Davenport, las diferencias entre razas eran evidentes a simple vista aunque no solamente en lo que respecta al físico: describía a los italianos como personas de naturaleza violenta, los irlandeses tenían “defectos mentales considerables”, mientras que los alemanes eran “ahorradores, inteligentes y honestos”. Sobre los judíos diría: “No hay duda de que, tomados en su conjunto, la horda de judíos que ahora nos llega desde Rusia y el extremo sudeste de Europa, con su intenso individualismo e ideales de ganancia a costa de cualquier interés, representan el extremo opuesto de la al principio inglesa y ahora escandinava inmigración, con sus ideales de vida comunitaria en el campo abierto, el avance por el sudor de la frente y el crecimiento de las familias en el temor a Dios y el amor al país”.

 

En su expansión, Davenport consiguió hacerse oír en la Asociación de Ganaderos y Agricultores Estadounidenses (ABA por sus siglas en inglés). Dicha asociación estaba formada por ganaderos y agricultores que se habían unido por presión del gobierno estadounidense, después de que éste supiera sobre los descubrimientos de Mendel y cómo mejorar el ganado y los cultivos. A su vez, la teoría de Mendel ayudó a Davenport a convencerlos de que podía aplicarse a los humanos, convirtiéndose en uno de los miembros permanentes del Comité del ABA, y creando un grupo especializado llamado Comité de Eugenesia.

Aquí aparece el presidente de la Universidad Stanford, David Starr Jordan, creador del concepto “raza y sangre”, uniéndose también al Comité Eugenista del ABA. El señor Jordan era partidario de una eugenesia total, incluyendo la eutanasia mediante el uso de cámaras de gas. Mientras tanto, también fue presidente de la Fundación por la Paz Mundial (WPF), presidiendo la Conferencia por la Paz Mundial de 1915, mostrando su firme rechazo a la Primera Guerra Mundial; su razón para ello: en las guerras se pierden los genes de los hombres más fuertes.

Image-12_Only-healthy-seed-must-be-sown-950

“¡Solo debe ser plantada la semilla sana!”

 

Y sigamos con el ABA, pues a través de esta organización, el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos colaboraba activamente con el movimiento eugenésico. El propio Secretario de Agricultura, James Wilson, sería presidente del ABA durante dos mandatos. Otro de sus presidentes, Willet Hays, publicaría un artículo en el que sugería asignar “nombres numéricos” a cada persona compuesto de 11 dígitos descriptivos, en el que cada número revelara algo sobre la misma de forma cifrada, como su linaje y proporción genética.

En 1914, la ABA pasaría a llamarse Asociación Genética Estadounidense (AGA), y entre sus publicaciones encontramos el artículo Cómo mejorar la raza, de Alexander Graham Bell, quien presidiría los encuentros de eugenistas estadounidenses durante al menos 3 años.

Alexander Graham Bell How to Improve the race

 

Mientras, en 1917 la Oficina de Registros Eugenésicos (ERO) y el Instituto Carnegie pasaron a formar casi un único ente en Cold Harbor Spring, recibiendo ambos subvenciones de la Sra. Harriman y trabajando codo con codo. La relación entre los dos centros fue tan estrecha que el instituto aparece hasta en la letra de la canción que compusieron en el ERO.

Cancion eugenistas

 

A la par, la Fundación Rockefeller continuaba financiando movimientos eugenésicos como el Social Science Research Council (1923), para que realizaran investigaciones destinadas a desarrollar técnicas de control de la natalidad que luego serían aplicadas en el control de la reproducción de “indeseables”. Además, en 1936 crea y financia la primera oficina de investigación demográfica en la Universidad Princeton, con fines similares de control demográfico.

Así mismo, dentro de la misma Fundación muchos investigadores se dedicaban a la causa eugenista, como hiciera el ganador del Nobel, Alexis Carrel, quien publicó el libro “El hombre desconocido” donde recogía recomendaciones para lidiar con criminales y enfermos mentales del tipo: “”Influir en los delincuentes menores con el látigo, o con algún procedimiento más científico… deberían ser humana y económicamente eliminados en pequeñas instituciones para la eutanasia provistas de los gases necesarios (cámaras de gas)“.

Hoy, un cráter de la luna lleva su nombre.

 

La lista de universidades que recibieron financiación para investigaciones relacionadas con la eugenesia también incluye a Harvard, donde Davenport había sido alumno y profesor, y cuyo escrito, Herencia en Relación a la Eugenesia, se convirtió en un texto obligatorio en los cursos de eugenesia que se impartían en ésta y en el resto de universidades del país.

Así mismo, el expresidente de Harvard, Charles William Elliot, sería uno de los vicepresidentes del Primer Congreso del Comité Internacional de Eugenesia Permanente de Leonard Darwin, que tuvo lugar en Londres en 1912, organizando dos años después la Primera Conferencia Nacional sobre la Mejora de la Raza en Estados Unidos. Elliot defendía la pureza racial alertando sobre el peligro de las mezclas -católicos con protestantes, judíos con gentiles (no judíos), negros con blancos-. “Cada nación debería mantener pura su estirpe. No debería haber mezclas de razas”, declaraba en un discurso en el Club de Harvard de San Francisco.

A. Lawrence Lowell, presidente de la Universidad desde 1909 hasta 1933, impuso una cuota máxima de estudiantes judíos y consiguió que los negros no pudieran vivir en el campus; permitiendo además el acceso de la ERO a los datos de los estudiantes y sus familiares. Earnest Hooton, director del departamento de antropología, daba un discurso -que el New York Times recogía en un artículo titulado La Guerra de Razas que Perturba a los Alemanes– en donde manifestaba la necesidad social de eliminar a la gente “sin valor (…) Nuestro verdadero propósito debería ser segregar y eliminar la porción inadecuada, inútil, degenerada y antisocial de cada raza y etnia en nuestra población, para así poder utilizar los méritos sustanciales de su reconocida mayoría, y los dones especiales y diversificados de sus miembros superiores”.

earnest Hooton

 

La lista de eugenistas de Harvard es infinita. En 2016, ellos mismos publicaban en su revista, Harvard Magazine, un artículo en el reconocían haber sido la universidad líder en el campo de la eugenesia, participando en todo tipo de estudios e investigaciones, dando cursos y publicando libros al respecto.

En Harvard, la eugenesia se aplicó hasta en la educación física, donde las mujeres practicaban ejercicios específicos para desarrollar los músculos pélvicos de cara al parto de bebés más sanos pues, según el Sargento Dudley Allen, “al dar a luz…ninguna educación…podrá reemplazar a una pelvis bien grande y desarrollada, con mucho músculo. Insisto en que la presencia de amplias pelvis femeninas determinará si nacen niños con gran inteligencia”.

 

Tampoco debemos olvidarnos de Yale, cuyo -como ya hemos visto- más famoso economista, Irving Fisher, fue el primer presidente de la American Eugenic Society. Stanford, cuyo presidente David Starr Jordan -como también hemos visto- fue una de las figuras más destacables del movimiento eugenésico. O la Universidad de Virginia, con profesores como Robert Bennett Bean, autor de Algunas particularidades raciales del cerebro de los negros.

 

Otro nombre que destaca en el movimiento eugenésico estadounidense es el de Harry Laughlin.

Discípulo de Davenport y eugenista de la ERO, Laughlin publicó el “Modelo de Ley de Esterilización Eugenésica”, que sirvió de base para Actas y Leyes migratorias estadounidenses. De hecho, muchas de las llamadas “leyes raciales de Nuremberg” fueron extraídas de la obra de Laughlin, quien posteriormente las defendería, calificándolas de “científicas”, llegando a emitir en el Laboratorio de Cold Spring Harbor una película propagandística nazi titulada Erbkrank (El enfermo hereditario), en donde se mostraban a familias superiores nórdicas malviviendo en tugurios porque el dinero público se había gastado en cuidar y alojar a los defectuosos. La película se reprodujo en distintos centros estadounidenses, así como en múltiples colegios e institutos de Nueva York y Nueva Jersey.

1664-Eugenics-Record-Office-Annual-Meeting-of-the-Eugenics-Research-Association-1918-Laughlin-in-front-Stewart-House-in-background

1665-Eugenics-Record-Office-Annual-Meeting-of-the-Eugenics-Research-Association-1918-Laughlin-in-front-Stewart-House-in-background

Fotografía del Encuentro Anual de ERO, 1918. (Los asistentes están numerados).

 

En 1936, el gobierno del Tercer Reich concedía a Laughlin una licenciatura honorífica por su trabajo en el campo de la eugenesia y el control migratorio después de que el eugenista alemán Ernst Rodenwaldt escribiera al decano de la Universidad de Heidelberg (Alemania): “Todos los higienistas raciales conocen a Laughlin como un líder de la esterilización eugenésica. Gracias a sus infatigables estudios y actividad propagandística en Estados Unidos, desde finales de los años veinte en varios estados de América existen leyes de esterilización y podemos hablar de aproximadamente 15,000 esterilizaciones hasta 1930, principalmente en California. El profesor Laughlin es uno de los pioneros más importantes en el campo de la limpieza racial. Lo conocí en 1927, en Cold Spring Harbor (…) Que la Universidad de Heidelberg honrase el trabajo pionero del profesor Laughlin sería, en mi opinión, una muy buena y compensadora impresión en Estados Unidos, donde las cuestiones de limpieza racial se propagan de la misma manera que aquí, pero donde desconfían en muchas cuestiones de las leyes de limpieza racial alemanas”.

A lo que Laughlin respondió: “Me siento muy honrado aceptando este título de la Universidad de Heidelberg que representa los ideales más elevados de erudición e investigación logrados por esas poblaciones raciales que han contribuido tanto a la sangre de los fundadores del pueblo estadounidense (…) Considero el otorgamiento de esta licenciatura no solo como un honor personal sino también como la evidencia de una idea común entre los científicos alemanes y estadounidenses sobre la naturaleza de la eugenesia como investigación y la aplicación práctica de esos principios biológicos y sociales fundamentales.”

 

Y es que, el movimiento eugenésico estadounidense lo significó todo para el alemán… desde el principio. En 1895, el doctor alemán Gustav Boeters recorrió Estados Unidos durante 5 años para regresar a Alemania y publicar en distintos periódicos artículos sobre lo que allí había visto, alentando al país a unirse al movimiento eugenésico. Relató sobre las leyes matrimoniales, la castración, la esterilización: “En una nación culta de primer orden -los Estados Unidos de América- aquello por lo que luchamos [legislación de esterilización] hace mucho tiempo que fue introducido y probado. Todo es tan claro y simple”.

El socialista investigador de sociedades utópicas de origen suizo, Alfred Ploetz, también pasaría casi 20 años en los Estados Unidos, para regresar a Alemania y colaborar en la fundación de la Sociedad para la Limpieza Racial en 1905, siendo considerado “el fundador de la eugenesia como ciencia en Alemania”, inspirado por todo lo aprendido al otro lado del Atlántico; que más tarde se convertiría en la Sociedad para la Limpieza Racial Internacional, abriendo centros en Noruega y Suecia. Sin embargo, no llegó a ser un movimiento grande hasta que, en 1909, se convirtió en su presidente honorario, atrayendo al bloque angloamericano, quienes absorbieron la sociedad de Ploetz, aumentando su financiación y expansión.

 

El vicecónsul austrohúngaro en Alemania, Geza von Hoffmann, publicaba en 1913 su libro Limpieza Racial en Estados Unidos, en el que detallaba sus años de recorrido y estudio sobre la eugenesia y las leyes de aplicación en el país, siendo una de sus principales fuentes el ERO: “El sueño de Galton acerca de que la limpieza racial debería ser la religión del futuro se ha hecho realidad en América (…) América está potenciando una nueva raza superior”. Este libro se usaría durante años para dar clases de biología en Alemania.

En 1914, la revista estadounidense Journal of Heredity publicaba un artículo de von Hoffmann titulado Eugenesia en Alemania, donde declaraba que el país aún no estaba listo para aplicar medidas como la esterilización, adjuntando una carta de agradecimiento a Laughlin por toda la ayuda facilitada.

carta von hoffmann a laughlin

 

Otros científicos alemanes trabajaron con los estadounidenses mediante cartas, como fuera Eugen Fisher, quien tuvo contacto directamente con Davenport. Así, Fisher compartía con él sus estudios en niños mulatos africanos a los que llamaban “bastardos Rohoboth”. También colaboraron activamente con Davenport y con el Laboratorio de Cold Spring Harbor Erwin Baur y Fritz Lenz. Este último se inició el mundo de la eugenesia de la mano de Alfred Ploetz.

 

Entre tanto, llegó la Primera Guerra Mundial, afectando entre otras a los fondos de los que disponían los científicos alemanes. Además, la ocupación de Renania por parte de Francia junto con Bélgica, con sus ejércitos de negros traídos de Senegal, Mali y el Norte de África, dejó cientos de niños mulatos en Alemania después de que se mezclaran con las blancas alemanas.

Como consecuencia, los eugenistas alemanes vieron limitada su actividad en común con los eugenistas de otras naciones durante años, así como la participación en eventos internacionales. Pero el intercambio de material con los estadounidenses no cesó… De hecho, Davenport no paró de colaborar con los suecos en la lucha porque los alemanes volvieran a participar del movimiento.

Erwin Baur le escribiría pidiéndole ayuda cuando la División Médica del Gobierno Prusiano le pidió que preparase un listado de leyes y regulaciones para comenzar a aplicar medidas eugenésicas: “En este momento es increíblemente complicado (en Alemania) poder reunir el material deseado (sobre la legislación estadounidense). Sin embargo, creo que tal vez en tu instituto (Carnegie) ya tengan todo el material compilado (…) Te estaría sumamente agradecido si me ayudas a reunir todo el material”.

Y también suplicándole que mediase en el conflicto entre Alemania, Francia y Bélgica: “Los niños están desnutridos. En todas partes falta leche y carne (…) El inmenso e innecesario ejército de ocupación se come toda nuestra pobreza (…) los regimientos de negros franceses, que están por toda Alemania, y que de la manera más vergonzosa dan rienda suelta a sus instintos contra las mujeres y niños. Por la fuerza o por dinero, pues cada soldado negro francés gana, a nuestra costa, más que un profesor alemán, y la consecuencia está siendo un espantoso aumento de la sífilis y un montón de niños mulatos”.

 

Baur, E. Fishser y Ftiz Lenz se convirtieron en los líderes del movimiento eugenista en Alemania, publicando el primer texto eugenésico del país titulado Creación de la Herencia Humana y de la Limpieza Racial, del que también se empapó Hitler durante su estancia en prisión.

Anteriormente hemos hablado del libro de Madison Grant La Desaparición de la Gran Raza, y su defensa de los nórdicos, recogiendo los orígenes arios de la raza, y de cómo se convirtió en la “biblia” de Hitler…

Según recogió el asesor financiero de Hitler, Otto Wagener, en su libro Hitler: Recuerdos de un Confidente, el Führer expresó en múltiples ocasiones la influencia estadounidense en las medidas que aplicó en el país: “Ahora que conocemos las pautas de la herencia, es posible evitar que muchos seres enfermos y severamente discapacitados lleguen al mundo. Con gran interés, he estudiado las leyes de varios estados americanos acerca de la prevención de la reproducción de personas cuya progenie probablemente no tendría ningún valor o sería perjudicial para la raza”.

Así, en 1934, Rudolf Hess, quien ocupara el cargo de mayor rango político por debajo de Hitler, declaró en un mitin que “el Socialismo Nacional no es más que la biología aplicada”.

El propio Hitler mantuvo correspondencia con eugenistas de todo Estados Unidos mientras copiaba sus leyes, siendo en California donde más apoyo encontró.

Aquí tenéis el informe anual del año 1935 de la Fundación para la Mejora Humana de California citando la carta que C. M. Goethe, miembro de la junta directiva, enviaba a E. S. Gosney, uno de los principales eugenistas del estado, después de hacer un recorrido por la eugenesia aplicada en Alemania: “Te interesará saber que tu trabajo ha jugado un papel importante en la formación de las opiniones del grupo de intelectuales que están detrás de Hitler, en este programa que hará historia. Por todas partes sentía que sus opiniones habían sido enormemente estimuladas por el pensamiento estadounidense, y particularmente por el trabajo de la Fundación para la Mejora Humana. Quiero que usted, mi querido amigo, guarde para sí este hecho por el resto de su vida, de que realmente ha lanzado a la acción a un gran gobierno de 60 millones de personas“.

felicitacion a california por hitler

 

Un año antes, el director de la Fundación, Paul Popenoe, creaba una exhibición sobre el programa eugenésico nazi… “Aquellos que han visto esta exhibición dicen que es la mejor de este tipo que jamás se ha hecho”.

 

En 1938, el doctor estadounidense Joseph DeJarnette, escribía: “Alemania ha esterilizado a unos 80.000 de sus “no aptos”, mientras Estados Unidos -con casi el doble de población- sólo ha esterilizado a 27.869 en los últimos 20 años… El hecho de que haya 12,000,000 de defectuosos en los Estados Unidos debería motivar nuestro mejor esfuerzo para impulsar este procedimiento al máximo.” 

Y es que, si bien Estados Unidos no alcanzó el número de esterilizados -que sepamos- que alcanzó Alemania, sus cifras nos son desdeñables.

Estudios de la Universidad de Vermont estiman que, entre 1929 y 1974, 60.000 u 80.000 personas -según fuente- fueron esterilizadas contra su voluntad, en Estados Unidos, a través de leyes tanto estatales como nacionales. Incluso con un desconocimiento absoluto del proceso al que eran sometidas. A muchas de las que aceptaron ser esterilizadas voluntariamente, les hicieron creer que era algo reversible, pues les explicaban el proceso como si sólo les fueran a “hacer un nudo en las trompas”. Encontramos así casos como el de una señora que, después de haber sido esterilizada, llevó un DIU durante 2 años más.

 

Muchos creen que la cifra debió de ser mucho mayor pues el plan implicaba a 14 millones de personas y muchos archivos siguen estando clasificados atendiendo a la confidencialidad médico-paciente. El periodista de investigación Edwin Black describe perfectamente la ironía de esto definiendo la relación como la de médico-víctima, en lugar de médico-paciente.

Entre los que defienden que el número de víctimas fue muchísimo mayor, encontramos a CESA (Comité para Acabar con la Esterilización Abusiva), nacido en 1977, para luchar contra:

  • 8 millones de esterilizados en Estados Unidos a la fecha de creación del comité.
  • Aumento del número de esterilizaciones en los años previos en un 350%, pasando de 192.000 mujeres esterilizadas en 1970, a 674.000 en 1975.
  • La expectativa de evitar una media de 1 millón de mujeres esterilizadas, por cálculo de aumento gradual en años anteriores.
  • En 1970, el 16.3% de las parejas que empleaban algún método anticonceptivo (de los 5 disponibles) quedaron estériles. En 1973, la cifra aumentó al 23.5%.

En su manifiesto, relatan casos concretos como el de dos hermanas de 12 y 14 años, Minnie Lee y Mary Alice Relf, esterilizadas después de ser clasificadas como mentalmente incompetentes, obteniendo el consentimiento materno aprovechando que la madre era analfabeta y por tanto incapaz de leer lo que firmaba, mientras a la mayor de las hermanas, Katie (17 años), se le administraban inyecciones de anticonceptivos aún en fase de investigación.

El de una señora con un bulto anormal -aunque benigno- en el cérvix, esterilizada usándolo como excusa. Mujeres a las que se chantajeó con quitarles las ayudas económicas del estado; inmigrantes en situación irregular, amenazadas con la deportación; mujeres maltratadas físicamente por los médicos hasta que firmaban el consentimiento; mujeres que no hablaban inglés, y acudían a revisiones médicas, haciéndolas firmar el consentimiento sin poder entender lo que leían por la barrera del idioma; mujeres coaccionadas tras horas de parto a las que se les decía que, si no daban consentimiento para ser esterilizadas, no se les realizaría una cesárea, etc.

 

Leon Whitney, secretario ejecutivo de la Sociedad Eugénica Estadounidense, declaraba en referencia al trabajo de Paul Popenoe y E.S. Gosney en California, Esterilización para la mejora de la humanidad: Un resumen de 6.000 operaciones en California, 1909-1929: “Miles de hombres y mujeres han sido esterilizados gracias a las leyes de Estados Unidos, y miles más han sido esterilizados de forma secreta.

Al mismo tiempo, reconocía que “también, los doctores muchas veces se exceden en sus obligaciones. Sé de una joven a la que el cirujano le dijo después de una apendectomía: ‘Ahora, cariño, hay una carga de la que no vas a tener que volver a preocuparte. Mientras te quitaba el apéndice te he ligado las trompas, así que jamás tendrás que preocuparte del miedo de tener bebés. ¿No es genial?’”

También en el libro de Whitney La razón para la esterilización, encontramos los vínculos con la Teoría Darwinista (capítulo VI- Importando Problemas): “No tenemos forma de saber cuántos débiles mentales y locos había en los primeros tiempos en Estados Unidos, pero sabemos que al principio no había casi ninguno porque el entorno era demasiado duro para permitir la vida de un defectuoso. Y no hay lugar para los inadaptados en el sistema más perfeccionado de la evolución… la naturaleza no quiere debilidades. En todas las especies encontramos que el individuo más débil es exterminado y al superior se le permite sobrevivir.”

eunesia california human betterment

Lista elaborada por la Fundación para la Mejora Humana sobre los “Efectos de la Esterilización Eugenista practicada en California”. Se incluye: “Es una protección, no un castigo”; “Permite regresar a casa a muchos pacientes que, de lo contrario, permanecerían confinados en instituciones durante años. En consecuencia, previene las familias rotas”; “Es un paso necesario, humano y práctico para prevenir el deterioro de la raza”.

 

A modo de ejemplo de ley estatal, en 1924 tenemos en Virginia el Acta de Integridad Racial (SB 219) y Un Acta para proporcionar la esterilización sexual de los internos de las instituciones estatales en ciertos casos (SB 281), también conocida como Acta de Esterilización; basadas en el “Modelo de Ley de Esterilización Eugenésica” de Harry Laughlin.

El Acta de Integridad Racial recogía que las personas debían ser registradas en su momento de nacimiento como blancas o de color (incluía todas las razas que no fueran blancas) basándose en la “norma de una gota”; es decir, tener un ancestro de color bastaba para entrar en la segunda categoría. También reafirmaba la ley que prohibía los matrimonios interraciales (anulada por el Tribunal Supremo en 1967).

El segundo Acta defendía la esterilización de individuos considerados “débiles mentales”, incluyendo “locos, idiotas, imbéciles y epilépticos”, lo que supondría la esterilización forzosa de miles de víctimas a lo largo de varias décadas.

Acta de integridad racial virginia

 

Ese mismo año (1924) llegaría el caso Buck, después de que abuela, madre e hija fueran esterilizadas en contra de su voluntad porque el jefe del Centro para Epilépticos y Débiles Mentales decidiera que la joven Carrie Buck tenía la mentalidad de una niña de 8 años al igual que su madre -quien además era prostituta-, y que posiblemente le ocurriera lo mismo a la hija ilegítima que Carrie tuvo estando en el centro.

El caso llegó al Tribunal Supremo de los Estados Unidos, donde el muy respetable y admirado juez Oliver Wendell Holmes Jr. dictaminó que “es mejor para el mundo si, en lugar de esperar por el crimen para ejecutar descendientes defectuosos o dejarles sufrir en su imbecilidad, la sociedad pudiera prevenir que continúen (reproduciéndose) aquellos que descaradamente son inútiles… Tres generaciones de imbéciles son suficientes”. Esta sentencia convirtió la esterilización en una realidad que se extendió por casi todo el país, dando a sus partidarios -por así decirlo- libre albedrío: 23 estados aprobaron leyes eugenésicas a raíz de esta sentencia.

Hay que destacar que el juez no hablaba solo de la esterilización sino también de la eutanasia (“ejecutar”). Así lo confirma una de las cartas que le envía a su gran amigo Harold J. Laski, presidente del Partido Laborista: “Como he dicho, sin duda a menudo me parece que toda la sociedad descansa en la muerte de los hombres. Si no los matas de una manera, mátalos de otra, o evita que nazcan”.

carrie buck

Carrie Buck y su madre.

 

En los juicios de Nuremberg, los nazis citarían al juez Holmes en su defensa.

Tiempo después se descubriría que la única razón para que Carrie fuera internada en dicho centro había sido el interés de la familia de adopción con la que vivía -miembros “respetables” de la comunidad- por ocultar que su embarazo fue fruto de una violación por parte de un miembro de la familia.

 

En 1930, en el poblado Brush Mountain del condado de Montgomery se llevaron a todos los hijos de una misma familia así como a varios de sus primos (se llevaron a más personas pero no hay registros exactos) considerados “hillbillies” -paletos de campo de raza blanca descendientes de esclavos generalmente de origen irlandés -, ingresándolos en distintas instituciones mentales por todo el estado. Instituciones como el Asilo para Lunáticos del Oeste, donde se ingresaba no solo a personas dementes sino también a “débiles mentales”. Acogiéndose a las leyes citadas, todos fueron esterilizados sin siquiera ser informados de lo que se les hacía… Se les dijo que requerían de una apendectomía o procedimientos similares.

 

En total, se estima que entre 7.300 y 8.300 personas fueron esterilizadas en Virginia desde el año 1924 hasta 1979, siendo mujeres en el 62% de los casos. En 2002, coincidiendo con el 75º aniversario de la decisión del Supremo en el Caso Buck, el gobernador de dicho estado, Mark R. Warner, se disculpaba de forma oficial por toda esta barbarie.

Veamos un poco los otros estados:

  • Indiana aprobó su primera ley de esterilización en 1907 -primer estado en aprobar una ley eugenésica-, estando en vigor hasta 1974, tiempo durante el cual se estima que realizaron unas 2.500 esterilizaciones de las que un 48% fueron a hombres y el 52% restante a mujeres. Aunque desde 1899 el doctor Harry Clay Sharp castraba y esterilizaba a prisioneros varones en el Reformatorio del estado para “curarles” la masturbación. Los investigadores no se ponen de acuerdo en la cifra exacta que ronda entre las 450 y las 800 víctimas.

indiana

 

  • En Kansas se esterilizó a 3.032 personas desde su legalización en 1913 hasta 1961, siendo hombres el 58%. Aunque hay constancia de esterilizaciones previas, incluidas castraciones, como en el Hogar de los Débiles Mentales que supervisaba el doctor F. Hoyt Pilcher, quien esterilizó a unas 150 personas además de castrar a 58 jóvenes desde el año 1894. Años después, en pleno movimiento eugenésico, se le describiría como a un “valiente, pionero y suficientemente fuerte para encarar la ignorancia y los prejuicios”.
  • Alabama: Entre 1919 y 1935 se esterilizó a 224 personas. El 58% hombres.
  • Alaska: No hubo ley de esterilización ni hay registros de víctimas.
  • Arizona: Aunque la ley se aprobó en 1929, no hubo esterilizaciones hasta 1932, finalizando en 1956. Se esterilizó a 30 personas, 20 de ellas mujeres.
  • Arkansas: Recurrió al aborto y tratamientos anticonceptivos en lugar de a la esterilización.
  • Colorado: Aunque no se aprobó ninguna ley, hay casos de esterilización por dictamen judicial, así como el testimonio de un director de hospital que declaró que la esterilización era “una operación rutinaria” con muchos pacientes.
  • Connecticut: Entre 1909 y 1963, 557 personas fueron esterilizadas. El 92% mujeres.
  • Delaware: Entre 1926 y 1963, hubo 945 esterilizaciones, siendo el 50% hombres y el otro 50% mujeres.
  • Florida: No hay registros de esterilización en este estado, así como no se aprobó ninguna ley al respecto.
  • Georgia: Unas 3.284 personas esterilizadas entre 1937 y 1963. El 54% fueron mujeres.

georgia.jpg

 

  • Hawái: Aunque nunca hubo una ley al respecto, se aplicó un programa de esterilización postparto a las madres que tenían familia numerosa. Un informe de 1950 habla de que “la esterilización postparto fue llevada a cabo sobre mujeres rurales sin educación, en una escala considerable”.
  • Idaho: 30 mujeres y 8 hombres fueron esterilizados entre 1932 y 1963.
  • Illinois: Sólo hay registro de un preso de 65 años al que, en 1916, se le ofreció la esterilización a cambio de dejarlo en libertad pues estaba condenado por pervertido y degenerado. El preso aceptó.
  • Indiana: Entre 1907 y 1974 se estiman unas 2.500 esterilizaciones siendo mitad hombres y mitad mujeres. Anterior a eso, se habla de entre 175 y 800 víctimas -cifra que varía según fuentes- esterilizadas con la intención de “curar” la masturbación.
  • Iowa: Entre 1910 y 1963 hubo 1.910 víctimas de las que dos tercios fueron mujeres.
  • Kentucky: No hay registros de leyes ni de eugenesia aplicada. De hecho, no admitieron tratamientos para el control de la natalidad hasta 1966.
  • Luisiana: Aunque se aprobó una ley al respecto, no hay ningún registro de que fuera aplicada. En su lugar, se optó por ingresar a los no aptos en instituciones médicas para garantizar que no se reprodujeran.
  • Maine: Entre 1925 y 1963, 326 personas fueron esterilizadas de las cuales 280 eran mujeres.
  • Maryland: Aunque no hubo ninguna ley al respecto, hubo casos puntuales como una señora que había tenido cinco hijos, tres de ellos de hombres que no eran su marido, y fue diagnosticada con esquizofrenia y esterilizada por decisión judicial con la aprobación de su familia. Y, en 1980, un artículo denunciaba que en varios hospitales se había practicado esterilizaciones a menores de edad.
  • Massachusetts: No hubo ley al respecto, aunque se habla de 26 jóvenes castrados con “propósitos curativos”, y hay un caso demostrable de un muchacho esterilizado en 1911 como condición para salir de un hospital mental.
  • Michigan: Entre 1914 y 1963, hay documentados 3.786 esterilizaciones de las cuales el 74% se le efectuó a mujeres. También fue legal la castración como forma de esterilización. Hay registro de al menos veinte hombres castrados.
  • Minnesota: Entre 1928 y finales de los 50 se esterilizó a 2.350 personas, el 78% mujeres.

mejores bebes minnesota

Concurso “Mejores Bebés”, Minnesota, 1920.

 

  • Mississippi: Entre 1930 y 1963, 683 personas fueron esterilizadas, siendo 523 de ellas mujeres.
  • Misuri: Aunque se votó en varias ocasiones, la ley fue rechazada todas y cada una de ellas.
  • Montana: Entre 1923 y 1954, 256 personas fueron esterilizadas de las que 184 eran mujeres.
  • Nebraska: De 1917 a 1963 se esterilizó a 902 personas, siendo mujeres el 53%.
  • Nevada: A pesar de ser legal, nadie llegó a ser esterilizado.
  • Nuevo Hampshire: Entre 1910 y 1959, 679 personas fueron esterilizadas siendo mujeres 527.
  • Nueva Jersey: Aunque la ley de esterilización fue aprobada, se acabó declarando inconstitucional por lo que no hay registros de esterilizaciones. Aun así, su aprobación sería firmada en 1911 por el demócrata Woodrow Wilson, quien un año después se convertía en el 28º presidente de los Estados Unidos. Durante sus dos mandatos segregó racialmente el gobierno federal, supervisando personalmente la instauración de las medidas Jim Crow; financió el Segundo Congreso del Comité Internacional de Eugenesia a través de su asesor Cleveland H. Dodge y se aprobó la 19ª enmienda por el sufragio femenino (recordemos la importancia que los eugenistas le van dando a las mujeres en esos años como madres de la raza superior.

Es curioso pensar que sería el mismo Wilson que ayudó en la creación de la Sociedad/Liga de Naciones (antecesora de la ONU) tras la Primera Guerra Mundial, valiéndole un Nobel de la Paz, proclamando ante el mundo que luchaba por los derechos de los indefensos: “Lo que buscamos es el reino de la ley, basado en el consentimiento de los gobernados y sostenido por la opinión organizada de la humanidad”.

Y, por si os queda alguna duda, en su discurso de investidura como presidente dijo: “La nación entera ha despertado y reconoce la extraordinaria importancia de la ciencia de la herencia humana [eugenesia], así como su aplicación al ennoblecimiento de la familia humana … Theodore Roosevelt expresó el temor acerca de que segmentos inferiores de la población estaban ganando poder“.

  • Nuevo México: No hay ninguna información al respecto.
  • Nueva York: La ley estuvo vigente desde 1912 hasta 1920, aprobando la esterilización incluso mediante la castración, esterilizando a 42 personas siendo mujeres la mayoría.
  • Carolina del Norte: Desde 1929 hasta 1973 se esterilizó a 7.600 personas de las que el 85% fueron mujeres. El porcentaje de negros entre las víctimas fue de un 39% hasta finales de los 60, donde subió al 60%, mientras representaban un tercio de la población total.
  • Dakota del Norte: Entre 1910 y 1962, 1.049 personas fueron esterilizadas. El 62% de ellas mujeres.

dakota del norte

Manicomio estatal, Dakota del Norte.

 

  • Ohio: No se aprobó ninguna ley al respecto ni hay registros de esterilizaciones.
  • Oklahoma: Desde mediados de los años 30 hasta 1955 se esterilizó a 556 individuos, siendo mujeres el 78%. Las nativas estadounidenses no están representadas en esta cifra porque su caso fue distinto: que se sepa, durante los años 70 en el hospital de servicios sanitarios de indios (nativos) “se esterilizaba a una mujer cada 4 bebés nacidos”. Según fuentes de los propios nativos, hubo una tribu donde no quedó una mujer de raza pura sin esterilizar lo que hace que los nativos americanos lo consideren un genocidio. Denuncian que cerca del 50% de las mujeres nativas fueron esterilizadas. Un informe del mismo hospital habla de 3.406 esterilizaciones, 36 de ellas a menores de edad.
  • Oregón: Entre 1917 y 1983, se estima que 2.648 personas fueron esterilizadas. El 65% mujeres.
  • Pennsylvania: Entre 1889 y 1931 se esterilizó a 270 personas sin que hubiera ninguna ley que lo permitiera hasta 1905, usando la castración hasta ese momento. El Acta de 1905 se llamó “para la Prevención de la Estupidez”.
  • Rhode Island: No hay registros de esterilización hasta 1974, cuando se estableció que los pacientes podían solicitarlo legalmente.
  • Carolina del Sur: Entre 1938 y 1963 se esterilizó a 277 personas, de las que el 92% eran mujeres.
  • Dakota del Sur: Desde finales de 1920 hasta principios de los 60, 789 personas fueron esterilizadas siendo mujeres casi dos tercios.
  • Tennessee: No hubo ley de esterilización ni hay registros de esterilizaciones ilegales.
  • Texas: Ni ley ni registros de esterilizaciones.
  • Utah: Desde 1925 hasta 1960 se esterilizó a 772 individuos, de los que el 54% fueron mujeres.

utah

 

  • Vermont: Desde 1931 hasta 1957 hay registros de 253 esterilizaciones, siendo casi dos tercios de las víctimas mujeres.
  • Washington (el estado): Entre 1909 y 1942 se esterilizó a 685 personas de las que 501 fueron mujeres. Como curiosidad, entre 1909 y 1921 solo se esterilizó a personas “acusadas de abusar carnalmente de una mujer menor de 10 años o de violación”.
  • Virginia del Oeste: Entre 1929 y 1956, 98 personas fueron esterilizadas siendo 83 de ellas mujeres.
  • Wisconsin: Entre 1915 y 1963 hay registros de 1.823 personas esterilizadas de las que el 79% fueron mujeres.
  • Wyoming: No hubo ley al respecto ni hay registro de víctimas.

 

California sería el estado cúspide del movimiento: se habla de al menos 20.108 personas esterilizadas o castradas -ambas opciones eran legales- entre 1909 y 1964, hombres y mujeres, adultos o menores por igual. Los mexicanos supusieron entre el 7 y el 8% de los esterilizados, así como la población negra -siendo sólo el 1% de la población total del estado- supuso el 4% de las víctimas.

En el condado de Sonoma, algunas mujeres fueron esterilizadas simplemente porque se consideró que tenían un clítoris anormalmente grande.

Todas estas cifras son orientativas pues el acceso a muchos archivos está prohibido, es limitado o incluso han sido alterados.

Insisto en que, según el Comité para Acabar con la Esterilización, fundado en 1977, en aquel año la cifra ya alcanzaba los 8 millones de víctimas.

 

Hubo un momento en el que múltiples agencias nacionales y estatales colaboraban activamente con la eugenesia aun cuando no parecían tener ningún tipo de relación con dichos estudios a simple vista. Ya hemos visto por ejemplo la colaboración del Departamento de Agricultura nacional, pero si nos centramos en Nueva York, la policía, los responsables de prisiones, el departamento de industria, el de empleo… todos colaboraban investigando a la población y catalogándola. Llegó a establecerse un grupo organizado de padres, profesores y voluntarios que colaboraban en la búsqueda de niños con defectos, elaborando una lista que se llamó “déficit de atención”.

Toda esta información era remitida al ERO, desde donde Laughlin editó una revista publicando cada avance y cada conferencia, contando lo más importante pero también lo más nimio, sin secretos, dando nombres, fechas, datos, cantidades: Eugenical News.

En 1923, a modo de guiño a la eugenesia aplicada en Alemania, rebautizaron la revista como Eugenical News: Current Record of Race Hygiene (los alemanes llamaban a la eugenesia limpieza racial), con publicaciones habituales de eugenistas alemanes. De hecho, después de que el eugenista alemán Julius Lehmann lanzará una serie de tarjetas identificando distintas razas y sus características, la revista le sugirió que añadiera fotografías y empezaron a salir en paquetes de 10, como si fueran cromos.

 


 

La eugenesia no se aplicó solamente a nivel estatal o federal interno sino también en las fronteras nacionales.

En la Page Act de 1875 se vetaba la entrada a los Estados Unidos a cualquier mujer china. Profundizando un poco más, se vetaba la entrada a cualquier inmigrante calificado como “indeseable”, definiéndolo como cualquier individuo que viniera de Asia para realizar trabajos forzados, prostituirse o personas que fueran convictas en su país de origen; recogiendo que castigarían a cualquiera que intentara importar personas de China, Japón o cualquier país asiático. En la práctica, las mujeres asiáticas, sobre todo chinas, fueron las que vieron imposibilitada su entrada al país. Ley que se reforzaría con el Acta de Exclusión China de 1882, prohibiendo la entrada directamente a cualquier chino (hombre o mujer). El Partido Demócrata lo defendía abiertamente en su programa electoral, alegando que los asiáticos eran “inapropiados por sus hábitos, su formación (o) religión (…) para gozar de la ciudadanía que nuestras leyes confieren”.

A-political-cartoon-from-1882

 

Ese mismo año, llegaba el llamado Acta de Inmigración de 1882 que restringía la entrada a convictos, locos, idiotas, “cualquier persona que no fuera capaz de cuidar de sí mismo”, personas que pudieran ser una carga para el estado… Estos dos últimos grupos abarcaban a mujeres embarazadas, mujeres solteras, pobres, discapacitados, enfermos, etc. Además, exigía un “impuesto por cabeza” -sí, se llamaba así- a todo aquel cuya entrada al país fuera aprobada.

El Acta de Inmigración de 1891 ampliaba las restricciones a personas que pudieran ocupar cargos públicos, polígamos, personas que hubieran recibido ayuda económica para pagar su billete a Estados Unidos, y a personas que hubieran cometido faltas y ofensas.

Si vais por Ellis Island, en Nueva York, -que abrió sus puertas en 1892 precisamente por estas leyes- en la zona sur de la isla se encuentra el hospital de inmigrantes donde se les inspeccionaba para ver si se les dejaba pasar o no. Es irónico que antes de llegar a Ellis, tengas que cruzarte con la Estatua de la Libertad, que mira hacia Europa.

La Dama Libertad te recibía pero Ellis decidía.

1377638

 

El jefe del equipo médico de la isla -quien se encargaba de examinar a los inmigrantes-, J. G. Wilson, escribía un artículo donde no queda lugar a la duda respecto a su defensa de la eugenesia. El nombre del artículo ya da muchas pistas: “Un estudio de la psicopatología judía”, y su contenido: “Si la ciencia de la eugenesia merece alguna aplicación práctica, debe insistir en un estudio cuidadoso de la violación diaria de su principio fundamental por parte de toda una raza que persistentemente se niega a practicar la doctrina que es esencial para la preservación de una mentalidad saludable. Me refiero a los judíos … Primero, los judíos son una raza altamente endogámica y con inclinaciones psicópatas. Segundo, la prevalencia de afecciones mentales entre ellos se debe casi por completo a la herencia”.

En 1913, el psicólogo Henry Goddard realizó un experimento en la isla a un grupo de 148 inmigrantes italianos, rusos, húngaros y judíos usando el test de inteligencia de Simon-Binet, clasificando de “moron” (deriva del griego moros – estúpido) a los que obtenían peores resultados en el test, resultando en el 40% de los mismos. Esa misma palabra, moron, la usan ahora los americanos de izquierdas -tan antirracistas- para referirse a la derecha de modo peyorativo, con todas las connotaciones racistas que podemos ver que conlleva la palabra. Otra palabra usada hoy en día que deriva de esta etapa es borderline, que son aquellos que no llegan a la categoría de moron, pero siguen siendo débiles mentales (están en el límite).

El test Simon-Binet comenzó a usarse en distintos puntos del país para medir las diferencias entre las razas. En una ocasión, se le realizó a 486 blancos y 907 negros, dando como resultado que los negros puros obtenían un 60% menos de puntuación que los blancos puros; mientras que los negros y blancos cuyas sangres estaban mezcladas entre sí o con otras razas, obtenían puntuaciones similares.

 

En 1917, la lista del Acta de 1891 era ampliada: “imbéciles, personas débiles de mente, epilépticos (…), con defectos mentales o físicos…”. A partir de este año, todos los que quisieran entrar al país debían demostrar ser capaces de leer y escribir, de lo contrario el rechazo era automático.

Sucediéndole el Acta de Inmigración de 1924, que restringía la entrada a inmigrantes del sur y del este de Europa, así como a aquellos provenientes de países mayoritariamente católicos: España, Portugal, Italia, Grecia, Hungría, Polonia, República Checa, Yugoslavia, Lituania y Rusia, estableciéndose cuotas anuales máximas para los mismos (Italia – 5.666, Grecia – 308, Polonia – 6.488, Yugoslavia – 942…).

inmigracion estados unidos

“La propuesta para el vertedero de emigrantes.”

“Estatua de la Libertad: “Señor Windom, si piensa convertir esta isla en una montaña de basura, me vuelvo a Francia”.

En ambos barcos pone: “Barco de basura europea”.

 

También se restringía la entrada a los judíos, cayendo su inmigración de 190.000 en 1920 a 7.000 en 1926; motivo por el cual no encontraron refugio en Estados Unidos durante y después de la Segunda Guerra Mundial.

De hecho, el editor en jefe del New York Times, Joseph Lelyveld, publicó el libro His Final Battle donde recopiló multitud de pruebas del antisemitismo del que fuera presidente de los Estados Unidos durante dicho conflicto, Franklin Delano Roosevelt, recogiendo el testimonio de Charles Bohlen, ayudante e intérprete del presidente.

Roosevelt se refería a los judíos llamándoles “kikes” que deriva de la palabra círculo en hebreo, porque cuando llegaban a Estados Unidos, al rellenar sus papeles de inmigración, en lugar de marcar las casillas con una “x”, hacían círculos.

Así, Bohlen asevera que le advirtió una vez sobre el rey de Arabia Saudí, diciéndole que “si sigues mandando kikes a Palestina, los va a matar”, a lo que Roosevelt reaccionó riéndose.

También cuenta que cuando el líder soviético Josef Stalin, durante la Conferencia de Yalta, preguntó al presidente si le iba a dar alguna concesión a dicho rey, éste le espetó que “solo había una concesión que él pensaba que podía ofrecerle y era darle los otros seis millones de judíos que había en los Estados Unidos”.

 

El Acta de 1924 también amplió la prohibición de los asiáticos, añadiendo a los indios por extensión al prohibir la entrada a los no-blancos (sin incluir a los negros africanos que SÍ tenían permitida la entrada). Los latinos, al contrario de lo que mucha gente cree, eran catalogados de blancos, así que no les afectaba esta ley de inmigración.

“América debe permanecer americana”, declaraba el por aquel entonces Presidente de los Estados Unidos, Calvin Coolidge.

Todo ello de la mano de Harry Laughlin (quien inspiró las Actas de Virginia), después de realizar numerosos estudios en prisiones estatales así como en instituciones mentales en Europa, y regresar exponiendo el coste en impuestos de mantener a los “socialmente inadecuados”. Por ello, y por estudios previos de Laughlin, apoyado por el Servicio de Salud Pública, el Congreso decidió que todo esto era necesario “para preservar el ideal de la homogeneidad americana”.

arbol laughlin

Propaganda a favor de la eugenesia distribuida por Laughlin y los suyos en la puerta del Capitolio.

 

La restricción era tan severa que en ese año el número de personas de todas las razas y religiones de la lista que abandonó los Estados Unidos superó el número de los que entraron, pues -a modo de ejemplo- la ley exigía que el número de europeos del sur y del este se redujera del 45 al 15%, siendo considerados disgénicos (genética negativa).

 

Curiosidad: todos conocemos la historia de Anna Frank y su diario. Hace un años se descubrió que su padre, Otto Frank, escribió a los Estados Unidos en dos ocasiones solicitando visas para él y su familia, intentando huir de la Alemania nazi… visas que le fueron denegadas en base al Acta de Inmigración de 1924.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La eugenesia aplicada en Estados Unidos duró 6 décadas, durante las cuales se seleccionó a personas por sus antepasados, por su país de origen, su raza o su religión para ser privadas de la capacidad de reproducirse mediante la esterilización forzosa. Hubo gente internada en instituciones mentales sin estar enferma, de los que muchos fallecieron por los tratamientos a los que eran sometidos (lobotomías), cuando no quedaron dañados de por vida mental, física o psicológicamente. A tantos otros se les prohibió casarse o sus matrimonios les fueron anulados.

matrimonios compatibles o no

Compatibilidad matrimonial: “¿Durante cuánto tiempo vamos los americanos a ser cuidadosos con el pedigree de nuestros cerdos, pollos y ganado, para dejar los ancestros de nuestros hijos al azar o a un sentimiento ciego?”

 

Todo esto con un único propósito: crear una raza nórdica-germánica superior.

Y aún así, no era una cuestión de racismo contra una única raza. Era un movimiento contra todos los que no cumplieran los estándares fijados por los defensores de la eugenesia, lo cual implicaba negros, nativos, árabes… pero a blancos también.

Se persiguió a los enanos y a los gigantes (padecían gigantismo); a las personas con mucho vello y a las que tenían mandíbula de Habsburgo; a los que tenían falta de vista o cataratas, a los que eran sordos; a los pobres y a los vagos; a los tartamudos y a los tímidos; a los zurdos y a los albinos… Se persiguió a los judíos, pero también a los católicos y musulmanes: “(…) En los Estados Unidos ha sido casi la misma historia. Nuestro país, originalmente poblado casi exclusivamente por nórdicos, hacia fines del siglo XIX fue invadido por hordas de inmigrantes alpinos y mediterráneos, por no mencionar los elementos asiáticos como los levantinos y los judíos. Como resultado, los nórdicos nativos americanos han sido desplazados con increíble rapidez por estos enjambres y prolíficos extranjeros, y después de dos cortas generaciones, se ha extinguido en muchas de nuestras áreas urbanas (…) El término ‘raza caucásica’ ha dejado de tener ningún significado”, Madison Grant.  

Escoceses e irlandeses fueron vistos como una amenaza biológica, siendo descendientes de mediterráneos (llamados neolíticos). El cabello oscuro era un estigma. No importaba si eran personas inteligentes o triunfadoras; la teoría de los guisantes de Mendel justificaba el miedo a que los genes defectuosos aparecieran en la siguiente generación.

Todo esto conllevo no sólo la esterilización de un individuo por tener algún fallo (por ejemplo, cojear), sino que también se esterilizaba a todos los familiares cercanos para que no se perpetuara “ese fallo en la especie”.

cataratas

Pedigree de una familia mostrando las cataratas hereditarias.

 

Y, aunque me he centrado en la eugenesia aplicada mediante la esterilización, lo cierto es que hubo otras medidas eugenésicas como el aborto, los métodos anticonceptivos, la segregación (de los no aptos respecto de los aptos) y las leyes matrimoniales (prohibiendo matrimonios determinados). Es decir, hubo estados donde no se aplicó la esterilización aunque sí se recurrió a las leyes matrimoniales y la segregación.

 

CAPÍTULO 9. Estados Unidos: Madres de la Raza.

3ª PARTE

 

“El control de la natalidad en sí, a menudo denunciado como una violación de la ley natural, es nada más y nada menos que la facilitación del proceso de eliminar a los no aptos, de prevenir el nacimiento de los defectuosos o de aquellos que se volverán defectuosos”. Margaret Sanger, capítulo 18 de su libro Woman and the new race.

 

Hablemos ahora de una de las personas que más arduamente trabajó en pro de la limpieza racial: Margaret Sanger.

Fue una de las más firmes defensoras de la eugenesia, a pesar de que se empeñen en negarlo. Fundadora de American Birth Control League (Liga de Control de la Natalidad Estadounidense – ABCL) -hoy conocida como Planned Parenhood-, famosa por ser pionera en el control de la natalidad (aborto, píldora anticonceptiva), líder del movimiento feminista estadounidense y partidaria incondicional del uso de la esterilización para librar al planeta de los no aptos o “basura humana”, como ella gustaba llamarlos cuando afirmaba que “las malas hierbas” debían ser “exterminadas”.

madre de la raza usa

 

Generalmente, la izquierda defiende que Sanger no era racista pero, como dije al principio, esto no va de opiniones sino de hechos, así que leamos directamente a la señora Sanger:

  • En 1950, Sanger escribió una carta a Katharine Dexter McCormick (feminista y eugenista: primera mujer en obtener una licenciatura en ciencias, considerada la madrina de la píldora anticonceptiva), diciéndole: “Considero que el mundo, y casi toda nuestra civilización, durante los próximos veinticinco años dependerán de un anticonceptivo simple, barato y seguro, que se utilizará en barrios marginales, guetos y entre las personas más ignorantes. Pero incluso esto no será suficiente, porque creo que ya, de inmediato, debería haber una esterilización nacional para ciertos tipos disgénicos de nuestra población, a los que se alienta a criar, y que se extinguirían si el gobierno no los alimentara”.
  • En 1919, en su artículo Control de la Natalidad y Mejora Racial, Sanger defendía: “…Por otro lado, los que abogamos por el control de la natalidad, ponemos todo nuestro énfasis en detener no solo la reproducción de los no aptos, sino también detener toda reproducción cuando no hay medios económicos para brindar atención adecuada a las personas que nacen saludables… Aunque personalmente creo en la esterilización de los débiles, locos y sifilíticos, he podido descubrir que estas medidas no son más que disuasiones superficiales cuando se aplican a la corriente en constante crecimiento de los no aptos… La eugenesia sin control de la natalidad parece para una casa construida sobre la arena. Está a merced de la corriente ascendente de los no aptos…”.
  • En su autobiografía explicaría las dudas que tuvo a la hora de elegir el nombre para la American Birth Control League (ABCL), pues su movimiento “abarcaba mucho más que la prevención del embarazo”; y cómo lo resolvió en una reunión entre amigos: “Las expresiones que ya se estaban usando -Neo-maltusianismo, Limitación Familiar y Generación Consciente- parecían cargantes y carentes de atractivo popular. La palabra ‘control’ estaba bien, pero no me gustaba la limitación -era demasiado limitada. Yo no hablaba del sistema un-niño o dos-niños como en Francia, ni tampoco estaba completamente de acuerdo con el Neo-maltusiano inglés cuya preocupación estaba mayormente basada en razones económicas. Mi idea de control era mayor y más amplia. Quería ‘familia’ en ello (…) Probamos Control Demográfico, Control Racial y Control de la Tasa de Natalidad. Entonces alguien dijo, ´Quita tasa´. Control de la Natalidad era la respuesta…”.
  • En 1926, la ABCL patrocinaba la Sexta Conferencia Internacional de Neo-Maltusinismo y Control de la Natalidad, sobre la que posteriormente Sanger publicaría un artículo en su revista Birth Control Review, incluyendo la declaración del Rabino judío Stephen Wise, presidente del Congreso de Judíos Americanos: “Creo en el control de la natalidad como una herramienta (…) extremadamente importante como parte del programa eugenésico (…) El control de la natalidad, repito, es lo fundamental, es el elemento o la herramienta primordial en el programa eugenésico”.
  • Apoyó públicamente la resolución del caso Buck (visto anteriormente, donde madre, hija y nieta fueron esterilizadas).
  • En su libro La Mujer y la Nueva Raza escribía: “Lo más piadoso que una familia numerosa hace a uno de sus miembros infantes es matarlo”.

women and the new race

 

  • Así mismo, en su libro Pivot of Civilization (1922), se ve claramente su inclinación darwinista, dedicando todo un capítulo a mostrar su desprecio hacia la caridad (cap. 5 – La crueldad de la caridad): “La caridad organizada en sí misma, es el síntoma de una enfermedad social maligna. Esas organizaciones vastas, complejas e interrelacionadas, dirigidas a controlar y disminuir la extensión de la miseria y la indigencia, y todos los males amenazantes que surgen de este suelo siniestro y fértil, son la señal más segura de que nuestra civilización ha criado, está reproduciendo y está perpetuando constantemente el número de personas defectuosas, delincuentes y dependientes. Mi crítica, por lo tanto, no está dirigida al ‘fracaso’ de la filantropía, sino más bien a su éxito (…) La locura anualmente drena de la tesorería del estado no menos de $11.985.695,55, y de fuentes privadas y dotaciones otros veinte millones. Cuando nos damos cuenta de que el número total de reclusos en instituciones públicas y privadas en el Estado de Nueva York, en casas de beneficencia, reformatorios, colegios para ciegos, sordos y mudos, en manicomios, en hogares para los débiles de mente y epilépticos, es de casi 65.000, un número insignificante en comparación con la población total, nuestros ojos deberían abrirse ante el terrible costo del peso muerto de estos desechos humanos para la comunidad”.

Por cierto, el capítulo comienza con un epígrafe del anteriormente citado Rabino Wise: “Ser caritativo con los buenos-para-nada a expensas de los buenos, es una crueldad extrema. Es un almacenamiento deliberado de miseria para las generaciones futuras. No hay mayor maldición para la posteridad que la de legarles una creciente población de imbéciles”

  • En el mismo libro despeja cualquier duda sobre sus ideas eugenistas, siendo además eugenistas negativas: Capítulo 4, La reproducción de los débiles mentales: “La urgencia del problema de la segregación y la esterilización debe ser enfrentada de inmediato. Todas las niñas o mujeres débiles mentales del tipo hereditario, especialmente las del tipo imbécil, deben ser segregadas durante el período reproductivo. De lo contrario, es casi seguro que tenga hijos imbéciles que a su vez de seguro parirán a otros defectuosos. Los defectos masculinos no son menos peligrosos. La segregación llevada a cabo durante una o dos generaciones nos daría un control parcial del problema. Además, cuando nos damos cuenta de que cada persona de mente débil es una fuente potencial de una progenie interminable de defectos, preferimos la política de esterilización inmediata; de asegurarnos de que la paternidad esté absolutamente prohibida para los débiles mentales”.
  • Y, lo más importante dentro este libro: Sanger elabora una lista de principios para la ABCL que incluyen los objetivos de su creación; a destacar: “Esterilización: de los dementes y débiles mentales, y el estímulo de esta operación a los afectados por enfermedades hereditarias…”.

ABCL objetivos.png

 

  • Así mismo, en sus publicaciones periódicas encontramos: “Diez buenas razones para el control de la natalidad (…) la abolición de la pobreza y el alivio de la superpoblación a nivel nacional e internacional, y la mejora de la raza (…) La Preservación de la Civilización…” 

10 razones para el control de la natalidad sanger publicacion periodica

 

La relación entre la ABCL y la eugenesia fue tan evidente que:

  • Irving Fisher, primer presidente de la American Eugenic Society, fue miembro del Comité de la Primera Conferencia de la American Birth Control League.
  • Lothrop Stoddard, autor del libro La Creciente Marea de Color Contra la Supremacía del Mundo Blanco, fue durante años miembro de la directiva de ABCL.
  • En 1929, Henry Pratt Fairchild, autor del libro antiinmigrantes y anti-etnias El Error del Crisol de Razas, fue el vicepresidente del grupo lobista Comité Nacional para la Legislación Federal del Control de la Natalidad creado por Sanger, sirviendo posteriormente en el Consejo de Consulta de la Oficina de Investigación Clínica de Control de la Natalidad (también de Sanger), y más tarde como vicepresidente de la Federación de Control de la Natalidad de América.
  • William Welch, director médico de la Fundación Rockefeller, y Edward East, sociólogo de Harvard, eran asesores del Consejo de la Sociedad Eugénica Estadounidense mientras colaboraban en tareas públicas para Sanger.

 

El 1 de abril de 1925, el New York Times se hacía eco de los deseos de Sanger por unir su clínica de control de la natalidad con la Sociedad Eugenésica:

“La Sra. Margaret Sanger, fundadora de la American Birth Control League [ABCL], dijo que la liga estaba lista para unirse con el movimiento eugenésico, siempre que los eugenistas pudieran presentar un programa definitivo de estándares para la paternidad en base eugenésica, en lugar de un ideal eugenésico”.

meeting entre PP y Eugenesia

Publicación de Margaret Sanger en la revista de ABCL, sobre el mitin con los eugenistas para unir ambos movimientos.

 

Y, sin embargo, la cima de la comunidad eugenista estadounidense no terminaba de aceptar a Margaret Sanger porque encontraban sus puntos de vista demasiado extremistas.

Sanger no solo quería limitar la reproducción de los no aptos, sino también la de los aptos. Pensaba que no se puede tener calidad por insistir en la cantidad. Uno no puede simplemente tener mejor gente por tener más gente, como le explicó en una carta al Presidente Theodore Roosevelt, “(los que se oponen al control de la natalidad) asumen que las familias que ahora viven de manera acomodada serán capaces de mantener su situación (económica) sin importar cuántos hijos adicionales nazcan…”.
Escribió múltiples cartas al director del Museo de Historia Natural de Nueva York, Henry Osborn, así como a Davenport, intentando que acudieran a sus conferencias y comités. Ambos declinaron en todas las ocasiones, pero acabó consiguiendo algunos avances, como que Laughlin aceptara acudir a uno de los comités a través de Irving Fisher; o que las sedes de la Asociación para la Eugenesia estatales le cedieran locales gratuitos donde instalar sus centros de American Birth Control League.

Eugenesia local para PP

Relación entre la Asociación para la Eugenesia de Arkansas y la ABCL, en un contrato que firma Hilda Cornish, miembro de American Eugenic Society, fundadora de la asociación de dicho estado y amiga de Margaret Sanger.

 

Sanger también presionó a congresistas y senadores a fin de convencerlos de la necesidad de una ley a favor del control de la natalidad, creando en 1929 el Comité Nacional sobre la Legislación Federal para el Control de la Natalidad (NCFLBC). Para ello contó con la ayuda del analista y darwinista social Guy Irving Burch.

Extractos de los informes de Burch constan en los papeles de Margaret Sanger guardados en la Librería del Congreso, donde podemos ver con quién se reunió, cuándo y qué se dijo. Por ello sabemos que intercedió ante el Senador demócrata Ellison D. Smith el 24 de mayo de 1934, y con el congresista demócrata Oliver Harlan Cross al día siguiente: “Dijo que no sabía mucho sobre la ley. Que el gobierno no debe meterse en el control de la natalidad. Le mostré la ley. Dijo que todos los negros sabían todo sobre el control de la natalidad. Dijo que estaría en contra. Pero creo que podríamos convencerle”.

De su reunión con el congresista demócrata William M. Citron, el 3 de abril de 1936, escribió: “Me llevó a su oficina privada y me dijo: ‘Sabes que esto es sólo un asunto político para mí… Soy judío, y los católicos me crucificarían si votase por esta ley’.”

Hay registros de otros colaboradores de Sanger que se reunieron con más dirigentes políticos como:

  • Alice Palache, quien mantuvo una conversación con el congresista republicano Roland J. Kinzer el 21 de enero de 1932: “Sin embargo, después de una pequeña discusión dejó de estar tan a la defensiva y tuvimos una gran discusión acerca de cómo el control de la natalidad disminuiría el consumo de productos agrícolas”. 

Y con el congresista demócrata T. Alan Goldsborough el 3 de febrero de 1932: “Le preocupaba mucho la inmoralidad de la juventud, y no estaba convencido de que la legislación sea el enfoque correcto. Sin embargo, está convencido de que debería informarse a muchas mujeres. Concretamente, a las extranjeras de nuestra población”.

  • Flora B. Estabrook con el congresista republicano Charles Finley el 9 de diciembre de 1932: “Se opone a la ley ‘en conciencia, porque no tenemos derecho a negarle la alegría de vivir a millones’; moral y políticamente necesitamos ‘más gente’. La única forma de controlar la natalidad es el auto control. La guerra, una gloriosa oportunidad para los individuos y una buena forma de controlar la demografía”.
  • Helen Harper con el senador demócrata William H Dieterich el 20 de abril de 1936: “Cada pareja sana debería tener seis hijos y dijo que, al ritmo actual, en una pocas generaciones el país sería invadido por la raza negra que se multiplica tan rápidamente.
  • Hazel Moore con el senador republicano Peter Norbeck el 28 de mayo de 1934: “Afirmó que ‘votaría por ello pero creo que tu teoría es errónea. Si no tenemos cuidado, Japón ocupará el país pues nuestros ricos no están teniendo hijos. Tu ley sólo legalizaría lo que ya está ocurriendo, por lo que no es necesario cambiar la ley’”.

 

A pesar del continuo rechazo, las ideas eugenistas de Sanger no cambiaron ni un ápice. En 1950, en el Trigésimo Encuentro Anual de la Federación Planned Parenthood, lo dejó bien claro dando un discurso que incluyó: “No nos olvidemos de esos miles de millones, millones, miles de personas que continúan aumentando, expandiéndose, multiplicándose a un ritmo increíble cada año. África, Asia, Sudamérica se componen de más de mil millones de humanos miserables, pobres, esclavos analfabetos (…) que continúan reproduciéndose en la lucha ciega por la supervivencia y la perpetuación (…) Este siglo XX nuestro ha visto la multiplicación de humanos más rápida de la historia, cantidad sin calidad…”.

En ese encuentro, Planned Parenthood recogía el premio de la Fundación Mary Lasker. Mary y Albert Lasker serían quienes financiarían el “Proyecto Negro” (Negro Project) de Sanger; proyecto que, como podéis adivinar, se centraba en la eugenesia aplicada a la población negra estadounidense.

Mary, de soltera Mary Woodward Reinhardt, había sido secretaria de la Federación de Sanger para el Control de la Natalidad en 1937, realizando multitud de donaciones personales.

Hoy, su fundación recauda dinero para biomedicina… (hablaremos de esto más adelante).

 

En 1930, había 55 centros de Control de la Natalidad en 23 ciudades estadounidenses, número que continúo creciendo hasta en 1947, Prescott S. Bush, cuyos hijo y nieto ocuparían la presidencia del país, ejercía de tesorero en la que sería la primera recaudación de fondos nacional de la ahora llamada Planned Parenthood. Diez años después, ya había casi 500. En 1995, había 938 clínicas de Margaret Sanger en todo Estados Unidos, con excepción de Dakota del Norte y Wyoming, practicándose en ellas el 48.8% del total de abortos del país. Solamente en ese año registraron 139.899 abortos.

Ahora, además, se han expandido hacia el sector en auge del “género”, añadiendo “servicio sanitario transgénero” a su causa, aunque su web informa de que atienden a personas en todos los espectros de género.

 

En todos los estados, la oposición más férrea contra la eugenesia -en todas sus formas- que encontraron fue la de la Iglesia Católica…

critica eugenesia catolica

“Y más aún, desean legislar para privar a estos [no aptos] de esa facultad natural [reproducción] mediante acciones médicas en contra de su voluntad; y esto no lo proponen como forma de infligir un castigo severo -a través de la autoridad del Estado- por haber cometido un delito, ni para prevenir futuros delitos cometidos por personas ya culpables, sino que, contra todo derecho y bien, desean que la autoridad civil se atribuya un poder por defecto que nunca tuvo y nunca podrá poseer legítimamente…”

 

…siendo los protestantes firmes defensores del movimiento, cuyos seguidores eran principalmente de los países de los que Estados Unidos sí aceptaba inmigrantes (recordemos que dentro del protestantismo se encuentran los luteranos, anglicanos, calvinistas, bautistas, metodistas, evangelistas y pentecostales).

Así, el obispo protestante, John T. Dallas, declaraba públicamente: “La eugenesia es uno de los temas más importantes que esta generación ha de considerar”; o el también obispo protestante, Thomas F. Gailor:  “La ciencia de la eugenesia (…) al idear métodos para prevenir la propagación de los miembros débiles, criminales y no aptos de la comunidad, es (…) una de las contribuciones más importantes y valiosas a la civilización”. Esto explicaría la importancia que los eugenistas daban a la religión a la hora de discriminar.

Por ello, en 1939, Margaret Sanger escribía una carta al por aquel entonces director de la ABCL, Clarence Gamble, eugenista heredero de la multinacional de bienes de consumo P&G (Procter and Gamble), explicándole que requerían de pastores (líderes religiosos de la comunidad negra) para su idea del Projecto Negro: “El trabajo del pastor también es importante y debería ser entrenado por la Federación en nuestros ideales y hacia el objetivo que esperamos alcanzar. No queremos que se corra la voz de que queremos exterminar a la población negra, y el pastor es el hombre que puede enmendar esa idea si alguna vez se le ocurre a alguno de sus miembros más rebeldes”.

gamble-sterilization-eu

Relación de Gamble con la ABCL y la eugenesia.

 

También explica la importancia de contratar negros a tiempo completo pues respetan a los doctores blancos y manipulan con más facilidad a sus iguales en su “ignorancia, supersticiones y dudas”.

carta sanger

 

Así, el proyecto contó con la ayuda de varios ciudadanos respetados y admirados en la comunidad negra como Mary McLeod Bethune, fundadora del Consejo Nacional de Mujeres Negras y asesora del presidente Franklin D. Roosevelt en 1932; Adam Clayton Powell Jr., pastor de la Iglesia Baptista Abisinia del Harlem; y W.E.B. DuBois, fundador de la Asociación Nacional para el avance de la Gente de Color (NAACP). 

DuBois tuvo a bien hacer constar su opinión por escrito en junio de 1932 en la revista de la ABCL: “La masa de negros ignorantes todavía se reproduce de forma descuida y desastrosa, por lo que entre los negros aumenta, incluso más que entre los blancos, esa parte de la población menos inteligente y apta, y menos capaz de criar a sus hijos adecuadamente”.

Y, ¿sabéis quién era también pastor bautista? Martin Luther King Jr.

En 1966, la esposa de M.L.K. recibía en su nombre (él no pudo asistir por estar en una protesta) el premio Margaret Sanger de Planned Parenthood, leyendo un discurso redactado por el propio Luther King: “Recientemente, la prensa se ha llenado con informes de avistamientos de platillos voladores (…) estas historias, permiten que nuestra imaginación especule sobre cómo los visitantes del espacio exterior nos juzgarían. Me temo que estarían estupefactos ante nuestra conducta (…) observarían que gastamos sumas insignificantes en la planificación de la población, a pesar de que su crecimiento espontáneo es una amenaza urgente para la vida en nuestro planeta (…) que nuestro planeta está habitado por una raza de hombres locos cuyo futuro es sombrío e incierto (…) La planificación familiar, relacionar la población con los recursos mundiales, es posible, práctico y necesario.”

“Existe una relación sorprendente entre nuestro movimiento (la lucha por la igualdad para los negros) y los primeros esfuerzos  de Margaret Sanger (cuando las ideas eugenésicas eran obvias). Ella, como nosotros, vio las terribles condiciones de la vida en el gueto. Al igual que nosotros, ella sabía que toda la sociedad está envenenada por barrios marginales cancerosos (…) ingresó en los barrios marginales y estableció una clínica de control de la natalidad (…) los años han justificado sus acciones. Lanzó un movimiento que obedece a una ley superior para preservar la vida humana en condiciones humanas. Margaret Sanger tuvo que cometer lo que entonces se llamaba un crimen para enriquecer a la humanidad, y hoy honramos su valentía y visión; porque sin ellos no habría habido comienzo. Nuestro comienzo en la lucha por la igualdad (…) no habría sido tan decidido sin la tradición establecida por Margaret Sanger y personas como ella.”

El premio llegaba de la mano del presidente de Planned Parenthood, Alan Frank Guttmacher, anteriormente vicepresidente de American Eugenics Society y, al igual que Margaret Sanger, miembro de la Asociación para la Esterilización Voluntaria nacida en 1937 en Nueva Jersey, bajo principios eugenistas, y hoy renombrada EngenderHealth, una ONG internacional que actúa en los continentes americano, asiático y africano que continúa colaborando con Planned Parenthood con respecto a los derechos reproductivos de la mujer (aborto), esterilización voluntaria que ellos llaman “anticonceptivo eficiente” (vasectomía y ligadura de trompas), y la igualdad de género (feminismo). Irónicamente, son defensores de la circuncisión masculina (tradición musulmana y judía, considerada por muchos una mutilación).

EngenderHealth

 

Una de sus grandes fuentes de apoyo económico es la Fundación Bill y Melinda Gates (sí, uno de los fundadores de Microsoft), lo cual no es de extrañar pues su padre, William Henry Gates Jr. (III), fue miembro de la junta de Planned Parenthood, como reconocía con admiración el propio Bill Gates en esta entrevista concedida a Bill Moyers; y su abuelo, William Henry Gates II, fue miembro de la Sociedad Eugénica Estadounidense desde 1930, habiendo asistido ya en 1921 al Segundo Congreso Internacional Eugenésico.

¿Habéis oído aquello de que Microsoft se creó en un garaje? Ya veis que era un garaje con más enchufes de lo habitual…

 

Engender Health ha sido premiada por las Naciones Unidas mientras la ciudad de Nueva York celebra un día en su honor todos los 1 de julio.

Otros miembros notables de EngenderHealth cuando era un movimiento abiertamente pro eugenésico fueron John Rock (coinventor de la pastilla anticonceptiva), Brock Chisholm (primer director general de la Organización Mundial de la Salud – OMS) e Isaac Asimov (las tres leyes de la robótica – Yo, Robot).

Rosemary Ellis, su directora en la actualidad, fue la editora en jefe del Instituto de Investigación Cuidar bien del Hogar hasta 2013.

 

Hoy en día, 2 de cada 3 centros de Planned Parenthood están situados en vecindarios donde la comunidad negra representa la mayoría de población; mientras, las estadísticas de aborto de 2011 –publicadas por el Instituto Guttmacher– dicen que “el ratio de aborto de las mujeres afroamericanas es superior al de las hispanas y las blancas: 40,2 por 1.000, comparado con el 28,7 y el 11,5, respectivamente.”

“El control de la natalidad en sí, a menudo denunciado como una violación de la ley natural, es nada más y nada menos que la facilitación del proceso de eliminar a los no aptos, de prevenir el nacimiento de los defectuosos o de aquellos que se volverán defectuosos”. Margaret Sanger, capítulo 18 de su libro Woman and the new race.

Havelock Ellis, vicepresidente de Eugenics Education Society y coautor del primer libro en inglés sobre la homosexualidad, Inversión Sexual, escribía la introducción del mismo.

havelock ellis

 

En 2009, en la Planned Parenthood Honors Gala, Hillary Clinton recibía un premio por parte de la organización diciendo: “Admiro enormemente a Margaret Sanger; su coraje, su tenacidad, su visión… Cuando pienso en lo que hizo hace tantos años, en Brooklyn, enfrentándose a los arquetipos, enfrentándose a los detractores y a las acusaciones que surgieron por todas partes. Realmente la admiro. Y hay multitud de lecciones que podemos aprender de su vida y de la causa que ella inició, y por la que luchó y se sacrificó tan grandiosamente.”

 

Como veis, las feministas estadounidenses también fueron de la mano del movimiento eugenista. Victoria Woodhull (líder del movimiento por el derecho al voto de la mujer, primera mujer en tener una empresa de agentes de bolsa en Wall Street, secretaria general del Partido por la Igualdad de Derechos, famosa porque en 1872 se presentó como candidata a la presidencia de los Estados Unidos) publicaba un panfleto en 1891 -La Rápida Multiplicación de los No Aptos– en el que defendía ambos conceptos eugenésicos, positivo y negativo: “Las mejores mentes de nuestros días han aceptado el hecho de que, si se desean personas superiores, deben ser criadas; y si los imbéciles, criminales, mendigos y no aptos son ciudadanos indeseables, no deben ser criados”.

De hecho, es aquí cuando nace la figura de la trabajadora/asistente social, de la mano de Jane Addams, conocida por todos como “madre”. Esta activista feminista eugenista ganó un premio Nobel de la Paz pues la Era Progresista fue también la era de la búsqueda de la Paz Mundial, como hemos visto con personas como su íntimo amigo David Starr Jordan (Presidente de la Universidad Stanford, creador del concepto “raza y sangre” y miembro del Comité de Eugenesia del ABA) ya que, recordemos, en la guerra se pierden los genes de los hombres más fuertes.

En la Institución Hoover se pueden encontrar múltiples cartas de colaboración entre ambos, siendo ella vicepresidenta honorífica de la Asociación Estadounidense para la Limpieza Social de la que Jordan era Vicepresidente y Charles W. Elliot presidente -el que fuera vicepresidente del Primer Congreso del Comité Internacional de Eugenesia Permanente-; asociación financiada -cómo no- por la Fundación Rockefeller, quien llevaría el registro de todos sus archivos a través del Bureau de Limpieza Social.

jane addams

Jane Addams (a la derecha)

 

Leamos un poco de la obra “Una nueva conciencia y una antigua maldad” de Jane Addams: “Nuestra generación dice haber desarrollado un nuevo entusiasmo por las posibilidades de la vida infantil y haber dado un nuevo significado a la expresión ‘derechos de los niños’, teniendo al fin el coraje de defender el derecho de un niño a nacer sano y comenzar un vida con su pequeño cuerpo libre de enfermedades.”

“Un aliado seguro de esta nueva forma de entender la vida infantil y parte del mismo movimiento en sí es la nueva ciencia de la eugenesia (…) Cuando esta nueva ciencia deje al público claro que esas enfermedades -que son consecuencia directa de la maldad social- son directamente responsables del deterioro de la raza, se despertará una gran indignación tanto contra la mortalidad infantil prevenible, de la que son responsables estas enfermedades, como contra el espantoso hecho de que los niños que sobreviven a estas afecciones infectan a sus contemporáneos y transmiten esa mala herencia a la siguiente generación.”

 

La señora Addams creó los llamados Hull House, centros de acogidas para inmigrantes y pobres donde los empleados -ahora llamados trabajadores sociales– estudiaban, analizaban y diagnosticaban a los “internos” en favor de la causa eugenista.

Addams daba mucha importancia al proceso de americanización de los niños inmigrantes: entendía que la enseñanza pública y común era esencial para formar a estos niños en los ideales estadounidenses.

Ayudada por varias trabajadoras del Hull House, conformaron la Corte Juvenil de Chicago, donde documentaban las investigaciones llevadas a cabo sobre los niños y jóvenes con los que trabajaban, analizándolo todo científica y estadísticamente: “Algunas veces creemos que nuestra caridad es demasiado científica, pero no deberíamos dudar en ser más acertados en nuestras estimaciones diciendo que no estamos siendo lo suficientemente científicos”, Addams.

 

Otras trabajadoras sociales de renombre, como Mary Richmond, también colaboraban con la causa eugenista, aunque hoy intenten ocultarnos su historia. Basta con leer sus libros para darse cuenta. Por ejemplo, la señora Richmond escribió “Diagnosis Social”, donde discutía ampliamente sobre moralidad, degeneración de las familias y los débiles mentales, invitando a que los trabajadores sociales hicieran uso de las nuevas ciencias (eugenesia) para tratar a las personas a su cuidado tras analizar a los familiares: “¿Qué posibilidades existen de que esta familia mantendrá o recuperará la independencia económica? ¿De que se integrarán satisfactoriamente en el país? Si estas posibilidades son mínimas, ¿sería posible y deseable deportarles? ¿Son susceptibles de ser deportados según los motivos especificados en la Ley de inmigración? Por ejemplo, como deficientes mentales, demenciales o epilépticos; pobres, mendigos o vagabundos; como alcohólicos crónicos; como tuberculosos o afectados por alguna enfermedad repugnante, peligrosa o contagiosa; como criminales; como prostitutas o personas que se benefician de la prostitución; como anarquistas o personas que instigan a la destrucción ilegal de la propiedad; como analfabetos.

Si no son susceptibles de ser deportados, ¿sería posible devolverlos a su país a través de un certificado consular?” (p. 394).

 

Las trabajadoras sociales se centraron especialmente en la juventud, ensañándose con las muchachas jóvenes, a quienes tachaban de “incorregibles”, estableciendo diferencias claras para chicas y chicos en la definición de la palabra; así, las chicas eran enviadas en mayor número que los chicos a instituciones diseñadas para delincuentes que eran una amenaza social, y de los que se creía no había esperanza en que se reformarán: “no puedes sacar un buen ciudadano de un niño vicioso y depravado”. Merrit W. Pinckney, Juez principal de la Corte Juvenil.

En Chicago crearon la “Liga de Protección de Chicas”, saliendo a limpiar las calles “especialmente las noches de los viernes y sábados, vigilando a las parejas y acercándose a cualquier chica cuya conducta les parezca cuestionable. Nombre y direcciones de dichas chicas fueron registrados y denunciados a las policía semanalmente. Después, se asignaban trabajadoras sociales específicas para realizar un seguimiento de esos casos”. Llegaron a manejar unos 2.600.

La recomendación de las trabajadoras sociales solía ser segregar e internar a estas muchachas: “Tener el himen roto y un bajo coeficiente intelectual a la vez era marcado como una amenaza potencial para la comunidad. (Las trabajadoras sociales) rara vez trataban a las niñas, que tenían cuerpos demasiado desarrollados en mentes sin desarrollar, de forma personal y amistosa en los hogares de acogida. En su lugar, más bien estaban comprometidas con tenerlas en custodia”.  

En el informe número 48 de la Sociedad de Ayuda Infantil de Boston de 1912 se recomendaba: “Si todas las niñas y mujeres débiles mentales estuvieran internas en instituciones apropiadas, el problema de las madres solteras se simplificaría mucho. Como grupo, pagamos una increíble suma cada año para permitir que las niñas y mujeres defectuosas de bajo grado traigan al mundo niños igualmente defectuosos”.

asistentes sociedad ayuda niños boston

Órgano directivo de la Sociedad de Ayuda Infantil de Boston.

 


 

La medida más drástica que llegó a emplear el movimiento eugenista fue la eutanasia, a través incluso del infanticidio.

En 1900, el médico estadounidense W. Duncan McKim defendía: “La herencia es la causa fundamental de la miseria humana (…) El medio más seguro, más simple, más amable y más humano para prevenir la reproducción entre aquellos a quienes consideramos indignos de este alto privilegio [reproducción] es una muerte suave e indolora (…) En el gas ácido carbónico tenemos un agente que satisfaría instantáneamente la necesidad”.

Diez años después ya se hablaba públicamente del tema, e incluso hubo proposiciones de ley.

En el “Informe Preliminar del Comité de la Sección Eugenista de la Asociación de Ganaderos Americanos para Estudiar e Informar de las mejores formas de reducir el Germoplasma Defectuoso en la Población Humana” de 1911 se plantearon al menos 10 medidas:

  1. Segregación de por vida (o durante el periodo reproductivo).
  2. Esterilización.
  3. Leyes de restricción matrimonial y tradición.
  4. Educación eugenésica de la gente y de los futuros compañeros matrimoniales.
  5. Sistemas de apareamiento con la pretensión de eliminar las amenazas defectuosas.
  6. Mejora ambiental general.
  7. Poligamia.
  8. Eutanasia.
  9. Doctrina neomalthusiana, intervención artificial para prevenir la concepción.
  10. Laissez faire.

 

Para 1917, el urólogo William Robinson escribía sobre los niños no aptos que “lo mejor sería cloroformar suavemente a estos niños o darles una dosis de cianuro de potasio”.

 

En 1915, se convertía en titular de los periódicos nacionales el caso del Doctor Harry Haiselden y el bebé Bollinger, después de que el doctor decidiese que sobre el bebé recién nacido que era lo suficientemente defectuoso como para ayudarlo a vivir, dejándolo desnudo y abandonado en un habitación de un hospital de Chicago, esperando su muerte.

bollinger

 

El Dr. Haiselden fue juzgado por un comisionado de salud, a quienes recriminó enfadado el porqué de tanta molestia con su caso cuando médicos de todo Chicago dejaban morir al menos un niño al día. La investigación concluyó que de haberse atendido al bebé correctamente habría sobrevivido, además de que no había evidencias de que tuviera defectos… pero también concluyeron que el Dr. Haiselden estaba en su derecho de negarse a atenderle, por lo que fue exonerado. El propio Haiselden protagonizaría la película que contaba el caso The Black Stork, después retitulada como Are you fit to marry?, que se emitió en cines desde 1917 hasta 1942. En algunos, la emisión fue continua de 9 de la mañana a 11 de la noche: fue toda una campaña propagandística a favor de la eugenesia.

bollinger pelicula

 

A raíz del caso, Haidelsen comenzó a dar entrevistas en las que admitió -con orgullo- los años que llevaba haciendo lo mismo a otros bebés, y que pensaba continuar así. A algunos bebés simplemente los dejó morir; a otros les inyectó opiáceos para inducir la muerte.

También declaró que, por todo el país, instituciones para débiles mentales, epilépticos o tuberculosos estaban practicando la eutanasia a su manera. Por ejemplo, en Illinois, el centro Lincoln dejaba las ventanas abiertas deliberadamente permitiendo que “las moscas de los inodoros, la basura y las erupciones de los pacientes con problemas agudos y crónicos, se movieran por toda la institución. Peor aún, descubrí que los ingresados eran alimentados con leche de un ganado que apestaba a tuberculosis”. Los funcionarios del estado admitieron que era cierto. Claro que todo esto tiene más sentido cuando vemos que parte del personal de la Institución trabajaba de alguna forma para el movimiento eugenésico, como la psicóloga Clara Town, quien presidió el Comité Eugenésico de Illinois; o que el juez que daba las órdenes de ingreso para los pacientes, Harry Olson, llegó a ser el presidente de la Asociación para la Investigación Eugenésica.

 

En el libro “Eugenesia Aplicada”, cuyo coautor fue Paul Popenoe, se dedicaba un capítulo completo a la “Selección Letal” donde se insinuaba que podría ser llevada a cabo “a través de la destrucción del individuo por algunas circunstancias ambientales adversas tales como resfriados desmedidos o bacterias, o insuficiencias corporales”.

En 1921, Nevada sería el primer estado que instauraba la cámara de gas (letal) para ejecutar criminales gaseándolos con cianuro, mientras Davenport declaraba que la pena capital era una necesidad eugenésica.
A pesar de que Alemania tiene la fama, lo cierto es que Estados Unidos ya usaba la cámara de gas 20 años antes que los nazis.
Otra cosa más en la que los eugenistas estadounidenses inspiraron a los alemanes.

 

CAPÍTULO 10. Alemania: La que pagó por todos.

 

“He estudiado con gran interés las leyes de varios estados de los Estados Unidos con respecto a la prevención de la reproducción por parte de personas cuya progenie, con toda probabilidad, no tendrá ningún valor o será perjudicial para la población racial”carta de Adolph Hitler a un amigo.

 

Ya hemos visto que los movimientos eugenistas estadounidense y sueco fueron la fuente de inspiración y apoyo para el alemán. Así, durante los años 20, la Fundación Rockefeller financió con $250.000 (equivalente a $26 millones de hoy) la creación del Instituto Kaiser Guillermo (IKG) en Berlín, basado en el Statens Institut för Rasbiologi (SIFR – Instituto Estatal para la Biología Racial sueco), con Eugen Fischer como director.

Ni siquiera durante la Gran Depresión -mientras los estadounidenses formaban cola para recibir algún alimento- cesaron de llegar fondos de la Fundación Rockefeller (en 1929 les donaron $310.000) así como del Instituto Carnegie, financiando también subdivisiones de éste (IKG de Psiquiatría, IKG de Investigación Cerebral), además de múltiples programas eugenésicos por toda Alemania, incluyendo el Laboratorio del que posteriormente sería director del IKG, Otmar Freiherr von Verschuer, conocido por sus estudios con gemelos, y su famoso asistente, Josef Mengele, apodado El ángel de la muerte, quien pasaría a la historia por sus experimentos con humanos (sobre todo, gemelos) en Auschwitz.

Antes del fin de la guerra, Verschuer huyó de Alemania librándose de los juicios de Nuremberg, estableciendo contacto con Paul Popenoe (director de la Fundación para la Mejora Humana de California), quien le consiguió un puesto en la Sociedad Eugénica Estadounidense -en aquel entonces Sociedad Estadounidense de Genética Humana- como veremos más adelante.

En 1947 los Rockefeller trasladan la Oficina de Herencia Humana londinense a Copenhague, a donde son enviados todos los trabajos e investigaciones de Verschuer desde Berlín para que comience a trabajar en nuevo laboratorio danés a la mayor brevedad. Este centro estuvo dirigido por Tage Kemp, anteriormente empleado en el Laboratorio de Cold Spring. En 1956, se celebraba el Primer Congreso Internacional de Genética Humana.

 

Hubo otra asistente de Verschuer que considero digna de mención, pues temo que sus “méritos” no se han reconocido lo suficiente. Se trata de Karin Magnussen, quien, aparte de ser una científica especializada en la heterocromía (ojos de distinto color) para lo cual experimentó con víctimas que le proporcionaba Mengele desde Auschwitz (la mayoría gitanos), era miembro del Partido Nacional Socialista Alemán de Trabajadores (Nazi), desempeñando un puesto en la Oficina de Política Racial de Hanover. Así mismo, lideraba la Liga de Chicas Alemanas, era miembro de la Liga de profesores Nacionalsocialistas, y fue autora de libros como Raza y Herramientas de Política Demográfica y Implementar la raza y políticas demográficas: “Esta guerra no es sólo por la preservación de los alemanes, sino que la pregunta es acerca de qué razas y personas deberían vivir en Europa en el futuro… La presente guerra debe por tanto resolver no sólo la eliminación del peligro de los negros en el oeste y eliminar la amenaza bolchevique en el este, sino también la esencia del problema racial en Europa: el asunto de los judíos (…) Hemos comprobado como estos inmigrantes solo crean malestar e incitan al odio entre las personas”.

karin magnussen

Karin Magnussen

 

Respecto a los IKG y la financiación estadounidense, el único que no financiaron -inicialmente- sería el de Antropología, Herencia y Eugenesia, que fue construido con fondos del gobierno alemán y del prusiano. Sin embargo, el uso de la palabra “eugenesia” en el nombre fue un guiño a Estados Unidos pues ya hemos dicho que en Alemania se hablaba de Limpieza Racial y no de eugenesia.

Para mostrar la relación entre ambos países, en 1927 el IKG de Antropología, Herencia y Eugenesia acogía la celebración del 5º Congreso Internacional con Charles Davenport como presidente honorífico y jefe del programa de eugenesia humana. También asistió un amplio equipo del Carnegie, dando múltiples charlas.

 

Mientras, en Estados Unidos ya hemos dicho que Abraham Flexner estableció un estudio (financiado por el Instituto Carnegie y la Fundación Rockefeller) donde comparaba la excelencia médica alemana con la inadecuada estadounidense, estableciendo una única medicina válida: la de las escuelas Rockefeller.

Flexner se convirtió en uno de los directivos de la Fundación Rockefeller mientras financiaban al IKG. Fue gracias a su recomendación personal que, tras la Primera Guerra Mundial, la Fundación continuó financiando a los científicos alemanes, para lo que se creó un comité especial liderado por el eugenista Heinrich Poll, realizando las transacciones a través de París. Entre 1922 y 1926 los Rockefeller les habían donado el equivalente a $4 millones en la actualidad, mientras en Alemania empezaba a conocerse al señor Poll como “Rey Poll”.

¿Recordáis que he dicho que los Rockefeller financiaban al doctor von Verschuer, para quien trabajaba el conocido por sus horribles experimentos en gemelos Josef Mengele?: El 13 de mayo de 1932, la oficina de París recibía un radiograma de la Fundación Rockefeller: Mitin junio comité ejecutivo – nueve mil dólares a lo largo de un periodo de tres años al IKG de antropología para la investigación de gemelos y sus efectos en generaciones posteriores de sustancias tóxicas para el germoplasma.

 

También os comenté que los Rockefeller ya habían metido sus manos en la Cruz Roja Estadounidense pero pareciera que toda la organización estaba al servicio de la causa eugenista: en las décadas de los 80 y 90, admitieron públicamente haber sabido desde el principio todo lo que ocurría en Alemania sin haber intervenido al respecto, entregando 25.000 páginas microfilmadas al Museo del Holocausto de Estados Unidos cuyo contenido apenas se ha revelado, continuando el clásico secretismo de todo lo relacionado con los archivos de la Cruz Roja supuestamente para que “sus trabajos humanitarios no se vean perjudicados” así como ”su reputación de imparcialidad y neutralidad”, como defendiera el archivista de la organización George Willemin.

Por otro lado, el especialista en supervivientes del Holocausto del Museo, Radu Ioanid, declaraba: “No hay duda de que la Cruz Roja se dejó utilizar por los Nazis”; así, me remito una vez más al libro de Leonard Horowitz para señalar que al final de la Segunda Guerra Mundial los hermanos Dulles junto con la familia Rockefeller -y compañía- falsificaron identificaciones de la Cruz Roja que se utilizaron para ayudar a escapar a científicos y altos mandos nazis.

Todavía hoy, Estados Unidos continúa deportando a los nazis que se descubre que viven en el país.

 

En 1929 llegaba más dinero de los Rockefeller, permitiendo la ampliación y mejora del centro, además de un subsidio de 5 años a Eugen Fischer para que realizase lo que se conoció como una “encuesta antropológica”, aunque se trataba de un estudio eugenésico racial centrado en gran parte en los judíos alemanes.

kaiser william en tercer congreso internacional

Exhibición de los estudios de población del Instituto Kaiser Guillermo en el Tercer Congreso Internacional de Eugenesia, en el Museo de Historia Natural de Nueva York.

 

Rockefeller y Carnegie no serían los únicos americanos que financiarían el movimiento eugenista alemán; por ejemplo, James Loeb, del banco Kuhn, Loeb & Co (absorbido por American Express en 1984), también realizó una importante donación a la causa.

 

En el libro IBM y el holocausto: la alianza estratégica entre la Alemania nazi y la corporación más poderosa de América, Edwin Black sacó a la luz toda la “tecnología” que dicha empresa facilitó al Tercer Reich, como las tarjetas perforadas Hollerith, que ayudaban a identificar y clasificar a los defectuosos usando códigos numéricos, marcando en ellas toda la información de una persona, desde su edad y el largo de sus pies, pasando por su raza y religión, hasta sus defectos o enfermedades. Por ejemplo, la gripe era el número 3 y la diabetes el 15, el lupus el 7 y la sífilis el 9.

Así mismo, la raza/religión era clasificada por puro, tres cuartos, medio, un cuarto, un octavo… Por ejemplo, una persona cuyos cuatro abuelos eran judíos, se consideraba puro.

Estas tarjetas salieron de una partida que había sido destinada inicialmente al Instituto Carnegie, pues también fueron utilizadas en Estados Unidos por Charles Davenport en el Proyecto Jamaica de Cruce de Razas (Jamaica Race-Crossing Project), en el Laboratorio Cold Spring. Un proyecto que pretendía clasificar las mezclas entre razas, además de sus rasgos, defectos, dirección, relación familiar… a nivel mundial. Para ello, Davenport contactó con eugenistas en todos los continentes, recibiendo informes desde Noruega, Rusia, Brasil, China, Holanda, Francia, las Fiyi, Chile, las Azores, Kenia, Estonia, Tahití, etc., llegando a acumular millones de ellas.

tarjetas hollerith

Máquina de tarjetas y tarjeta Hollerith.

 

La clasificación de las tarjetas Hollerith podía por ejemplo identificar de golpe a todos los mexicanos idiotas que además tuvieran falta de vista, conectándolos automáticamente a todos sus familiares. También podía identificar a todos los residentes de un mismo barrio que tuvieran un defecto concreto, así como a sus familiares vivieran donde vivieran.

Todo esto se realizó con vistas a facilitar su segregación y su esterilización, cuando no para aplicar la eutanasia. La clasificación racial no se dispuso únicamente para nativos, negros… En palabras de Davenport, “por razas tenemos en mente no sólo las principales como blanco, negro, indio y oriental, sino también las distintas razas europeas”.

Así, IBM no puede pretender que participó en todo esto ignorando la meta, pues el encargo de las tarjetas especificaba la lista de cosas que debían marcar, llegando a diseñar 45 variaciones de éstas. Esta tecnología llegaría a Alemania después de que Davenport invitara a Eugen Fischer a encontrarse con él en Londres para mostrarle todos sus avances en el proyecto y cómo las tarjetas lo habían facilitado todo.

 

Curiosamente, hoy en día el Laboratorio Cold Spring está especializado en “bioinformática“… Ya sabemos cuándo se iniciaron en la ciencia de la informática aplicada a la biología.


 

Y, volviendo a los Rockefeller, en 1925 la Fundación donaba $2.5 millones al Instituto Psiquiátrico de Múnich, convirtiéndose en el centro alemán líder en investigación eugenésica, destacando el doctor Ernst Rüdin, considerado en Estados Unidos como uno de los raciólogos más prominentes de Alemania. Su cuñado sería el politólogo socialista Alfred Ploetz. Juntos fundaron la Sociedad para la Limpieza Racial en 1905, publicando muchos de sus estudios en la revista estadounidense Eugenical News, donde celebraban los estudios de Rüdin “cuya personalidad dinámica se extiende por todo el movimiento”. Por su partte, Ploetz, considerado “el padre espiritual de la limpieza racial y el movimiento eugenésico en Alemania”, estaría entre los invitados al Primer Congreso Internacional de Eugenesia de Londres, en 1912.

 

En 1930, Rüdin dirigía el Primer Congreso Internacional de Limpieza Mental en Washington DC. Dos años después, Davenport renuncia a la presidencia de la Federación de Organizaciones Eugenésicas Internacional en favor de Rüdin: “Personalmente, estoy encantado de que ahora la Federación esté bajo el leitung (liderazgo) de un alemán”. Un año después se convertiría en el director del IKG, ayudando a elaborar la ley de esterilización alemana basándose en la legislación estadounidense.

Así, el Reich anunciaba que a partir del 1 de enero de 1934, 400.000 alemanes serían esterilizados al amparo de dicha ley. Mientras, en Estados Unidos Eugenical News publicaba: “Alemania es la primera de los principales países del mundo en promulgar una ley moderna de esterilización eugenésica para toda la nación (…) Sin duda, la historia legislativa y judicial de las leyes experimentales de esterilización en 27 estados de la unión estadounidense proporcionó la experiencia que Alemania utilizó al escribir su nuevo estatuto nacional de esterilización. Para alguien versado en la historia de la esterilización eugenésica en América, el texto del estatuto alemán se lee casi como ‘ley de esterilización modelo estadounidense’.

De hecho, sería el alemán Edwin Katzen-Ellenbogen quien en 1911, contratado por el estado de Nueva Jersey como consejero en jefe de eugenesia legal, ayudó a elaborar la “ley para la esterilización de epilépticos, criminales y locos incurables” de dicho estado. Posteriormente, pasaría a formar parte de ERO. Años después, sería condenado a cadena perpetua en los Juicios de Nuremberg.

 

En 1935 se instauran las Leyes de Núremberg estipulando las medidas necesarias para realizar la limpieza racial deseada. Cuatro años después, Hitler emite un decreto para que las instituciones psiquiátricas cataloguen a sus pacientes en vistas a aplicarles la eutanasia. Esta lista incluía a los que sufrieran de epilepsia, demencia, parálisis, debilidad mental, sífilis, encefalitis, Huntington y cualquiera que “no fuera alemán o tuviera relación sanguínea alemana”, siendo los propios psiquiatras los que la aplicaban. Así, en 1948, el que fuera psiquiatra de la fiscalía en los Juicios de Núremberg, Leo T. Alexander, publicaba un artículo en el que justificaba que “el mayor crimen al que se dedicaron las SS fue el genocidio de las personas no-alemanas y la eliminación por homicidio, en grupo o individual, de alemanes considerados inútiles o desleales”.

De hecho, después de los juicios de Nuremberg lo único que cambió en Estados Unidos fue que los institutos y laboratorios dedicados a la limpieza racial sustituyeron la palabra eugenesia por genética en sus nombres como la Sociedad Eugénica Estadounidense que pasó a llamarse Sociedad Estadounidense de Genética Humana, pero sus estudios continuaron y las leyes siguieron aplicándose durante varios años (las esterilizaciones continuaron hasta 1981). Además, su primer presidente fue Hermann Josef Muller, quien había trabajado en el Instituto Kaiser Guillermo para la Investigación Cerebral.

No en vano, Hitler escribió en Mein Kampf: “Existe una Nación extranjera en la cual se deja ya sentir, por lo menos tímidamente, la iniciación de un mejor criterio: es en los Estados Unidos de América donde se nota el empeño de buscar en este orden el consejo de la razón. Al prohibir terminantemente la entrada en su territorio de inmigrantes afectados de enfermedades infectocontagiosas y excluir de la naturalización, sin reparo alguno, a los elementos de determinadas razas, los Estados Unidos reconocen en parte el principio que fundamenta la concepción racial del Estado Nacionalsocialista”.

Y no olvidemos que es Hitler el que declara la guerra de forma unilateral a Estados Unidos por su acuerdo con Japón, no al revés.

Por no hablar de que en 1950, el Banco de la Reserva Federal de Nueva York, con autorización del Departamento del Tesoro y bajo petición expresa del National City Bank (hoy Citibank), fundió lingotes de oro con el sello de la esvástica por valor de unos 23 millones de dólares, marcándolo con las palabras “Oficina de análisis de Estados Unidos”, según consta en sus propios memorandos; el Tesoro Nacional sabía que gran parte del mismo había sido saqueado a Países Bajos y Bélgica, y que provenía del Banco Nacional de Suiza, quien ayudaba al Tercer Reich a comercializarlo en los mercados mundiales, pero no importó.

En resumen: Estados Unidos no tenía ningún problema con la eugenesia alemana.

¡Y no solo Estados Unidos! El que fuera teniente general del ejército alemán durante la Alemania nazi, Adolf Heusinger, era designado presidente del Comité Militar de la OTAN en 1961.

 

Entre 1937-1938, -ahora con Fritz Lenz como director del Instituto Kaiser Guillermo- Eugen Fischer y sus colegas analizaron a 600 niños descendientes de los soldados francoafricanos que ocuparon áreas occidentales de Alemania después de la Primera Guerra Mundial; posteriormente los niños fueron esterilizados.

Mientras, en Estados Unidos el secretario ejecutivo de la Sociedad Eugénica Estadounidense, Leon Whitney, declaraba: “Mientras nosotros caminamos pisando huevos (vamos despacio y con miedo) (…) los alemanes están llamando a las cosas por su nombre.”

En su libro La razón para la esterilización, capítulo XVIII – Agarrando al oso por la cola, Whitney escribió: “Si el señor Hitler merece ser destacado es por su servicio al conseguir que el ciudadano medio (en el libro dice John Citizen, era una serie sobre el ciudadano medio durante la Segunda Guerra Mundial) piense en la esterilización. Ahora la eugenesia se enseña en tres cuartas partes de nuestras 500 universidades, y en muchos institutos y colegios.”

leon whitney aclama a hitler

 

Como cierre a la eugenesia en Alemania, quiero señalar que el 24 de agosto de 1941 Hitler dio la orden de que cesasen las ejecuciones antes las súplicas de padres y de la Iglesia Católica. Sin embargo, los psiquiatras ignoraron la orden y continuaron aplicando la eutanasia a través de inyecciones, veneno o inanición. Así lo admitía oficialmente, el 26 de noviembre de 2010, el presidente de la Asociación Alemana para la Psiquiatría, Psicoterapia y Psicosomática (DGPPN), Frank Schneider, reconociendo que fueron los psiquiatras los que montaron toda la estructura del programa eutanásico, y que siguió en funcionamiento aún después de que Hitler ordenase su detención. Ellos dictaminaron a quién matar, así como fueron responsables de la campaña eutanásica llevada a cabo en campos de concentración.

elecciones nazis catolicos

En la primera imagen vemos, en color oscuro, dónde recibió más votos el partido Nazi. 

En la segunda vemos, en color oscuro, dónde había mayor población católica.

 

CAPÍTULO 11. Puerto Rico: La cobaya estadounidense.

 

“¿Cómo podemos conseguir una jaula de mujeres que ovulen para experimentar con ellas?”, feminista filántropa Katharine Dexter McCormick.

 

En 1957, el laboratorio farmacéutico G.D. Searle LLC patenta -con la aprobación de la Administración de Alimentos y Medicamentos del Gobierno de los Estados Unidos (FDA)- Enovid: un regulador menstrual que tenía como “efecto secundario” la prevención del embarazo. Su equivalente británico se llamaría Enavid.

Enovid tendría una madre, la feminista eugenista Margaret Sanger; dos padres, los doctores John Rock y Gregory Pincus; una madrina, la feminista filántropa Katharine Dexter McCormick

…Y decenas de miles de víctimas: las mujeres puertorriqueñas.

enovid.png

 

En la VI parte de esta investigación (Estados Unidos), decíamos que el 27 de octubre de 1850 Margaret Sanger, la creadora de Planned Parenthood, escribía a Katharine Dexter McCormick:

“Considero que el mundo -y casi toda nuestra civilización- durante los próximos veinticinco años dependerá de un anticonceptivo simple, barato y seguro, que se utilizará en barrios marginales, guetos y entre las personas más ignorantes. Pero incluso esto no será suficiente porque creo que ya, de inmediato, debería haber una esterilización nacional para ciertos tipos disgénicos de nuestra población a los que se alienta a criar, y que se extinguirían si el gobierno no los alimentara”.

Esta carta fue en respuesta a una de la señora McCormick en la que expresaba su deseo de colaborar económicamente en el control de la natalidad, pero que al parecer estaba teniendo ciertos problemas con los impuestos de la herencia de su marido.

Así, ambas continuaron escribiéndose hasta que el 10 de marzo de 1952 Sanger sacara a colación un nombre: el del doctor Gregory Goodwin Pincus.

El doctor Pincus había centrado sus estudios en biología hormonal y esteroides, especializándose en reproducción mamífera. Estudió unos años con el genetista alemán Richard Goldschmidt en el Instituto Kaiser Guillermo de Biología, en Berlín. Pero alcanzaría la fama en Harvard con experimentos relacionados con la partenogénesis, habiendo conseguido la reproducción in vitro con éxito en animales, incluso conservando el óvulo fertilizado fuera de la madre hasta que llegaba al estado embrionario.

En 1951, junto al químico mexicano Luis Ernesto Miramontes Cárdenas, logran sintetizar la noretisterona -la hormona que sirvió de base para crear la píldora anticonceptiva-, llamando la atención de Margaret Sanger quien, buscando financiación para el desarrollo de dicha píldora, presenta a la señora McCormick al doctor Pincus.

Años antes, y con financiación del mismo laboratorio farmacéutico en el que patentarían el Enovid, Pincus había cofundado con el doctor Hudson Hoagland la Fundación Worcester para la Biología Experimental muy cerca del Manicomio Estatal de Massachusetts. Posteriormente, acabarían realizando experimentos con los internos, llegando a instalar un laboratorio dentro del edificio principal del manicomio, debido a las presiones por parte de la señora McCormick, quien estaba impaciente por comenzar la búsqueda de la pastilla anticonceptiva: “¿Cómo podemos conseguir una jaula de mujeres que ovulen para experimentar con ellas?”.

jaula

 

De hecho, el doctor Hoagland venía realizando experimentos en dichos pacientes desde 1927 con fondos donados por la señora McCormick para la Fundación para la Investigación Neuroendocrina, en Harvard. Este lugar es conocido en la actualidad como el centro de conferencias Hoagland & Pincus.

Por su parte, el doctor Bardwell Flower, director del manicomio, no tuvo ningún problema en mirar para otro lado desde el momento en que la señora McCormick financió reformas y mejoras en el centro, aunque hay quien afirma que se debió a la ilusión que le hizo tener a otros doctores pululando por el hospital.

Allí experimentaron con progesterona, estrógenos y progestina en mujeres que padecían paranoia, esquizofrenia, melancolía, alcoholismo, maniacodepresivas, enfermedad de Alzheimer, enfermedad de Pick, psicóticas… También hicieron pruebas con hombres.

 

A medida que avanzaron en la investigación, se dieron cuenta de que necesitaban ampliar los ensayos en población controlada, para lo que empezaron a barajar distintos lugares: Japón, Honolulu, Hawaii y, finalmente, Puerto Rico.

“Le conté al doctor Pincus acerca de tu entrevista con el doctor Larsen en Honolulú. Sugirió que doctor Rock o él mismo fueran a examinar la situación como posible lugar de prueba para la progesterona (…)  Me complació mucho lo que escuché del Dr. Pincus. No veo por qué no debemos seguir adelante ahora tan rápido como podamos. Los ensayos irán muy lentos en el mejor de los casos, por lo que deberíamos hacer todo lo posible por ponerlo en marcha (en Japón y Hawai) lo antes posible”. Carta de McCormick a Sanger, 14 de junio de 1954.

Un mes después, en una nueva carta: “Es la opinión de ambos doctores, Pincus y Rock, que la mejor manera de ampliar su investigación sería abrir una sede del Departamento de Bienestar en Puerto Rico (…) Las razones por las que están a favor de Puerto Rico son las siguientes:

  • Está lo suficientemente cerca como para que los frotis vaginales y las recolecciones de orina puedan enviarse aquí para su examen. Es solo una noche en avión para que el material y los médicos puedan ir y venir fácilmente.
  • El personal médico de Puerto Rico está muy familiarizado con el trabajo del Dr. Pincus y él tiene plena confianza en ellos. Este personal les ha asegurado que se pueden conseguir fácilmente pacientes válidos suficientes.
  • Están convencidos de que no habría interferencia religiosa”.

 

El doctor John Rock, al que McCormick se refiere en sus cartas, era especialista en infertilidad, siendo pionero en la fertilización in vitro y la criopreservación de esperma. En 1944 lograba fertilizar un óvulo humano con éxito. Los primeros experimentos en búsqueda de la pastilla anticonceptiva que realiza el doctor Pincus en humanos, los hace en pacientes del doctor Rock en Estados Unidos.

Pero Sanger tenía sus reservas hacia Rock pues era católico, y ya hemos visto la firme oposición de la Iglesia Católica hacia la eugenesia. En una nueva carta, fechada el 21 de julio de 1954, McCormick tranquiliza a Sanger con respecto al doctor Rock: “Me parece que te he informado mal sobre la religión del Dr. Rock. El Dr. Pincus lo llamó un ‘católico reformado’ que creí que significaba que había abandonado la Iglesia Católica. Estaba equivocada, recientemente he sabido que pertenece a la Iglesia Católica. ¡Cómo se las arreglan para aguantarlo, no lo sé! Me parece que su posición es que la religión no tiene nada que ver con la medicina o la práctica de ésta, y que si la iglesia no interfiere con él, él no interferirá con ella, ¡lo que sea que eso signifique!”.

 

En 1956, comenzaron los ensayos en Puerto Rico, aunque no sería el comienzo del movimiento eugenista allí.

Desde 1937, año en el que se aprobó la Ley eugenista 116, se venían practicando esterilizaciones forzosas a las mujeres de la isla en múltiples maternos y hospitales, así como en las 67 clínicas Planned Parenthood para el control de la natalidad que allí se establecieron, fundadas y dirigidas por el director de American Birth Control League, Clarence Gamble, del que también hemos hablado en el la parte de Estados Unidos, siendo el heredero de P&G y el que ayudase a Margaret Sanger a encontrar pastores religiosos para el Projecto Negro.

La financiación para estas clínicas llegó del gobierno de Franklin Delano Roosevelt, a través del conjunto de programas y proyectos del New Deal Democrats, con motivo de la Gran Depresión.

 

Para 1968, según un estudio publicado por el Departamento de Salud Pública de la isla, el 35% de las mujeres en edad de procrear habían sido esterilizadas,  siendo el país con la más alta incidencia de esterilización femenina del mundo. Comparándolo con Estados Unidos, 10 veces más mujeres fueron esterilizadas en la isla. El procedimiento era tan común que se le conocía simplemente como “la operación”.

esterilización puerto rico

 

“En Humacao, un municipio de 30.000 (habitantes) (…) entre 1951 y 1961 atendimos aproximadamente 4.800 partos y practicamos 2.000 esterilizaciones femeninas, la mayoría de ellas post parto”, Adaline Satterthwaite, ginecóloga. Esto tuvo lugar en el Ryder Memorial Hospital, el único materno de la zona. En la mente de todos ellos, la opción para las mujeres era simple: parir allí y ser esterilizadas, o parir en casa con los peligros que conllevaba.

 

El primer ensayo del doctor Pincus tuvo lugar en Río Piedras, San Juan, financiado por McCormick y con un amplio despliegue de enfermeras y trabajadoras sociales a las que Sanger se refería como “vuestro ejército de ocupación”. Se ocultó como un “estudio de la fisiología de la progesterona en mujeres”, pero fue un fracaso porque muchas mujeres abandonaron antes de terminar debido a los horribles efectos secundarios que padecían.

Para su segundo ensayo, el doctor Pincus usó los centros de control de la natalidad de Gamble (Planned Parenthood) como bases de reclutamiento de mujeres para los experimentos: mujeres sin cultura ni estudios que temían la esterilización; mujeres que desconocían el carácter experimental de los tratamientos, así como los efectos secundarios de los mismos que incluyeron nauseas, mareos, vómitos, depresión y coágulos, y que afectaron al 17% de las mismas; mujeres que ignoraban que estaban siendo usadas como conejillos de indias en ensayos clínicos.

enseñando metodos anticonceptivos puerto rico

 

Solamente en la citada Humacao, en los años 50, probaron hasta 6 variedades de píldora anticonceptiva y DIU en 1.700 mujeres. Una de ellas era la Enovid, solicitada por Margaret Sanger y creada, con financiación de G.D. Searle LLC, por los doctores Gregory Pincus y John Rock.

La excusa: regular la menstruación. El “efecto secundario” buscado: prevenir el embarazo.

En 1957, el doctor Clarence Gamble fundaba la ONG Pathfinder Fund, cuya web presume abiertamente de su cooperación durante décadas con Planned Parenthood, y de estar instalada en unos 70 países en 6 continentes distintos. Ahora ya sabéis de su ardua labor en algunos de ellos…

 

Entre las reclutadoras de “pacientes” destaca Edris Rice-Wray, directora médica de la Asociación de Planificación Familiar de Puerto Rico, dirigiendo ensayos clínicos durante 17 años, hasta que las Naciones Unidas, a través de la Organización Mundial de la Salud, le pidió que se trasladara a México, donde fundó el primer centro de planificación familiar, en 1959, y la Asociación Prosalud de Clínica Maternal, en 1963.

edris

Edris Rice-Wray

 

En México experimentarían con varios productos, incluido Norlutin, producida por Syntex, empresa de la que Pincus tenía acciones.

“Entiendes que nadie lo asocia de ninguna manera con una clínica Planned Parenthood. Hablamos de todo menos de este servicio. Sólo a nuestros amigos más íntimos les damos la información de que alrededor del 75% de nuestra pacientes vienen por la pastilla anticonceptiva”, le comentaba Rice-Wray a Pincus desde allí. La oposición de la Iglesia Católica así como del gobierno, que luchaba por el crecimiento de la población pues lo veían la clave de la industrialización, no les permitía trabajar abiertamente en la reducción demográfica.

En julio de 1961, y a pesar del secretismo, 2.073 mujeres estaban registradas en la clínica: el 76% tomaba píldoras anticonceptivas.

 

En Puerto Rico, Rice-Wray supervisó todos los ensayos de los tratamientos anticonceptivos así como la financiación, informando directamente a Pincus. También fue responsable del ensayo llevado a cabo en Port au Prince, Haití, en 1957, seleccionando a mujeres e instruyendo al equipo que se encargaría del proyecto, en nombre de Pincus.

Posteriormente, daría charlas en Estados Unidos con el presidente de Planned Parenthood, Alan Guttmacher, acerca del problema del crecimiento demográfico (1965), recibiendo el premio Margaret Sanger de la Federación Americana de Planned Parenthood, en 1978.

equipo de rice wray

Edris Rice-Wray y su equipo.

 

Todos estos programas por el control de la natalidad (esterilización, pastilla anticonceptiva, aborto) alcanzaron su máximo apogeo con el gobierno de Luis A. Ferre, del Partido Progresista, quien incluso lo utilizó durante su campaña electoral, en 1968.

Las mujeres fueron sometidas a entrevistas exhaustivas, registrando toda la información en nombre del Programa de Población Internacional. Programa nacido del Consejo de Población creado por John D. Rockefeller III. En el mismo se incitaba a las mujeres a ser esterilizadas voluntariamente mediante entrevistas y cuestionarios manipulados para generar sentimientos antinatalistas, basados en la capacidad económica de la familia, eliminando cualquier opción positiva de la respuestas.

 

Al menos 3 mujeres puertorriqueñas murieron y 2 quedaron estériles para que, al final, muchos de estos productos anticonceptivos acabasen siendo desestimados. A pesar de ello, Gamble y Pincus consideraron que el ensayo había sido un éxito dado que ninguna mujer había quedado embarazada, por lo que Enovid salió a la venta en 1957; eso sí, como un regulador menstrual que como efecto secundario prevenía el embarazo.

Para 1959, 500.000 mujeres estadounidenses tomaban Enovid. El 9 de mayo de 1960, es finalmente registrado como un medicamento para controlar la natalidad y, en 1963, la pastilla anticonceptiva Ortho se pone a la venta en formato “pack diario”, marcando cada día del mes que debía consumirse.

aprueban enovoid

Titular: “Estados Unidos aprueba la píldora anticonceptiva”.

 

Sin embargo, los ensayos de la pastillas anticonceptivas sólo son la punta del iceberg del laboratorio en el que convirtieron la isla…

Decíamos que John D. Rockefeller había creado el Consejo de Población (1952) cuya subsidiaria, el Programa de Población Internacional, registró e impulsó todas las esterilizaciones realizadas en Puerto Rico. Sería también el Instituto Rockefeller para Investigaciones Médicas (hoy Universidad Rockefeller) quien financiaría los experimentos sobre el cáncer del doctor Cornelius Rhoad en la isla en 1931.

cornelius

El doctor Cornelius Rhoad en la portada de la revista Time.

 

Cornelius Packard “Dusty” Rhoads comenzó su relación con los Rockefeller trabajando en su instituto como asociado en el laboratorio del director, el doctor Simon Flexner, hermano de Abraham Flexner (miembro de la directiva de la Fundación Rockefeller y autor del Informe Flexner) y de Bernard Flexner (líder sionista y miembro fundador del Consejo de Relaciones Exteriores).

En los años 30, una investigación a cargo del Instituto le traslada 6 meses a Puerto Rico como parte del equipo de la antecesora de la Organización Mundial de la Salud (OMS): la Junta de Salud Internacional (IHD) de la Fundación Rockefeller. Una división cuya meta era la lucha por la salud pública con campañas contra la malasia, fiebre amarilla, anquilostoma, etc.

A principios de 1932, la revista Time publicaba una carta que Rhoads había enviado a su colega en Estados Unidos “Ferdie” (Fred Waldorf Stewart), después de darse cuenta de que unos delincuentes le habían destrozado el coche mientras tomaba unas copas:

 “Aquí puedo conseguir un empleo muy bueno y estoy tentado a aceptarlo. Sería ideal excepto por los puertorriqueños —ellos son sin duda la raza más sucia, más vaga, más degenerada y más ratera que jamás haya habitado la Tierra. Me enferma habitar la misma isla que ellos. Son aún peores que los italianos. Lo que la isla necesita no es un trabajo de sanidad pública, sino una ola gigantesca o algo que extermine la población. Entonces podría ser habitable. Yo he hecho lo mejor que he podido para adelantar el proceso matando a 8 y trasplantándoles el cáncer a varios más. Esto último no ha causado muertes todavía… La cuestión de la consideración por el bienestar de los pacientes no desempeña ningún papel aquí —de hecho, todos los médicos se deleitan en el abuso y tortura de los desafortunados sujetos”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Esto supuso un importante escándalo que se conoció como el Caso Rhoads o La Masacre del Condado, y que -lógicamente- derivó en una investigación oficial que -también lógicamente- concluyó que no se podía demostrar que el doctor Rhoads fuera responsable de la muerte de ninguno de sus pacientes con cáncer. Rhoads se justificó diciendo que la carta había sido una mezcla entre enfado y broma, los Rockefeller no vieron su imagen dañada, y el escándalo se olvidó.

Entrando un poco más en detalle: el fiscal José Ramón Quiñones, tras dos semanas de investigación, informó que no había razón para la acusación de asesinato a pesar de que 13 personas utilizadas para ensayos -sin su consentimiento- habían fallecido, ocho de ellas tratadas por el propio doctor Rhoads, incluyendo una niña de solo doce años; concluyendo que el doctor no era más que “un enfermo mental”.

Ni siquiera se solicitó la exhumación de los cadáveres para realizarles autopsias, más allá de las tres autopsias que habría realizado el propio Rhoads.

rhoads caso cerrado

 

A pesar de que el fiscal había concluido que Rhoads era “un enfermo mental”, en 1940 fue designado director del Hospital Memorial Sloan-Kettering Cancer Center –después de que John D Rockefeller III y la Fundación Rockefeller realizaran suculentas donaciones al mismo- donde comienza su estudios sobre la radiación como tratamiento para la leucemia.

Con la Segunda Guerra Mundial en curso, es nombrado coronel y se le asigna el cargo de director médico en la división de Armas Químicas del ejército de los Estados Unidos, abriendo para ello laboratorios en Utah, Maryland y Panamá. Ahí comenzaría a investigar sobre el gas mostaza y la irradiación total del cuerpo para enfrentar el cáncer.

Después de la guerra, supervisaría los experimentos de radiación del Departamento de Defensa, mientras un equipo del Hospital Sloan-Kettering comenzaba el estudio “Síndrome de posradiación en humanos”.

Posteriormente, trabajó como asesor sobre medicina nuclear para la Comisión de Energía Atómica de Estados Unidos, tras lo que comenzaron a investigar el uso del yodo para transportar la radiación, continuando como director del Hospital Memorial Sloan-Kettering Cancer Center hasta su muerte.

 

A mediados de los 90, el Comité de Consulta en Experimentos de Radiación en Humanos hizo público que durante décadas el Gobierno de los Estados Unidos había realizado experimentos con radiación en la población civil, citando al Doctor Cornelius Rhoad como uno de los responsables de haber empleado isótopos radioactivos -producidos en el Laboratorio Clinton que luego sería renombrado Laboratorio Nacional Oak Ridge– en experimentos con humanos.

El acceso a esta información fue posible gracias a la orden ejecutiva 12937 firmada por el Presidente Bill Clinton el 11 de noviembre de 1994, desclasificando 43 millones de páginas de los 325 millones que componen todo el material relacionado con estos experimentos.

 

Diez años antes de que se revelara esta información, tras seis años de investigación, Pedro Aponte Vázquez denunciaba ante las Naciones Unidas el asesinato de Pedro Albizu Campos, ingeniero químico y político independentista puertorriqueño, mediante la exposición intencionada a radiación:

Con motivo de una rebelión armada del Partido Nacionalista puertorriqueño, el señor Albizu es detenido el 6 de noviembre de 1950 y trasladado a la cárcel La princesa, en San Juan.

Cuatro meses después, Marshall Brucer, director de la división médica del Instituto Oak Ridge para Estudios Nucleares, tramitaba con el Centro Experimental Agrícola de la Universidad de Puerto Rico el uso experimental de un abono con fósforo radioactivo en los cafetales del país.

Y dos meses después, Albizu enferma por culpa de lo que él llamó “rayos electrónicos… de bellísimos colores y de gran precisión”. A partir del “primer ataque”, se le hincharon las manos, los pies, las piernas, el abdomen, el cuello, los oídos, los ojos, la próstata y la cabeza. Subió su presión arterial y mostraba quemaduras en distintas partes del cuerpo, incluidos los genitales, mientras decía sentir una ola de calor el todo el cuerpo. Él sabía que le estaban irradiando (recordemos que Albizu era ingeniero químico).

En 1957, esos “rayos electrónicos… de bellísimos colores y de gran precisión” son bautizados en Columbia (Estados Unidos) como rayos láser.

LASER

 

Albizu fue indultado y liberado en 1953, momento que aprovechó la activista estadounidense Ruth Mary Reynolds para realizar su propia investigación, empleando un contador Geiger que registró un aumento progresivo de impulsos a medida que lo acercaban al señor Abizu, llegando a 14 en su dormitorio, y estropeándose al acercarlo al cuerpo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Declaración de una testigo sobre la condición de Albizu.

 

Por unas declaraciones que realizó tras un ataque del Partido Nacionalista, Albizu es encarcelado nuevamente en 1954; once años después moría tras haber sufrido lo que los médicos que le visitaron pronosticaron: un infarto cerebral, y haberse quedado paralítico y mudo.

¡Ah! Casi me olvido… Albizu fue quien hizo pública la carta-confesión del doctor Rhoads sobre los experimentos con cáncer, que dio lugar al Caso Rhoads.

 


 

Los experimentos del doctor Rhoads no son más que la punta del iceberg.

Por citaros un ejemplo más, podríamos hablar del doctor Chester M. Southam, empleado del doctor Rhoads en el Hospital Memorial Sloan-Kettering Cancer Center, y quien en 1952 inyectó células cancerígenas vivas (HeLa) en prisioneros de la penitenciaría estatal de Ohio, en pacientes de cáncer y en 300 mujeres sanas. En 1963, realizaba el mismo experimento en 22 ancianos, pacientes del Hospital Judío de Enfermedades Crónicas de Brooklyn.

Por no hablar de los pacientes con cáncer a los que les trasplantó parte de sus propios tumores a otras zonas del cuerpo para estudiar su reacción y desarrollo; o de los 100 pacientes de cáncer a los que inoculó el virus del Nilo Occidental en un intento de “entrenar” al virus para matar al cáncer, resultando muchos gravemente enfermos de la fiebre del Nilo.

En 1965, Southam fue nombrado vicepresidente de la Asociación Estadounidense para la Investigación del Cáncer.

 

Todos estos experimentos se realizaron sobre personas que entraban en la lista de los “no aptos”. Así, hubo múltiples ensayos en Puerto Rico, los cuales podrían calificarse de intento de genocidio, empezando por la esterilización.

Es irónico pensar que Estados Unidos ratificó la Convención de las Naciones Unidas sobre el genocidio en 1950, mientras continuaba usando Puerto Rico como su laboratorio particular.

naciones unidas genocidio

Artículo II, apartado d: Imposición de medidas intencionadas para impedir los nacimientos dentro de un grupo.

 

Igualmente, la lista de experimentos realizados en Puerto Rico no termina aquí. Algunos ejemplos:

-En 1965, el Gobierno de Estados Unidos “sembró nubes” en multitud de ciudades en un experimento para ver si podían provocar lluvia.

-Desde 1941 hasta 2001, el ejército estadounidense usó Vieques como zona de entrenamiento militar, con consecuencias devastadoras tanto para el medio ambiente como para los humanos, habiendo en la zona un 27% más de casos de cáncer que en el resto de Puerto Rico.

-Las pruebas con el herbicida altamente tóxico conocido como Agente Naranja en 1956, 57, 66, 67 y 68 tuvieron lugar en diversas localidades puertoriqueñas. Posteriormente, fue utilizado como arma química en la guerra del Vietnam. Por cierto que una de las empresa que lo fabricó fue Monsanto Corporation, empresa que tiene el monopolio mundial de las semillas y cultivos genéticamente modificados, y de la que Bill Gates tiene 500.000 acciones, siendo propiedad de la famosa farmacéutica alemana Bayer desde 2018, responsable de la creación del Zyklon B para los nazis cuando formaba parte del conglomerado IG Farben (como hemos visto).

 

De igual forma, Monsanto ha sido por sí sola protagonista de multitud de “escándalos” en los últimos años. El pasado 13 de mayo de 2019, un jurado de California les condenaba a pagar 2 mil millones de dólares a una pareja que había contraído Linfoma de Hodgkins tras usar su herbicida Roundup.

A principios del mismo año, ya fueron condenados a indemnizar con $80 millones a un hombre que también desarrollo cáncer tras usar Roundup. En 2018, tuvieron que pagar $289 millones a un jardinero que enfrenta un cáncer terminal por usar el mismo herbicida que, por cierto, es el más usado del mundo.

Monsanto enfrenta ahora mismo unas 8.700 denuncias solo en Estados Unidos –Bayer unas 11.000-, siendo acusados de producir con sus productos cáncer, asma, alzheimer, alergias alimentarias, autismo, diabetes, obesidad infantil, etc. Y eso a pesar de que Bayer ya ha conseguido cerrar 5.200 casos con una oferta de $62 mil millones.

bayer monsanto

En un informe de 2015, la Organización Mundial de la Salud ya advertía que el glifosato (el herbicida; Roundup es el nombre del producto) era “posiblemente cancerígeno para las personas”. Pero, a pesar de ello, el herbicida de Monsanto se emplea en más de 100 tipos de cultivos distintos y está a la venta en 130 países, incluyendo 18 de la Unión Europea, pues la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria concluyó por su parte -tras realizar su propio estudio también en 2015- que “es improbable que provoque cáncer en humanos”.

En diciembre de 2017, la Comisión Europea renovó la aprobación del uso del glifosato durante 5 años más, en una decisión muy controvertida pues más del 50% del texto contenía informes elaborados por la misma empresa Monsanto -a veces páginas enteras-, como revela otro informe presentado por algunos parlamentarios de la propia Unión Europea.

Para saber más sobre estos agroquímicos en España, os recomiendo este completísimo y fantástico artículo -yo misma he corroborado la información- escrito en 2017 por Marcos García Rey y Adrián Blanco para El Confidencial.

Y para terminar de entender de qué va Monsanto, podéis buscar información sobre la comida modificada genéticamente (trigo, soja, alfalfa, etc), las patentes y las consecuencias forzosas para los agricultores con pequeñas zonas de cultivo, por ejemplo en África, donde os animo a que echéis un vistazo a AGRA (Alianza para una Revolución Verde en África), nacida de la mano del ex Secretario de las Naciones Unidas, Kofi Annan, la Fundación Rockefeller y la Fundación Gates.

O también podéis buscar en Estados Unidos. Yo os adjunto un par de enlaces, añadiendo a la empresa DuPont Pioneer a la búsqueda; uno es una recopilación de distintos artículos publicados al respecto, y otro de la mano del departamento de Justicia del Gobierno de los Estados Unidos; aunque son solo la punta del iceberg: “En consecuencia, el daño a los agricultores e independientes, como mostramos a continuación, es real y duradero.”

 

 

Bayer, por su parte, no es la primera vez que se hace con un laboratorio farmacéutico que ha sido puesto en entredicho.

En 1974, se hacía con Cutter Laboratories, responsables de -según el CDC– al menos 250 casos de personas infectadas de polio en Estados Unidos a través de sus vacunas.

Sería precisamente la unidad Cutter de Bayer la que, desde finales de los 70 hasta finales de los 90, se vería envuelta en un nuevo escándalo por infectar con el VIH y la Hepatitis C a decenas de miles de personas en todo el mundo, mediante transfusiones a pacientes hemofílicos. Solamente en España, hubo unos 1.800 afectados; Bayer pagó 24 millones de euros a 1.350 familias de hemofílicos fallecidos para no ser demandada.

bayer cutter

 

¿Recordáis lo que dijo el fiscal general Teldford Taylor durante los juicios de Nuremberg?

“Estos ejecutivos empresariales… y no los perturbados nazis, son los principales criminales de guerra… cometerán crímenes aún peores en el futuro, que ni Hitler habría cometido”.

 

Quiero presentaros también a otro gigante mundial de la modificación genética de semillas: Dow Chemical.

¿Recordáis cuando hablamos de Paul Ehrlich y su libro, “The Population Bomb”, publicado en los 60?

En el 77, el señor Ehrlich, su esposa Anne, y su colega John Holdren, publicaron otro título llamado Ecociencia: Población, Recursos y Medio Ambiente, del que se extrae el siguiente párrafo:
Agregar un esterilizante al agua potable o a los alimentos básicos es una sugerencia que parece horrorizar a las personas más que la mayoría de las demás propuestas para el control involuntario de la fertilidad. De hecho, plantearía algunas cuestiones políticas, legales y sociales muy difíciles, por no hablar de los problemas técnicos.

Hoy no existe tal esterilizante, ni parece que se esté desarrollando uno”.

 

En 2001, Dow Chemical, junto a su laboratorio asociado Epicyte, celebraban una gran creación: habían modificado maíz genéticamente para que ejerciera las veces de espermicida, convirtiéndolo en un alimento anticonceptivo. En palabras del presidente de Epicyte, Mitch Hein: “Tenemos un invernadero lleno de plantas de maíz que producen anticuerpos anti-espermatozoides. También hemos creado plantas de maíz que producen anticuerpos contra el virus del herpes, por lo que deberíamos poder crear una gelatina a base de plantas que no solo prevenga el embarazo, sino que también bloquee la propagación de enfermedades sexuales”.

“Básicamente, los anticuerpos son atraídos hacia los receptores externos del esperma. Se enganchan haciendo que cada espermatozoide sea tan pesado que no puede avanzar.”

 

Ahora os remito nuevamente al libro Ecociencia, pues creo necesario señalar que su coautor, John Holdren, fue el Asistente del Presidente Barack Obama en cuestiones de ciencia y tecnología, Director de la Oficina de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca y Copresidente del Consejo Presidencial de asesores de Ciencia y Tecnología de Estados Unidos, durante los ocho años de mandato del presidente (2009-2017).

Por cierto, en 2017, un estudio publicado en Human Reproduction Update, mostraba una disminución del 50% en la cantidad de esperma que producen los hombres de América del Norte, Australia, Nueva Zelanda y Europa, con su consecuente reducción de la fertilidad. Así mismo, advertía que esa tendencia continuaría en el tiempo, es decir que la producción de esperma cada vez será inferior.

Y, en julio de 2019, llegaba un informe desde la Universidad de Medicina de Tel Aviv, donde aseveraban haber conseguido eliminar el nacimiento de machos entre ratones en un 95% mediante modificación genética.

Cuando preguntaron a uno de los responsables de dicha investigación, Udi Qimron, si esta selección para evitar el nacimiento de varones podría emplearse en humanos, respondió: “Si un gobernante loco en algún país cerrado decide que quiere dos variantes de humanos, una que produzca soldados y la otra que produzca hembras para otros propósitos, puede ser posible con esta tecnología”.

 

 

Y, ¿conocéis el Banco Mundial de Semillas de Svalbard, conocido como La Bóveda del Fin del Mundo? Como su propio nombre indica, es un almacén donde se guardan -y custodian- semillas de cultivo de todo el mundo.

Nacido de la mano de la ONG Crop Trust (GCDT – Global Crop Diversity Trust), quien a su vez fue establecida por la ONU, inicialmente recibió la mayoría de sus fondos del gobierno de Noruega por estar situado en su territorio.

La presidente de Crop Trust es Margaret Catley-Carlson, quien ha sido ministra de sanidad y bienestar en Canadá, directora de la red de agua canadiense, directora ejecutiva de UNICEF y asistente del Secretario General de la ONU. ¡Ah! Y presidenta del Consejo de Población (eugenista – esterilización en Puerto Rico) de los Rockefeller.

svalbard

 

Tampoco es desdeñable la lista de donantes que colaboran con La Bóveda del Fin del Mundo a través de Crop Trust, y que incluye desde gobiernos hasta fundaciones o empresas privadas como Bayer o la Fundación Gates.

Así pues, tenemos a Gates y Bayer con las manos metidas en una empresa de modificación de genética de semillas de cultivo, y también en una organización cuya misión es guardar semillas de cultivo por si ocurriese una catástrofe que arrasase con los cultivos que están forzando a los agricultores a modificar: los mismos que consumimos.

 

Otros donantes del Banco Mundial de Semillas son:

-Fundación Rockefeller.

-DuPont Pioneer Hi-Bred International (“líder mundial en desarrollo y suministro” de semillas modificadas genéticamente). Pioneer Hi-Bred fue creada por Henry Wallace, quien fuera ministro de agricultura y después vicepresidente para Franklin Delano Roosevelt, y uno de los artífices del plan de políticas eugenistas New Deal (¿Recordáis que parte de este plan fue la financiación de las esterilizaciones forzosas en Puerto Rico?). En su web podemos leer: “El fundador de la compañía, Henry A. Wallace, sabía que para una cosecha fructuosa se requería algo más que plantar raíces firmes. Su temprana comprensión de la genética del maíz supuso un cambio en el juego para los agricultores, que pronto se dieron cuenta de que aumentaba el rendimiento y la productividad. A lo largo de las décadas, DuPont Pioneer se ha mantenido fiel a la visión de Wallace, aumentando la productividad y la rentabilidad de nuestros clientes utilizando la innovación tecnológica.”

¿Recordáis también la colaboración del ABA (Asociación de Ganaderos y Agricultores Estadounidenses) con la causa eugenista?

Image-12_Only-healthy-seed-must-be-sown-950

“¡Solo debe ser plantada la semilla sana!”

“Controla las semillas de las enfermedades hereditarias y los inadecuados a través de la eugenesia”

 

-Fundación Syngenta (la empresa suiza Syngenta es un conglomerado de empresas dedicadas a la agrotecnología, a través de pesticidas y semillas modificadas genéticamente. En 2010, fue condenada por violar los Derechos Humanos en Brasil por contaminar genéticamente los cultivos de maíz del país. Monsanto intentó adquirirla en 2015.).

CGIAR (Centro de Programas de Investigación sobre el Cambio Climático, Agricultura y Comida Segura). CGIAR fue creada por las Fundaciones Rockefeller, Ford y Kellogg, cuya participación en la eugenesia ya hemos visto…

Syngenta, Monsanto, DuPont y Bayer también forman parte de CGIAR.

La citada Alianza para una Revolución Verde en África (AGRA) es una de las ramificaciones de CGIAR.

 

Henry Kissinger dijo: Quien controla el suministro de alimentos controla a la población; quien controla la energía puede controlar continentes enteros; quien controla el dinero puede controlar el mundo”.

No puedo evitar pensar si se refería indirectamente a los Rockefeller fundadores del CGIAR, dueños de la empresa petrolera ExxonMobil y los primeros mil millonarios de Estados Unidos.

 

Y hablando de semillas… Hace décadas que nos advierten de que, si la población continúa aumentando, no va a haber comida para todos.

Sin embargo, en 2008, el Programa de Acción de Residuos y Recursos (WRAP) de Reino Unido publicaba el informe “La Comida que Desperdiciamos”, afirmando que anualmente, solamente entre Inglaterra y Gales, se desechaban 3.6 millones de toneladas de alimentos de los que el 60% estaban intactos y en perfecto estado, estimando que el hogar medio desperdiciaba el 18% de los alimentos que compraba, y los hogares con hijos, el 27%.

Posteriores informes, hablaban de 7 millones de toneladas (2012) y 7.3 millones de toneladas (2015).

Así, el escritor científico Fred Pearce defiende que no es un problema de superpoblación sino de “consumo excesivo”.

En los 60, Paul Ehrlich predecía la muerte de cientos de millones de personas en los 80 como consecuencia del hambre, en su libro “The Population Bomb”… no ha ocurrido. Ni en los 80, ni en los 40 años posteriores.

De hecho, según las Naciones Unidas, la población que sufre de desnutrición ha pasado del 37% (1969-1971) al 10.8% en 2016.

 

Este es un buen momento para presentaros el Estudio de Fuentes de Alimentación Mundial del profesor James Bonner del Instituto Tecnológico de California, quien demostró que no se estaba haciendo uso de al menos un millón de acres de tierra potencial para la agricultura y que, si se usase esta tierra y se aprovechase mejor la tierra que ya se explota, el mundo entero podría ser alimentado adecuadamente aun si la población aumentase en un tercio en los próximos 50 años.

Curiosamente, el trabajo del profesor Bonner está guardado en los archivos Caltech, siendo imposible el acceso a algunos de ellos, entrando en la categoría de archivos confidenciales sin fecha de desclasificación.

 

También os invito a leer a Jim Leape, Director General de World Wildlife Foundation International (la organización para proteger la naturaleza creada por el eugenista transhumanista Julian Huxley): “Podemos crear un futuro próspero que brinde alimentos, agua y energía a los 9 o quizás 10 mil millones de personas que compartirán el planeta en 2050. Las soluciones se encuentran en áreas como la reducción de desechos, la gestión inteligente del agua y el uso de fuentes de energía renovables que son limpias y abundantes, como el viento y la luz solar”.

 

CAPÍTULO 12. Una Inquisición Global.

 

“Tampoco se puede decir que las 200.000 mujeres esterilizadas no están actualmente contentas”, Luz Salgado, ex congresista de Perú.

 

Aunque me he centrado sólo en unos pocos países, cinco continentes vivieron el surgimiento y la aplicación de la eugenesia de una u otra forma, siendo positiva o negativa, con medidas más suaves o drásticas.

Así, en 1919, nace en Bélgica la Societe Belge d’Eugenique, liderada por el doctor Albert Govaerts, siendo la tercera sociedad eugenésica en Europa. En 1922, ya daban charlas y cursos en la Universidad de Bruselas, y el gobierno les financiaba la apertura de la Oficina Nacional de Eugenesia en el Instituto Solvay. Era la versión belga del ERO estadounidense.

 

En Suiza, a principios de los años 20, el ingeniero industrial millonario Julius Klaus creaba la Fundación de su mismo nombre para la Investigación Hereditaria, Antropología Social y Limpieza Racial, así como la Institución para la Biología Racial, dedicadas a la “promoción de todos los esfuerzos con base científica, cuyo objetivo final es (…) potenciar la raza blanca”. En 1928, el país aprobaba la primera ley de esterilización en el cantón Vaud. Una vez más, no podemos saber cuántas esterilizaciones tuvieron lugar, aunque se ha revelado que el 90% de las víctimas fueron mujeres.

 

En Dinamarca, en 1912 el gobierno aplicaba medidas eugenésicas contra los sordomudos, los débiles mentales y otros defectuosos. Una década después, se aprobaba la ley para regular los matrimonios; y, aunque se venían realizando “esterilizaciones terapéuticas”, no se legalizaron hasta 1929, presumiendo de ser los “primeros en promulgar una ley de esterilización eugénica moderna en Europa. Después de esto, y debido a sus buenas relaciones con los eugenistas estadounidenses -de quien copiaron la ley-, comenzaron a recibir donaciones de la Fundación Rockefeller para sus estudios eugenésicos.

certificado eugenesico matrimonio

Certificado eugenésico que garantiza la validez de un sujeto para el matrimonio.

 

En 1934, se retiró toda necesidad de consentimiento incluso para esterilizar a menores de edad. En todo este tiempo, la única oposición que encontró la causa eugenista fue la del Partido Conservador, de Alfred Binslev, siendo un partido tan pequeño que no lograron ningún cambio.

Se estiman en 11.000 las víctimas danesas de la esterilización entre los años 1929 y 1960.

 

Hoy, el banco de esperma más grande del mundo es danés: Cryos. A su fundador, Ole Schou, debemos agradecerle el nacimiento de más de 2.000 niños al año en las últimas tres décadas, exportando semen a más de 70 países en lo que bromeando llaman la “nueva expansión vikinga”, pues la mayoría de donantes son blancos de ojos azules y cabello rubio.

Schou ha advertido a la Unión Europea en multitud de ocasiones del peligro del descenso en la natalidad, pidiendo que los gobiernos colaboren facilitando el acceso a estos servicios a las familias, mientras la UE responde con nuevas regulaciones que están provocando el cierre de varias empresas dedicadas a lo mismo, así como la imposición de impuestos a los donantes en algunos países miembros, clasificando el semen como un “bien”, lo que ha provocado un descenso de las donaciones. Además, en 2005 muchos países retiraron el derecho al anonimato de los donantes, por lo que los niños podían contactar a sus “padres” al cumplir la mayoría de edad, lo que generó un nuevo descenso en las donaciones.

Nuevamente, los que gobiernan parecen molestos con el hecho de que las mujeres occidentales tengan distintas vías de reproducción, mientras nos cuentan sobre el peligro de nuestras sociedades envejecidas y la necesidad de inmigrantes para solucionarlo.

 

Noruega aprobó su ley de esterilización en 1934. En 1942, se añadía una nueva razón a las causas para esterilizar: “para la protección de la raza”. Posteriormente, en 1977, la modificaron para que fuera algo voluntario. Se estiman en 41.000 las personas esterilizadas en Noruega, siendo mujeres el 75%.

 

En Perú, desde 1996 hasta el año 2000, bajo las órdenes del gobierno de Fujimori, se estiman en 400.000 las mujeres esterilizadas, muchas sin ser informadas, otras sin consentimiento previo. Llegaron a usar en ellas anestesia para animales.

La excongresista Luz Salgado declaraba respecto a la mitad de las víctimas que “tampoco se puede decir que las 200.000 mujeres esterilizadas no están actualmente contentas”, mientras Rocío Villanueva, la defensora adjunta de la Mujer de la Defensoría del Pueblo, puso en duda los informes del propio ministerio, desmintiendo a gran número de víctimas.  

 

En Finlandia hubo esterilización obligatoria desde 1935, centrándose en personas que pudieran tener hijos de “inferior” calidad y en aquellos que supusieran una amenaza para los que estuvieran a su alrededor, incluyendo a “idiotas, imbéciles y locos”, así como a los condenados por crímenes sexuales. Esta ley dejó un legado de 56.080 personas esterilizadas entre 1935 y 1968.

 

Lituania y Brasil impusieron leyes que regulaban los matrimonios permitidos.

no amor si eugenesia

“La eugenesia hace girar al mundo”… mientras, Cupido llora.

 

Japón pasó de 246.000 abortos en 1949, a 800.000 en 1952. Las esterilizaciones, de 6.000 en 1949, a 44.000 en 1956. En 1955, invitaban al doctor Pincus y a Margaret Sanger a dar una conferencia en Tokio. Sanger era poco más que una heroína para el gobierno nipón.

 

Para echar un vistazo rápido a otros países: Cuba, Rumanía, Filipinas, Francia, Italia, Japón, Austria, Hungría, Estonia, Sudáfrica (apartheid), Rumania, Letonia, Eslovenia, Grecia, República Checa, Chipre, Filipinas, Bolivia, Chile, Guatemala, Haití, Uruguay, Indonesia, China, India, Egipto, Irán, Malasia, Singapur, Uzbekistán, Corea, Ruanda, Namibia, Kenia, Tanzania, Burundi, Islandia, Australia, México, Argentina, Nueva Zelanda, Portugal, etc.

cuba

 

CAPÍTULO 13. El control poblacional: Un secreto a voces.

 

“Para nosotros es suficiente con introducir explícitamente la demografía -y todo lo que conlleva- en la agenda de la nación (…) Las próximas generaciones y comisiones serán capaces de ver el camino correcto hacia el futuro. En cualquier caso, ninguna generación necesita saber el objetivo final o el desenlace, sólo la dirección en la que lo conseguiremos”, Conclusión de la comisión sobre el Crecimiento Demográfico y el Futuro Estadounidense, capítulo 1. Perspectiva sobre la Población, apartado Meta Inmediata. Informe encargado por el gobierno de Richard Nixon, y presidido por John D. Rockefeller III.

 

En general, pareciera que el movimiento eugenista entró en decadencia en los años 70. Pero, en España todavía se esteriliza forzosamente a personas discapacitadas bajo el artículo 156 del Código Penal, mientras que en Países Bajos sigue siendo legal obligar a las personas con desórdenes psiquiátricos a someterse a tratamientos anticonceptivos.

En enero de 2019, el estado de Nueva York legalizaba el aborto hasta el mismo momento del parto, considerando cualquier justificación relacionada con la salud tanto física como mental de la madre como motivo válido para el mismo, descriminalizando el asesinato de un nonato si la madre sufriera alguna agresión durante el embarazo. Así mismo, aquellos autorizados a practicar el aborto, no tendrán ninguna obligación legal de atender médicamente al neonato si éste naciera vivo.

aborto nueva york

 

Aunque, la prueba más evidente de eugenesia -ley mediante- la vimos este 21 de junio de 2019, cuando la juez británica Nathalie Lieven ordenó que se le realizase un aborto a una mujer católica con discapacitada mental embarazada de 22 semanas, en contra de los deseos de ésta y de su madre (una ex comadrona que incluso se ofreció a hacerse cargo del bebé); ignorando asimismo a la asistente social que colabora en los cuidados de la embarazada, quien también insistió en que la dejaran seguir adelante con su embarazo.

El obispo John Sherrington se pronunció al respecto, resaltando que “Obligar a abortar a una mujer, en contra de su voluntad y la de sus familiares más cercanos, infringe los derechos humanos de la mujer, por no hablar del derecho de su hijo a la vida, en una familia que se ha comprometido a cuidar de este niño. En una sociedad libre como la nuestra, existe un delicado equilibrio entre los derechos del individuo y los poderes del estado.”

Tres días después, la Corte de Apelaciones británica revirtió la decisión de la juez Lieven, por lo que la mujer no tendrá que abortar.

 

“En una sociedad sana cabe esperar que se llegue a diagnosticar, desde el mismo momento del nacimiento, cualquier defecto importante de tipo bioquímico o cromosomático. Después de una confirmación independiente de la diagnosis, aquellos para los que no haya ninguna posibilidad de una vida tolerable serán eliminados tan discretamente como ahora se hace con los que padecen alguna anormalidad anatómica grave. Actualmente, cualquier forma de matar, ya sea a un niño deforme o a un enfermo de cáncer en sus últimos momentos, es legalmente asesinato; así pues, será necesario un largo proceso de educación pública antes de que se adopte cualquier política de este tipo“, doctor Macfarlane Burnet en su libro El Mamífero Dominante.

 

A la par, son muchas las personas de poder que continúan defendiendo públicamente la necesidad de una reducción y control de la población.

En el siguiente vídeo podemos ver a Robert Edward Turner III, fundador de la cadena CNN y de la Fundación de las Naciones Unidas -la cual también presidió-, admitiendo sin ningún tapujo la necesidad de reducir la población en un 80% (tiene 5 hijos), mientras pretende preocuparse por los bisontes en peligro de extinción (bisontes cuya carne se sirve en su cadena de restaurantes Ted´s Montana Grill), y realiza donaciones a Green Peace y Green Cross.

 

¿Os acordáis del famoso oceanógrafo Jacques Cousteau? En noviembre de 1991 concedía una entrevista al UNESCO Courier:
“La superpoblación es el problema más grave de nuestro planeta (…) Deshacerse de los virus es una idea admirable pero plantea enormes problemas. En los primeros 1.400 años de la era cristiana las cifras de población eran prácticamente invariables. Mediante las epidemias, la naturaleza compensaba el exceso de natalidad con un exceso de mortalidad (…) ¿Queremos eliminar los sufrimientos, las enfermedades? Es un noble propósito, pero tal vez no sea totalmente beneficioso a largo plazo. Existe el peligro de que al hacerlo se comprometa el porvenir de nuestra especie. Es terrible decir una cosa semejante. Es necesario que la población mundial se estabilice y, para lograrlo, habría que eliminar 350.000 individuos por día.”

 

También en los 90, el Duque de Edimburgo comentaba en la BBC que el mayor desafío para la conservación del planeta era “el crecimiento de la población mundial”, proponiendo como solución “la limitación voluntaria de la familia”.

En 1987, fue un tanto menos comedido al expresar como arreglaría el problema de la superpoblación en el prólogo del libro Si yo fuera un animal:

“Me pregunto cómo sería reencarnarse en un animal de esas especies que fueron tan reducidas en número que estuvieron en peligro de extinción. Cuáles serían sus sentimientos hacia la especie humana cuya explosión de población les negó un lugar para existir… Debo confesar que estoy tentado de pedir la reencarnación en un virus mortífero para contribuir de alguna forma a solucionar la superpoblación”.

 

Bill Gates daba una charla en TEDx acerca del calentamiento global, donde abogaba por el control demográfico vinculándolo al uso de la vacuna. En muchas otras ocasiones ha repetido lo mismo. Según su teoría, las vacunas proveen gente sana que prosperará, teniendo menos hijos… Lo que está claro es que Gates defiende que “nuevas vacunas, asistencia sanitaria, servicios sanitarios reproductivos… quizás podríamos reducirla (población mundial) en un 10 o 15%”.

 

Esta misma teoría es defendida por Unicef, y otras tantas entidades y personas de interés público (Soros y compañía).

Ya sea por defender la lucha contra el cambio climático o por la mortandad infantil, por disminuir el racismo o la intolerancia, por aumentar los derechos de la mujer, por proteger a colectivos minoritarios discriminados, etc., todos los caminos van a Roma: control y reducción de la población.

 

El hecho es más evidente si no fijamos en lo que todos estos bienhechores llevan décadas haciendo en el tercer mundo con la excusa de lo que llaman “filantropía”… aunque parece que ese tercer mundo también ha comenzado a despertar, como muestra el documental de la nigeriana Obianuju Ekeocha (conocida como Uju), “Strings attached”.

Su presentación oficial tuvo lugar en 2018 en Canadá, y no fue un país elegido al azar. ¿Sabíais que el gobierno canadiense destinó $650 millones para abortos en países en desarrollo? ¿Sabíais que esa cantidad es 5 veces mayor a la que destina el mismo país a combatir la hambruna en los 3 sitios que más la están padeciendo?

Más allá de que el pragmatismo os lleve a pensar que es lógico evitar nuevos nacimientos para evitar una mayor hambruna, y sin querer entrar al debate de la forma en la que el primer mundo viene expoliando las riquezas de estos países (con el beneplácito de sus gobernantes); como señala el pastor ugandés Kiirya: Se debería preguntar a los africanos sobre cualquier intervención externa pensada para ayudar o apoyarles. El hecho de que Uju… desafíe lo que parece ser un sistema establecido es motivo más que suficiente para felicitarla, por eso y por defender a quienes no tienen voz: en este caso, concretamente a las mujeres afectadas por abortos financiados por gobiernos occidentales“.

No puedo más que citar aquí la introducción al documental de Uju:
“Todos los años, las naciones, organizaciones y fundaciones privadas de donantes occidentales vuelcan en el continente africano miles de millones de dólares destinados al apoyo y la promoción de la ‘salud y los derechos sexuales y reproductivos’. Pero nadie sigue el rastro de esa financiación para saber dónde y cómo acaba.

Strings Attached es un documental que presenta el lado africano de la historia de esos donantes occidentales tan entusiastas, y el receptor africano de sus “regalos”, en concreto, las mujeres africanas, quienes son el principal objetivo de los dólares de esos donantes.

En el centro de esta historia se encuentra una organización occidental de salud reproductiva bien financiada, que ha devastado las vidas de muchas mujeres y niñas africanas cuyas voces son demasiado pequeñas para ser escuchadas. Este documental amplifica estas voces africanas que nunca antes han sido oídas, con la esperanza de que el mundo finalmente las escuche, escuche sus experiencias, comparta su dolor y establezca medidas para poner fin a esta forma de neocolonialismo que está destruyendo vidas en África con la excusa de la ‘salud y derechos sexuales y reproductivos’.”

strings attached

 



 

Respecto al cambio climático:

La primera persona con relevancia política en hablar de luchar contra el dióxido de carbono relacionado con la destrucción del medio ambiente, el cambio climático hacia un calentamiento global, y su origen antropomórfico, fue la Primer Ministro Margaret Thatcher, quien -por cierto- estudió química.

En 1989, daba un discurso sobre todo ello ante las Naciones Unidas, hablando nada más comenzar sobre Charles Darwin, para defender: “estoy pensando en el uso de la energía nuclear que, a pesar de la actitud de los llamados verdes, es la forma de energía más segura para el medio ambiente.”

Sin embargo, en 2003, en la parte de su libro Statecraft (Estrategias para un mundo que está cambiando) titulada Charlatanería y Calentamiento Global, la señora Thatcher desmontaba las principales hipótesis científicas sobre el cambio climático, desde la afirmación que sostiene que el CO2 es el mayor responsable del mismo, hasta la que refiere a la subida del nivel del mar; tachando de “alarmista” al Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (que ella misma ayudó a crear); burlándose de Al Gore y de sus proyectos para reducir la emisión de CO2, juzgándolos de “caros y económicamente perjudiciales”.

Thatcher admitió que habían distorsionado la ciencia persiguiendo una agenda política de izquierdas. Una agenda globalista sobre la que advirtió que representaba una seria amenaza para el progreso y la prosperidad de la humanidad: “El nuevo dogma sobre el cambio climático se ha extendido entre las clases gobernantes del centro-izquierda [partidos socialdemócratas](…) proporciona una excusa maravillosa para el socialismo mundial supranacional”.

A pesar de esta tardía confesión, lo cierto es que fue ella la que levantó la veda del calentamiento global: “No fue hasta que la señora Thatcher entró en su breve período verde que las cosas realmente despegaron [para el movimiento verde]. (…) Antes de que la señora Thatcher comenzara a hablar sobre la capa de ozono y el cambio climático, muchos decían: ‘Estos temas ecológicos son solo para los raritos locos por los árboles. Pero si la señora Thatcher dice algo así, es que algo está pasando'”Jonathon Porritt, líder de Amigos de la Tierra.

 

Entonces, ¿por qué una persona versada en las ciencias como ella, habría apoyado algo tan importante para después desmentirse?

Para acabar con el pozo sin fondo de una industria que vivía de subsidios estatales a través del Partido Laborista, pero que ya no era rentable: las minas de carbón.

minas

Nº de empleados en minas por década – por miles.

 

A principios de los años 80, el número de minas abiertas no llegaba a las 200, mientras que el número de puestos de empleo que suponían apenas si pasaba los 200.000.

Esto, sumado a las medidas de Thatcher para reducir el gasto público que generaban las minas y restar poder a los sindicatos, provocó protestas, huelgas y piquetes por parte de éstos, quienes iban liderados por Arthur Scargill (fundador y líder del Partido Laboral Socialista británico).

En 1983, se ponían en marcha las primeras plantas de energía nuclear en territorio británico… y entre 1984 y 1985, tenía lugar la gran Huelga de Mineros… Pero Thatcher jugó muy bien sus cartas: la Unión Nacional de Trabajadores Mineros no había sometido a votación la huelga nacional, por lo que la declaró ilegal, haciendo uso de las autoridades para disolverla. Los sindicatos perdieron la “guerra” y las minas acabaron siendo cerradas o privatizadas.

 

En su libro de memorias, The Downing Street Years, la señora Thatcher reconocería que Crispin Tickell (embajador británico en la ONU y representante permanente del Consejo de Seguridad de la ONU) fue quien le influyó inicialmente en el asunto del calentamiento global.

Es curioso que el señor Tickell sea descendiente de Thomas Henry Huxley, uno de los miembros del X Club que patrocinó la teoría darwinista que dio lugar a la eugenesia; además de ser mecenas de Population Matters, una ONG que promueve la concienciación del impacto del crecimiento de la población mundial sobre el medio ambiente (antes llamada Fundación para una Población Óptima).

Y es aún más llamativo que el mismo señor Tickell publicara diez años antes el libro Cambio Climático y Asuntos del Mundo, en el que hablaba de un ENFRIAMIENTO GLOBAL. 

 

Y, respecto a las predicciones de Al Gore… En 2009, presentaba un estudio según el cual había un 75% de posibilidades de que el hielo del Polo Norte hubiera desaparecido completamente entre 2014 y 2016.

al gore

 

En 2014 el Instituto Meteorológico Danés y el Centro Nacional de Datos sobre Hielo y Nieve estadounidense comunicaban que en los dos últimos años el nivel del hielo había aumentado.

En 2018, era la NASA quien hablaba de que el hielo ártico “se está espesando a un ritmo más rápido durante el invierno. Este aumento en la tasa de crecimiento podría durar décadas, según un nuevo estudio aceptado para su publicación en Geophysical Research Letters.”

 

En 2007, después de que Al Gore publicase su premiado documental sobre el cambio climático, “Una Verdad Incómoda”, el juez Barton del Tribunal Supremo británico, lo criticaba abiertamente, destacando 9 puntos que calificó de “errores científicos” en lo que consideró “un contexto de alarmismo y exageración”.

 


 

Ahora, dejadme que os presente la Bioética. 

Desde 1992, se celebra de forma bianual el Congreso Mundial de Bioética. El primero tuvo lugar en Países Bajos. Los siguientes tuvieron lugar en Argentina (1994), Estados Unidos (1996), Japón (1998), Reino Unido (2000), Brasil (2002), Australia (2004), China (2006), Croacia (2008), Singapur (2010), Países Bajos (2012), México (2014), Reino Unido (2016), India (2018). El próximo tendrá lugar en  Estados Unidos en 2020

A modo de ejemplo, en el 11º Congreso Internacional de Asociaciones de Bioética de 2012 celebrado en Países Bajos, se debatió acerca del transhumanismo (¿recordáis a Julian Huxley cuando hablamos de Reino Unido en la II parte?) a través de la aceptación de alteraciones en los humanos mediante cirugías o medicamentos, con añadidos tecnológicos o bioquímicos; debatiendo además acerca de genética, robótica, cibernética, nanotecnología y biomedicina, así como de sus posibilidades para la clonación, la manipulación y la creación de seres híbridos.

Estos planteamientos de transhumanidad también se dirigieron a cambiar y controlar los rasgos de personalidad e identidad de las personas que disten de ser moralmente aceptables… Pero ¿quién dicta lo que es moralmente aceptable? 

Así pues, ¿qué es la bioética si no la búsqueda de una justificación para la idea de transhumanismo del eugenista Huxley, quien creía en la mejora del ser humano a base de añadidos tecnológicos, superando así las limitaciones genéticas para volverse más que humanos?

bilimkurgu-ust-800x425

 

Y si os preguntáis como se puede controlar la moral a través de la tecnología… bueno, digamos que están a un paso de lograrlo:

¿Conocéis a Ray Kurzweil, director de ingeniería de Google? Kurzweil es famoso por ser un experto en tecnología de sistemas e inteligencia artificial, creador de la primera máquina de lectura para ciegos, y considerado un eminente futurista, teniendo un 86% de acierto en todas sus predicciones sobre los avances y cambios que la tecnología va a provocar en nuestras vidas.

En una de sus predicciones, estimó que para 2030 nuestro neocórtex también usará añadidos de inteligencia artificial como ya ocurre con los enfermos de Parkinson y de temblor esencial, a los que se les implanta un dispositivo de estimulación cerebral que genera pulsos eléctricos para aliviar los temblores.

Este tipo de añadidos cerebrales que permiten controlar el cuerpo son cada vez más comunes. Ya se están implantando miembros amputados que se controlan con la mente.

 

También tenemos a Neil Harbisson, quien ha sido reconocido por el gobierno británico como un cíborg -así consta en su pasaporte-. Harbisson lleva una antena implantada en la cabeza que le permite ver y percibir colores invisibles como infrarrojos y ultravioletas, así como recibir imágenes, vídeos, música o llamadas telefónicas directamente a su cabeza desde aparatos externos como móviles o satélites. Su conexión a satélites le permite percibir frecuencias procedentes de fuera de la tierra.

Harbisson ha creado la Fundación Cíborg para que otras personas puedan decidir que “órganos tecnológicos” quieren añadir a sus cuerpos.

 

No es de extrañar que el investigador Albert Cortina hable del transhumanismo como una “ideología propia de la híper-modernidad (…) que pretende que nos hagamos autónomos del mismo ser humano como ser biológico”.

 

El famoso Elon Musk, a través de su empresa Neuralink, trabaja en la creación de lo que ha llamado el “cordón neural”, un dispositivo que pretende crecer con el cerebro y cuyo objetivo principal es optimizar el rendimiento mental a través de una interfaz cerebro-computadora, permitiendo al cerebro humano acceder a Internet sin esfuerzo, para mantenerse al día (y algún día fusionarse) con sistemas artificialmente inteligentes.

Así lo anunciaba por primera vez en el podcast de Joe Rogan, en septiembre de 2018: “¿Crees que eres más inteligente con un teléfono o una ordenador, o sin ellos? Eres mucho más inteligente, en realidad. Puedes contestar cualquier pregunta casi al instante. Puedes recordar todo perfectamente. Tu teléfono puede recordar vídeos [e] imágenes perfectamente. Tu teléfono ya es una extensión tuya. Ya eres un cíborg. La mayoría de las personas no se dan cuenta de que ya son un cíborg.”

 

El transhumanismo, o biomedicina, no es ciencia ficción. 

Todos recordamos al atleta con dos piernas biónicas de las Olimpiadas de Londres 2012, Oscar Pistorius.

oscar pistorius

 

Es fácil vendernos el producto usando tamaño ejemplo de superación; mostrando la cara más amable del transhumanismo.

Así, otra finalidad muy valiosa del mismo la tenemos en el Instituto de Medicina Regenerativa Wake Forest, donde se dedican a cultivar órganos para implantarlos en humanos usando impresoras 3D, en lo que se conoce como bioimpresión.
Y tenemos también los llamados bebés de diseño: En 2003, los padres del pequeño Charlie Whitaker tuvieron otro hijo -mediante fecundación in vitro- seleccionado genéticamente para garantizar que sus tejidos fueran idénticos a los de su hermano y así poder transplantar células de su cordón umbilical a Charlie, quien padecía una enfermedad incurable.

Sin embargo, no es la única utilidad de la selección genética en embriones: En Nueva Jersey, Estados Unidos, la empresa Genomic Prediction ya te permite elegir un alto coeficiente intelectual en tus embriones. El año pasado, en China, el doctor He Jiankui modificó genéticamente los embriones de unas gemelas con la intención de impedir que puedan contagiarse de SIDA… el tiempo dirá si lo consiguió, aunque por el camino los científicos esperan que dicha alteración genética no suponga ningún otro problema a las pequeñas.

Por cierto, ¿cuántos de los que han hecho uso de la fecundación in vitro, se han procurado después pruebas de paternidad/maternidad? ¿Tenéis forma de saber que en los laboratorios no están seleccionando ya vuestros óvulos y espermatozoides siguiendo un rigor eugenista, sin vuestro consentimiento o aprobación?

En 2015, una pareja española descubrió horrorizada, tras un análisis de sangre rutinario, que los hijos que habían tenido mediante dicho sistema de fecundación no eran hijos de “su padre”. La clínica fue condenada a pagarles 230.000€, por un supuesto “fallo en la custodia, conservación, traslado, identificación y manejo del material reproductivo”. Vamos, una serie de catastróficas desdichas…

Este mismo 2019, una pareja asiática de Nueva York demandaba a CHA Fertility tras dar a luz a gemelos no-asiáticos; bebés que han tenido que entregar a sus respectivos padres. Por si fuera poco, en este caso el plural “padres” se debe a que cada bebé tenía un material genético distinto.

Hablamos de que no solo han extraviado el material genético entregado por la pareja asiática, sino que además ella fue fecundada con óvulos inseminados de distintas mujeres y hombres.

 

“Pronto será pecado de los padres tener un hijo que lleve la pesada carga de una enfermedad genética. Estamos entrando en un mundo donde tenemos que tener en cuenta la calidad de nuestros hijos, Robert Edwards, doctor pionero en medicina reproductiva y fecundación in vitro. Premiado con el Nobel en Fisiología y Medicina. También se le concedió el Premio de la Fundación -eugenista- Lasker.

“No hay ninguna duda de que el primer o segundo siglo del nuevo milenio será la edad de oro de la eugenesia. Con la aplicación de los nuevos conocimientos genéticos y las tecnologías reproductivas, la Revolución Galtoniana será un realidad”, 1999, Glayde Whitney, genetista y psicólogo.

“Algunos lo odiarán, otros lo amarán, pero inevitablemente la biotecnología nos conduce a un mundo en el que las plantas, los animales y los seres humanos hasta cierto punto serán diseñados por el hombre… Supongamos que los padres pudiesen agregar 30 puntos al coeficiente intelectual de sus hijos. ¿No querrías hacerlo? Y si no lo haces, tu hijo será el niño más estúpido del vecindario”, 1999, Lester Thurow, fundador del Instituto de Política Económica y miembro del consejo editorial del New York Times.

“[Para el 2350] el GenRico, que representa el 10 por ciento de la población estadounidense, [portará] todos los genes sintéticos. Genes creados en un laboratorio… Todos los aspectos de la economía, los medios de comunicación, la industria del entretenimiento y la industria del conocimiento [serán] controlados por los miembros de la clase GenRico… Los ‘Naturales’ (aquellos cuya genética no ha sido diseñada) [trabajarán] en el sector servicios o como obreros por una baja remuneración…
[Eventualmente] la clase GenRico y la clase Natural se convertirán en… especies completamente separadas, sin capacidad para cruzarse, y con una atracción romántica similar a la del humano actual hacia un chimpancé”, Lee Silver, 1997, profesor de biología molecular, ecología y biología evolutiva en la Universidad Princeton.

clonacion partenogenesis

Clonación o Reproducción Asexual / Partenogénesis

 

modificacion genes humanos

Modificación Genética Humana

 

modificacion genetica hereditaria

Modificación Genética Hereditaria

 

Y hablando de niños y transhumanismo, ¿conocéis los robots sexuales infantiles para pedófilos y pederastas?

Si bien voy a dejaros aquí el enlace a un completísimo artículo al respecto de la terapeuta infantil Beatriz Eugenia Andrade Iturribarría, quiero citar uno de sus párrafos: “en Japón, China y Hong Kong se están produciendo robots con las características físicas de niños y bebés, que además tienen la inteligencia artificial necesaria para satisfacer los deseos más extremos, así como programaciones que incluyen gritos, llantos y reacciones de terror por parte de los robots para que los encuentros sexuales sean lo más apegados a lo que sucede en la realidad…”

Robots sexuales

 

Cambiando de tema, pero sin salirnos del asunto transhumanista, os invito a echar un vistazo a la página www.2045.com, una organización rusa sin ánimo de lucro con participación global, que presume de estar desarrollando “una nueva estrategia para la evolución humana” y que habla de transferir la personalidad de un hombre a una máquina con un cerebro artificial. Hablamos de inmortalidad.

Quiero destacar que cuentan con el total apoyo del Dalai Lama, así como varios monjes budistas colaboran con ellos. Lo comento porque, según los transhumanistas, la única oposición que encuentran en casi todas sus variantes es -una vez más- la católica, que defiende que es la naturaleza la que ha de marcar la pauta en ciertos asuntos.

¡Los transhumanistas mienten! Saben que la oposición va más allá de un grupo de personas motivadas por una cuestión de fe.
Por un lado, estamos los que desconfiamos de ciertos avances porque tenemos pruebas evidentes de que sus intenciones no son buenas, como no lo han sido jamás.

Un ejemplo es la Fundación Mary Lasker, quien en su día colaborase con Margaret Sanger en el “Proyecto Negro”, y que hoy financia y premia los avances en biomedicina, ciencia dependiente directamente de la bioética (en España, el Comité de Bioética fue creado con la misión de supervisar las investigaciones en biomedicina, como recoge la ley 14/2007 del 3 de julio).

O la Sociedad Hudson Hoagland, que en su momento fue la ya mencionada Fundación Worcester (donde se realizaban experimentos humanos), creada por Hudson Hoagland y su socio Gregory Pincus (padre de la pastilla anticonceptiva – experimentos de Puerto Rico); y hoy se dedican a la investigación biomédica.

 

Y por el otro lado, están los que saben de primera mano lo que está pasando, el ritmo al que avanzan -porque trabajan en ello-, y temen lo que pueda pasar, como es el caso de Bill Joy, pionero del desarrollo de software y cofundador de la empresa Sun Microsystems, quien ha trabajado codirigiendo el Comité de Consejería en Tecnología de la Presidencia de los Estados Unidos y como integrador de la Academia Nacional de Ingeniería.

En el año 2000, a raíz de unas conversaciones con el director de ingeniería de Google, Ray Kurzweil, Joy publicó un artículo muy polémico titulado Por qué el futuro no nos necesitaen el que, partiendo de la premisa de que la ciencia logre implantar la inteligencia en las máquinas, capacitándolas de capacidad decisiva, y teniendo en cuenta que, al manejar más información que los humanos, sus decisiones serán exponencialmente más correctas, postula dos posibles futuros… a cual más desolador:

transhumanismo humano robot

 

El primero, uno en el que la humanidad irá cediendo terreno gradualmente a las máquinas dada su capacidad de error igual a cero, hasta que estas tomen el control. Llegados a ese punto, no seríamos capaces de simplemente apagarlas porque no sabríamos que hacer sin ellas. Y, de atrevernos a desconectarlas, podría ocasionar un suicidio masivo… (probad a quitarles los ordenadores y móviles a las generaciones nacidas en la era de Internet).

El segundo futuro que prevé es lo contrario: el humano mantiene el control sobre las máquinas, pero solo sobre las que maneja a diario (su coche, su ordenador personal, etc). Los grandes sistemas de máquinas estarán en manos de la élite, tal y como ocurre ahora, solo que con mayor control sobre las masas; y, dado que nuestro trabajo ya no será necesario, quedan otras dos opciones a su vez: reducirnos hasta casi el exterminio, o que sean benevolentes y simplemente se aseguren de que no molestamos (como animales domesticados). En caso contrario, “curar el problema”.

Preocupado por todo esto, Joy decidió comentarlo con Danny Hillis, cofundador de la empresa de inteligencia artificial Thinking Machine Corporation, quien le explicó -inquietándole aún más- que los cambios llegarán de forma gradual por lo que nos acostumbraremos: no nos daremos cuenta

 

Posteriormente, Kurzweil publicaría un artículo a modo respuesta a Joy:

Aunque a menudo se me considera el optimista tecnológico que contrarresta el pesimismo de Joy, comparto sus preocupaciones con respecto a la tecnología capaz de auto-replicarse; de hecho, desempeñé un papel importante atrayendo la atención de Bill sobre estos peligros.”
“En muchos de los diálogos y foros sobre este tema en los que he participado, termino defendiendo la posición de Joy con respecto a la viabilidad de estas tecnologías y sus hipótesis cuando le atacan comentaristas que, opino, son muy cortos de miras en su escepticismo. Aun así, me parece que las recomendaciones de Joy detienen el avance de la tecnología y la búsqueda de conocimiento en campos tan amplios como la nanotecnología (…)”

Muchos pronósticos a largo plazo de viabilidad técnica subestiman gravemente el poder de la tecnología futura por una razón simple: se basan en lo que yo llamo la ‘visión lineal intuitiva’ del progreso tecnológico en lugar de la ‘visión histórica exponencial’ (…) el avance del progreso tecnológico no es constante, pero como la naturaleza humana se adapta a los ritmos cambiantes, la visión lineal intuitiva es que el avance continuará al ritmo actual (…)”

“Pero cualquier examen serio de la historia de la tecnología revela que (…) el ritmo del cambio tecnológico ha estado avanzando exponencialmente desde la llegada de la tecnología (…) A ese ritmo, el progreso tecnológico en el siglo XXI será equivalente a los cambios que en la visión lineal requerirían del orden de 20,000 años (…)”

“Estas tecnologías también están potenciando y amplificando nuestros impulsos destructivos. No es necesario adivinar todos los usos que puede tener una tecnología para ver el peligro en, por ejemplo, cada laboratorio universitario de biotecnología que tenga la capacidad de crear patógenos biológicos auto-replicantes.”

 

También os recomiendo leer esta entrevista realizada al exespía Daniel Stulin -y, si os motiva lo suficiente, sus libros- en 2013: “El transhumanismo acabará con la humanidad”. Tal vez sus teorías sean exageradas… o tal vez no.

 

Y hablando del peligro de poder crear un arma biológica con el avance tecnológico…

Evidentemente, el transhumanismo se encuentra ya más que asentado en la defensa de las naciones. En 2014, DARPA (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzados de Defensa de los Estados Unidos) creaba la división BTO (Oficina de Tecnología Biológica), desde donde se trabaja en el desarrollo de súper soldados: una suerte de combinación entre el Capitán América y IronMan.

iron man capitan america

 

La que fuera directora de la agencia, Arati Prabhakar, declaraba en una entrevista para Marketplace: “Hemos tenido voluntarios tetrapléjicos que estuvieron de acuerdo con someterse a una operación cerebral. En esencia, tienen una pequeña matriz colocada en la superficie del cerebro que recoge las señales neuronales del control motor para luego usarlas para controlar estos nuevos y sofisticados brazos protésicos robóticos. En cierto modo, hemos abierto una puerta… una conexión entre el cerebro humano y el resto del mundo. Puedes dejar volar tu imaginación pensando hacia dónde nos llevará esto”.

 

Entre los trabajos que están desarrollando, encontramos el proyecto Electrical Prescriptions, con el que pretenden influir en el sistema nervioso de los soldados para que controlen el proceso de sanación de los mismos no solo si resultan heridos físicamente, sino también psicológicamente (¿control moral?).

También está el proyecto de Restauración de la Memoria Activa con el cual, a través de la implantación de una interfaz inalámbrica, pretenden restaurar recuerdos olvidados tras situaciones traumáticas o daños cerebrales… pero, ¿cómo estar seguros de que solo se restaurarán recuerdos previos y no diseñados por los mismos que pueden controlar esa interfaz?

De hecho, existe un empresa privada, Nectome, que se dedica a intentar almacenar nuestros recuerdos; bueno, la totalidad del contenido de nuestro cerebro. A través del embalsamamiento y la posterior criogenización, trabajan en formas de conservar la información almacenada en el cerebro para que, en el “futuro despertar”, se pueda volcar su contenido en un simulador computarizado.

En su momento, consiguieron financiación del MIT… hasta que descubrieron que el embalsamamiento debía tener lugar antes de que el corazón se parase del todo: una forma de eutanasia un tanto novedosa.

 

Otro proyectos militares hablan de que el soldado reciba órdenes telepáticas de sus superiores ¿control mental?; que aguante 40 horas sin dormir; varios días sin comer, convirtiendo la grasa corporal en energía, etc.

En general, los nombres de los programas describen a la perfección la intención que persiguen como es el caso de Sobrevivir a la pérdida de sangre.

 

Todo esta tecnología biológica o biotecnología no es más que ingeniería social pero, claro, eso suena muy eugenista.

 

Otro de sus programas más polémicos es Insectos Aliados, que dice buscar medidas para preservar el sistema de cultivos, respondiendo de forma fácil y rápida a “posibles amenazas naturales o de ingeniería contra el suministro de alimentos (…) La seguridad nacional puede verse amenazada (…) por patógenos, sequías, inundaciones y heladas, pero especialmente por amenazas inducidas por agentes estatales o extranjeros.”

En pocas palabras, quieren modificar genéticamente bacterias y virus dañinos para los cultivos para que unos insectos dañinos para los cultivos, tras ser modificados genéticamente, los esparzan sobre los cultivos y que modifiquen las plantas genéticamente (hacerlas mutar) para hacerlas resistentes… ¿o para destruirlas?

Y, ¿qué os parece el simple hecho de que se puedan modificar insectos genéticamente para transportar y liberar virus y bacterias?

Repito: No es ciencia ficción. En 2018, el Imperial College de Londres publicaba los exitosos resultados de un experimento por el cual habían conseguido alterar el ADN de las hembras de los mosquitos portadores de malaria, haciendo que sean estériles, en lo que llaman una técnica de “genética dirigida”.

 

Pero dejadme mostraros otra prueba de la evidente relación entre la biomedicina y la eugenesia: Cuando hablábamos sobre Alemania, os dije que, tras los juicios de Nuremberg, lo único que cambió en Estados Unidos fue que los institutos y laboratorios dedicados a la limpieza racial sustituyeron la palabra eugenesia por genética en sus nombres.

Uno de esos cambios lo vimos en la Sociedad Eugénica Estadounidense que, partiéndose en dos, dio lugar a la Sociedad para la Biodemografía y la Biología Social -de la que solo queda el diario oficial- y a la Sociedad Estadounidense de Genética Humana (ASHG por su nombre en inglés). Esta última conservó a al menos 124 de sus miembros originales, siendo quienes promocionaron, desarrollaron y lideraron el Proyecto Genoma Humano, un proyecto internacional -iniciado en 1990 y finalizado en 2003- con el objetivo de determinar las secuencias del ADN y cartografiar el genoma humano.

Esto ha servido para conocer enfermedades hereditarias, diagnóstico presintomático, diagnóstico prenatal…

Este es un buen momento para citar a su miembro Frederick Osborn, presidente del Consejo de Población creado por John D. Rockefeller III:

  • “Se cambió el nombre porque se hizo evidente que se harían cambios de naturaleza eugénica alegando razones distintas a la eugenesia, y ponerles una etiqueta eugenista haría más difícil su aceptación. El control de la natalidad y el aborto están resultando ser grandes avances eugénicos de nuestro tiempo. Si hubieran avanzado por razones eugenésicas, su aceptación se habría retrasado o detenido“, cuando le preguntaron por el cambio del nombre en la sociedad.
  • “…es posible construir un sistema de selección inconsciente voluntaria. Pero las razones que se den deben ser razones generalmente aceptables. Dejemos de decirle a la gente que tienen una calidad genética inferior a la media, porque nunca estarán de acuerdo. 

La eugenesia debe seguir nuevas políticas y replantear su discurso; y de este renacimiento podremos, o tal vez incluso viviremos, para ver que avanza por fin hacia los grandes objetivos para los que Galton la ideó”Discurso transcrito por Eugenic Review.

  • “Es más probable que los objetivos eugenistas se alcancen con un nombre distinto a la eugenesia (…) Afortunadamente, el clima para este cambio progresa rápidamente con el avance del conocimiento en el campo de lo que ahora se llama ‘genética médica’.

En 1964, la Organización Mundial de la Salud, en su Informe sobre Genética Humana y Salud Pública, declaró que ‘los problemas de defectos y anomalías se consideran responsabilidad de los servicios médicos y de salud pública’ (…) Las Clínicas de Herencia son las primeras propuestas eugenésicas que han sido adoptadas de forma práctica y aceptadas por la población. Las parejas que acuden a ellas en busca de asesoramiento están interesadas en no tener un hijo anormal, en lugar de en el objetivo menos personal de mejorar la raza.

Los informes de estas clínicas indican que las parejas están siendo influenciadas de forma considerable por la información que reciben en las clínicas y, en general, aunque no siempre, se les influye en una dirección eugenista. Las clínicas de herencia serán cada vez más importantes, con cada avance en el conocimiento de la genética humana, y con cada mejora en la educación de la población”. Extracto de su libro El Futuro de la Herencia Humana: Una introducción a la eugenesia en la sociedad actual.

eugenesia21

 

Respecto a lo que os comentaba de la bioética y de quién decide lo que es moralmente aceptable… el Proyecto Genoma Humano estableció paralelamente a su investigación el “Programa de Búsqueda de Implicaciones Éticas, Legales y Sociales” (ELSI).

Para que entendáis el significado y alcance de la bioética, os invito a leer el artículo publicado en el Diario de Ética Médica en 2012, de dos bioeticistas de la Universidad de Melbourne, Alberto Giubilini y Francesca Minerva, titulado “Aborto tras el parto: ¿Por qué debería vivir el bebé?”.

Según el resumen que el mismo diario presenta: “El aborto es ampliamente aceptado incluso por razones que no tienen nada que ver con la salud del feto. Al mostrar que (1) tanto los fetos como los recién nacidos no tienen el mismo estatus moral que las personas, (2) el hecho de que ambos sean personas potenciales es moralmente irrelevante y (3) la adopción no es siempre lo que más buscan las personas, los autores argumentan que lo que llamamos ‘aborto después del nacimiento’ (matar a un recién nacido) debe ser permisible en todos los casos en que se habría realizado el aborto, incluidos los casos en que el recién nacido no tenga ninguna discapacidad.”

 

Y, ¿os acordáis del analista y darwinista social Guy Irving Burch, quien trabajó para Margaret Sanger, reuniéndose con congresistas y senadores a fin de convencerlos de la necesidad de una ley a favor del control de la natalidad?

Pues parece que el cambio de nombre no fue suficiente, y aquí es donde entra en escena nuevamente nuestro amigo Burch, creando un compendio de sociedades eugenistas reagrupadas bajo el nombre Population Reference Bureau (PRB – Oficina de Información Demográfica), que él mismo dirigió durante 20 años.

El truco funcionó y PRB continúa su función a día de hoy como ONG, dedicándose exactamente a lo mismo: la esterilización, el aborto, el problema de la superpoblación, etc., recibiendo financiación de Bill & Melinda Gates Foundation, Consejo de Población (Rockefeller), la Agencia Internacional para el Desarrollo de los Estados Unidos, la Oficina del Censo de los Estados Unidos y un largo etcétera.

De lo que no se puede dudar es de las intenciones eugenésicas de PRB desde el momento de su fundación, pues Burch escribió dos libros eugenistas en coautoría con unos de los asociados de PRB, Elmer Pendell: Caminos de la Población hacia la Paz o la Guerra y Criando Humanos y Supervivencia, abogando por la esterilización compulsiva de “todas las personas inadecuadas, ya sea biológica o socialmente”, pidiendo a los negociadores de paz que “recomendaran” leyes eugenistas en “todas las naciones” pero sobre todo en las conquistadas, porque si no habría infinitud de catástrofes y la paz sería “tan transitoria como los resultados del Tratado de Versalles”.

 

Aunque, si por algo ha pasado a la historia Guy Irving Burch, es por ser el que generó la alarma de la “explosión demográfica”, también llamada Bomba P (population bomb); que no fue sino otra forma más de continuar con aplicando la eugenesia pero buscando nuevas justificaciones para que la sociedad la aceptase.

Así, en los 60 emergió el movimiento Campaña para Controlar la Explosión Demográfica, del que los medios no dudaron en hacerse eco, haciendo saltar la alarma mundial, usando términos como “bomba” o “guerra”, generando pánico ante la idea de la superpoblación. Es en ese momento cuando comienzan a potenciar la excusa de la falta de terrenos para cultivar, la falta de alimentos, etc.

 

Creo oportuno presentaros en este instante a Aldous Huxley, hermano del eugenista y padre del transhumanismo Julian Huxley, quien en 1958 concedía una entrevista al famoso periodista Mike Wallace acerca de lo que él consideraba “Las Dictaduras Tecnológicas Futuras”, en donde habló de su obra cumbre “Un Mundo Feliz” así como de su ensayo “Enemigos de la Libertad”, advirtiendo sobre la llegada de un mundo dictatorial como consecuencia de la forma en la que se estaba manejando el asunto del exceso de población y el avance tecnológico.

Aldous describe el peligro de las campañas propagandísticas, recordando que así fue como Hitler logró cautivar a la población alemana… y eso en una época en la que aún no existía la televisión y con una población con un alto nivel educativo. Esa sociedad se encontró de pronto “en una situación que no previeron y haciendo cosas que realmente no querían hacer”.

Menciona la novela de George Orwell, “1984”, pero matiza que el libro fue escrito en una época en la que las dictaduras se conseguían mediante la fuerza. Aldous piensa que ésta se conseguirá a través de medicamentos (drogas) y propaganda manipuladora.

Sobre la política: “Todo lo que se necesita es dinero y un candidato que pueda ser entrenado para parecer sincero. Los principios políticos y los planes específicos de actuación ya no son relevantes. La personalidad del candidato, la forma en la que los expertos en publicidad lo proyectan, es lo que realmente importa ahora”.

Aldous advierte del peligro de la publicidad dirigida a los niños: “puedes leer en las revistas… sobre lo necesario que es hacerse con los niños porque más adelante serán fieles compradores de la marca. Traduces eso en términos políticos y los dictadores dicen que, cuando crezcan, serán fieles compradores de ideologías.”

Destaca que hay que recuperar la importancia del individuo, en una época en la parece haber una tendencia de anteponer el grupo al individuo, lo cual entra en una contradicción con la genética única de cada ser humano.

“El precio de la libertad es la eterna vigilancia”

 

Volviendo al asunto de la superpoblación: millonarios elitistas “altruistas” se sumaron a la causa realizando donaciones, creando organizaciones, imprimiendo panfletos, escribiendo libros… como fue el caso del que fuera presidente del comité ejecutivo de la Sociedad/Liga de Naciones estadounidense (apoyo a las Naciones Unidas), Hugh Moore, que “casualmente” acabó convirtiéndose en presidente del Population Reference Bureau.

Moore ocupó muchos cargos políticos a lo largo de su carrera, siendo miembro fundador del Comité para Defender América Ayudando a los Aliados, miembro de la Sociedad Americana por las Naciones Unidas, asesor para el Departamento de Estado en la Conferencia de las Naciones Unidas de 1945, miembro y presidente del Comité de la Unión Atlántica, presidente del programa educativo de las Naciones Unidas y Tesorero del Comité del Plan Marshall.

También presidió el Comité Financiero de la Fundación Woodrow Wilson, creada para “perpetuar los ideales de Wilson”. Entre esos ideales del que fuera el 28º presidente de Estados Unidos encontramos la segregación racial del gobierno federal, la financiación del Segundo Congreso del Comité Internacional de Eugenesia, la aprobación de la Ley de Esterilización en Nueva Jersey, y la creación de la antecesora de la ONU, La Liga o Sociedad de las Naciones, donde su discurso ya tenía inclinaciones globalistas: “Lo que buscamos es el reino de la ley, basado en el consentimiento de los gobernados y sostenido por la opinión organizada de la humanidad”.

Aprovechando este extenso y poderoso currículo, Moore ejerció influencia sobre los presidentes Eisenhower y Johnson, consiguiendo del primero un informe oficial a favor del control de la natalidad, y del segundo la aprobación total para ejercer dichas medidas de control.

 

Por el camino, en 1961, la Federación Internacional de Planned Parenthood y la Campaña por la Crisis Demográfica Mundial se unen, naciendo Planned Parenthood World Population.

Mientras, el catedrático Paul R. Ehrlich publicaba el best-seller The Population Bomb:  “El cáncer es una multiplicación descontrolada de células; La explosión demográfica es una multiplicación descontrolada de personas. (…) Debemos cambiar la dirección de nuestros esfuerzos del tratamiento de los síntomas a la extirpación del cáncer. Esta operación exigirá muchas decisiones que podrán parecer brutales y despiadadas.”

population bomb

 

Quiero añadir que pudo usar ese título porque el señor Moore se lo autorizó, pues ya tenían la expresión registrada.

Como Moore y Ehrlich, otros miembros de la élite estadounidense comenzaron a publicar ensayos al respecto en distintos medios de comunicación (New York Times, Washington Post, Wall Street Journal, Time) y a dar conferencias por la radio.

¿Recordáis la advertencia de Aldous Huxley sobre el peligro de las campañas  propagandísticas?

 

A comienzos de los 70 empiezan a culpar al exceso de humanidad de la contaminación con el eslogan -creado por Moore- “la gente contamina”. En ese momento, el gobierno de los Estados Unidos ya comía de su mano: al poco de convertirse en presidente -tras el asesinato de John F. Kennedy-, Lyndon B Johnson comienza a instaurar una serie de Actas como la de Servicios de Planificación Familiar e Investigación Demográfica, conocidas popularmente como la Guerra contra la Pobreza, para lo que se crea la Oficina de Oportunidad Económica (OEO), a donde ahora van los fondos que antes se destinaban a las organizaciones eugenistas; fondos que aumentaron considerablemente, invirtiéndose en programas y campañas de anticoncepción y finalmente de esterilización, cubriendo hasta el 90% del coste de la operación en Medicaid (sanidad pública estadounidense para los pobres e indocumentados).

En 1965, alrededor de 450.000 personas accedieron a servicios de la OEO. Para 1975 la cifra era de 3.8 millones de mujeres.

El nuevo sistema funcionaba a la maravilla: de 1960 a 1974, entre Medicaid y el Departamento de Salud, Educación y Bienestar, alrededor de 1.400.000 mujeres fueron esterilizadas (unas 100.000 al año).

La ironía en todo esto fue que el programa estaba pensado -inicialmente- para evitar que los pobres y los inadecuados se reprodujesen, sin embargo, fue la mujer blanca de clase media la que más uso hizo de estos “nuevos derechos ecologistas feministas”.

 

 


 

Seguro que todos conocéis el Memorando de Estudio de Seguridad Nacional 200, comúnmente conocido como Informe Kissinger: El plan para controlar la demografía mundial tras analizar las “implicaciones del crecimiento de la población mundial para la seguridad de los Estados Unidos y los intereses en el extranjero“.

Pero pocos saben que dicho memorando nació de un informe anterior…

 

El 16 de marzo de 1970, el presidente de los Estados Unidos Richard Nixon comunicaba al Congreso y al Senado la creación de una Comisión sobre el Crecimiento Demográfico y el Futuro Estadounidense, presidida por John D. Rockefeller III, quien concluyó en el Informe sobre la Comisión que “no se obtendrán beneficios importantes de un mayor crecimiento de la población de la Nación, sino que una estabilización gradual de la demografía (…) contribuiría significativamente a la capacidad de la Nación para resolver sus problemas”.

informe JDRIII comision crecimiento demografico

 

 

Este informe se presentó el 27 de marzo de 1972, y se basó en tres puntos que aluden al racismo, el machismo, y la destrucción del medio ambiente; proponiendo para combatirlos medidas a favor de la diversidad e integración, la igualdad y el feminismo, la ecología y la atención al clima.

Como hemos dicho, ya no eran tiempos de una eugenesia impuesta: ahora debían convencer a la población de que se esterilizaban, abortaban, solicitaban la eutanasia y demás porque lo habían decidido ellos mismos, porque era el fruto de sus convicciones e ideales, porque eran solidarios… Pero, una vez más, estaban siendo manipulados, pues los mismos que les brindaban las excusas con eslóganes impactantes, no hacía mucho les aplicaban los mismos “derechos” por obligación:

“Hay una y solo una manera de evitar el fiasco de una reanudación completa de la selección natural ordinaria. Ese método, nos guste o no, es el control intencionado de la reproducción… impuesto externamente.

Por supuesto, sería de suma importancia que este control intencionado se lleve a cabo, no mediante decretos y órdenes de las autoridades, sino a través de la voluntad libremente ejercida de las personas involucradas.
Pero para la adopción voluntaria de la población en general de un proyecto de tal envergadura y tan diferente del que se sigue ahora, sería necesario un cambio profundo en las costumbres. No menos importante, entre los requisitos necesarios para lograrlo, sería una educación de la población mucho más exhaustiva y generalizada en aspectos biológicos y sociales esenciales”, doctor Hermann Joseph Muller, en su discurso a la Sociedad Estadounidense de Genética Humana.

 

Luego, dado que la esterilización y el aborto ya no podían imponerse, oponerse al control de la natalidad comienza a venderse como algo machista y racista, buscando convencer a las mujeres y a las distintas razas/etnias minoritarias de que es un derecho que los iguala al hombre blanco:

“La discriminación racial sigue significando que se niega a millones de personas el acceso equitativo a las oportunidades que brindan los integrantes de la sociedad estadounidense. La discriminación abierta y sutil contra las mujeres ha significado una presión indebida hacia la maternidad y la crianza de los hijos. La igualdad se niega cuando los ingresos, la educación o los estereotipos raciales y sexuales inadecuados persisten y configuran las opciones disponibles. Se niega la libertad cuando no se toman medidas gubernamentales para garantizar el mayor acceso posible a los métodos de control de la reproducción o a oportunidades educativas, laborales y residenciales (…) La plena igualdad tanto para las mujeres como para las minorías raciales es un valor en sí mismo.Desde este punto de vista, el problema de la demografía se ve como una sola faceta (…) de la restricción de la oportunidad plena en la vida estadounidense”. Segundo punto del Informe de la Comisión sobre el Crecimiento Demográfico y el Futuro Norteamericano.

Este punto es -cuanto menos- bastante hipócrita dado que durante décadas de eugenesia legal se habían encargado de que pobres fueran solamente aquellos que no eran de la raza apta, es decir, raza nórdica/aria.

 

Y respecto a lo que hablábamos del clima, si nos vamos al tercer punto del Informe: “La tercera posición trata el problema de la población en un marco ecológico (…) Esta posición sostiene que el patrón actual de organización industrial urbana, lejos de promover la realización del individuo como una experiencia única y valiosa, sirve principalmente para perpetuar sus propios valores. El industrialismo urbano masivo se basa en la ciencia y la tecnología, la eficiencia, la adquisición y la dominación a través de la racionalidad”.

Es curioso pensar que esto lo avalan precisamente los miembros de la élite mas adinerada; los que controlaban -y continúan controlando- esa industria, ciencia y tecnología; los que expolian los bosques y viven del petróleo; los que investigan, financian y controlan el clima, etc.

¿Recordáis por ejemplo los Juegos Olímpicos de Beijing 2016 (China)? ¿Sabíais que se usó un sistema de manipulación del tiempo para que no lloviera durante los Juegos, sistema que viene usando desde 2008?

beijing

 

¡Y no es la única! En 2016, 52 países del mundo ya tenían programas de modificación del clima, existiendo incluso una compañía que se dedica solo a eso: Weather Modification Incorporated.

Aquí podéis ver la lista de países en los que han desarrollado su trabajo. En España, experimentaron en las Islas Canarias intentando generar lluvia, entre 1984 y 1985 (ya hemos visto un experimento similar en Puerto Rico, en 1965).

 

Así pues, como os decía, entre los firmantes del informe tenemos a David E. Bell, director de la Oficina de Administración y Presupuestos bajo la presidencia de Kennedy, ahora vicepresidente ejecutivo de la Fundación Ford; Grace Olivarez, directora del Instituto para la Investigación y Desarrollo de la Universidad de Nuevo México y directora de la Administración de Servicios Comunitarios bajo la presidencia de Jimmy Carter, propietaria de la cadena de televisión Compañía Olivarez; senadores y congresistas como Alan Cranston, John N. Erlenbom y Bob Packwood; y evidentemente a John D. Rockefeller, cuyo currículo familiar venimos analizando.

 

Pero ¿cómo se consigue que la gente se muestre a favor de todo esto? ¡Fácil! ¡Adoctrinando a las nueva generaciones!

Así, en el capítulo 7: Aspectos Sociales, apartado 7.1 Distribución por edad, nos encontramos: “Una preocupación sobre una estructura más anciana en edad (la gente cada vez vive más tiempo) comentada a menudo es que habrá una amplia proporción de la población menos adaptable (predispuesta) a cambios políticos y sociales (…) Cada generación nueva es un vehículo potencial para introducir nuevos patrones en la sociedad. Los más jóvenes parecen sentirse menos presionados a conformarse con los patrones de pensamiento y comportamiento de los adultos (…) Algunos también especulan que un población envejecida retrasará el avance del trabajo (instaurar los cambios políticos y sociales deseados), porque una proporción mayor de los puestos de empleo estará en las edades más adultas y mantendrán las posiciones elevadas más tiempo”.

Por cierto que en el mismo capítulo, en el apartado Familia, se nos presenta la necesidad de romper con la tradición del matrimonio para evitar la reproducción, planteando para ello dos soluciones. De un lado, vender la píldora anticonceptiva y el aborto como algo que facilita las relaciones sexuales sin necesidad de un compromiso, incluso para cubrir infidelidades. Y, por otro lado, potenciar el movimiento feminista, haciendo que la mujer sepa que de no tener hijos tiene más opciones de desarrollarse personal y profesionalmente: “Si este movimiento triunfa, muchos de los patrones de rol (la mujer cuidando a los hijos, como ama de casa) desaparecerán o serán debilitados. Podemos esperar más conflicto dentro del matrimonio en cuanto a quién hará qué”.

 

Y seguimos en el capítulo 7: Minorías Raciales y Étnicas.

“Debemos reconocer que nuestros problemas de población no pueden resolverse simplemente induciendo a nuestros grupos ‘no-tengo’ (se refiere a que no tienen educación, ni empleo, ni dinero) a limitar el número de hijos que tengan. Si bien la fecundidad de los grupos minoritarios es mayor que la del resto de la población, no son ellos los que tienen la principal responsabilidad del crecimiento demográfico.”

“A pesar de sus altas tasas de reproducción, las minorías, precisamente por ser menores en número, contribuyen menos al crecimiento demográfico que el resto de la población (…) Si no hubieran nacido bebés de padres negros o hispanohablantes a lo largo de la década de los sesenta, nuestra población sería solo un cuatro por ciento más pequeña de lo que es hoy. Por otro lado, si no hubiera habido nacimientos de blancos de habla no hispana, nuestra población actual sería un 13 por ciento menor.

 

Pasemos ahora al capítulo 8: Demografía y Política Pública, Objetivos Políticos.

Analizando, entre otros, la necesidad de legalizar el derecho al control de la natalidad individual con todo lo que conlleva (aborto, esterilización, métodos anticonceptivos, etc.), concluyen que “Algunas de las políticas que recomendamos son irreversibles en una sociedad democrática, en el sentido de que las libertades no pueden ser rescindidas a la ligera (…) No estamos realmente seguros del impacto demográfico de algunos de los cambios implicados en nuestras recomendaciones (…) El resto puede deprimir la tasa de natalidad por debajo del nivel de reemplazo. No estamos preocupados por esta última contingencia porque, si en algún momento en el futuro la nación desea aumentar el crecimiento de su población, hay muchas formas posibles de intentarlo”.

“Los objetivos de las políticas de población que recomendamos apuntan a (…) igualar las oportunidades sociales y económicas para las mujeres y los miembros de minorías desfavorecidas (…) En el nivel educativo, deseamos aumentar la conciencia pública y la comprensión de las implicaciones del cambio demográfico (…) neutralizar (…) aquellas presiones legales, sociales e institucionales que históricamente han sido principalmente de carácter pronatalista (por ejemplo: religión católica) (…) estas políticas juntas indudablemente reducirán nuestra tasa de crecimiento de la población”.

notre dame

 

Ahora pasemos al capítulo 9: Educación.

Este capítulo refiere a varias vías educativas para naturalizar la imagen de las personas que deciden no tener hijos, de las que abortan, de los que se divorcian, etc., dado que beneficia al objetivo de disminuir la población mundial, como especifican en el apartado “Educación de la Población: En vista del importante papel que puede desempeñar la educación en el desarrollo de una comprensión de las causas y consecuencias del crecimiento y la distribución de la población, la Comisión recomienda la promulgación de una Ley de educación de la población”.

(Más adelante hablaremos de la caída en el coeficiente intelectual de las generaciones nacidas después del 75 y del sistema educativo español).

 

Posteriormente, en el apartado Educación sobre la vida familiar, muestran otra forma de conseguirlo: “Los medios de comunicación son una poderosa fuerza educativa en nuestra sociedad. Los niños y adultos estadounidenses pasan un promedio estimado de 27 horas a la semana viendo la televisión. También pasan mucho tiempo leyendo periódicos y revistas, escuchando la radio o en el cine (…) A nuestro juicio, los medios de comunicación deben asumir una mayor responsabilidad al presentar información y educación para la vida familiar al público”.

 

En el apartado Entorno y Herencia: “Naturalmente, es deseable reducir la incidencia de enfermedades relacionadas con la genética en la población. La frecuencia de estas enfermedades es mucho mayor de lo que anteriormente se sospechaba. Los expertos (…) estiman que uno de cada 15 niños nace con algún tipo de defecto genético.”

“Los fondos públicos y privados deben ponerse a disposición del desarrollo de instalaciones y capacitación del personal para implementar programas de detección (de fallos) y asesoramiento genéticos. Un pequeño número de dichos programas ya están funcionando dentro de grupos en la población que se sabe experimentan una alta frecuencia de ciertas enfermedades. Por ejemplo, la evaluación bioquímica del feto ahora se utiliza para detectar la presencia de la enfermedad de Tay-Sachs entre los miembros de la comunidad judía, y el análisis de cromosomas prenatal puede detectar el síndrome de Down (mongolismo), que ocurre frecuentemente en mujeres mayores embarazadas. Ahora tenemos disponible un simple análisis de sangre para detectar la anemia de células falciformes que afecta a decenas de miles de estadounidenses de raza negra, también para identificar a aquellos individuos que son portadores del gen de células falciformes.”

“La educación profesional debe ampliarse para que los médicos, enfermeras y otros trabajadores de la salud estén atentos y reconozcan los problemas relacionados con la genética, y los remitan a los servicios de asesoramiento genético disponibles”.

 

Y hablando de la anemia de células falciformes, el citado Proyecto Genoma Humano generó una gran polémica en algunos países como Estados Unidos, donde la gente ya había vivido las consecuencias de la discriminación por cuestiones genéticas como ocurriera en los años 70, precisamente cuando Linus Pauling descubrió cómo diferenciar a los portadores de dicha anemia, sugiriendo en una conferencia en la Universidad Estatal de Nueva York que “todas las personas jóvenes tengan su genotipo tatuado en la frente para que, de esta forma, puedan reconocer a primera vista si son incompatibles. De hecho, como decimos en este documento que luego verán, podrían abstenerse de casarse entre sí, porque si se casan entre sí, una cuarta parte de sus hijos heredarán estos dos genes y tendrán un defecto grave, estarán gravemente enfermos, morirán jóvenes, sufrirán y morirán”.

Como consecuencia, el 16 de mayo de 1972 se firmó el Acta de Control Nacional de la Anemia de Células Falciformes, lo que conllevó un registro de las personas con la enfermedad así fueran únicamente portadores, y su posterior discriminación en colegios, puestos de trabajo y seguros médicos en al menos 12 estados y Washington D.C.

codigo barras

 

Otro ejemplo de la aplicación de avances en el estudio del ADN aplicado como medida eugenista podría ser Islandia, que en 2017 presumía de haber “casi” erradicado el Síndrome de Down de su población, con un número de abortos cercano al 100% en los casos en los que se diagnostica que el feto padece dicha alteración. Dos años antes, el número de abortos en casos de Síndrome de Down en Francia era del 77% mientras en Dinamarca era del 98%.

En 1968, la revista estadounidense The Atlantic Monthly (hoy The Atlantic) publicaba el artículo “El derecho a morir”:

“La gente (…) no tienen ninguna razón para sentirse culpable por rechazar a un bebé con síndrome de Down, ya sea en el sentido de abandonarlo en un sanatorio o en un sentido letal más responsable. Es triste; sí. Terrible. Pero no conlleva ninguna culpa. La verdadera culpa surge solo de una ofensa contra una persona, y un Down no es una persona (…) La culpa por tomar la decisión de acabar con una estupidez sería una culpa falsa, y probablemente una forma inconsciente de masoquismo psíquico.”

“Hay muchas más razones para una auténtica culpa en mantener vivo a un Down o a otro tipo de idiota por una falsa idea de obligación o deber, mientras que al mismo tiempo no se siente ninguna obligación de ahorrar dinero y sentimientos para un niño vivo, capaz de aprender.” 

“‘Sentir’ la obligación de prolongar la ‘vida’ en el caso de Down, mientras no vemos o aceptamos ninguna responsabilidad en el caso de un niño prometedor, es la peor forma de confusión moral. Desde un punto de vista humano o moral, es irresponsable.”

Firmaba Joseph Fletcher, conocido como el padre de la biomedicina ética moderna o bioética. 

 

Y terminamos el capítulo 9 con el apartado Educación Sexual.

“La educación sexual no es educación para la reproducción o simplemente la presentación de hechos, sino que se ve como una manera de ayudar a las personas, especialmente a los jóvenes, a entenderse a sí mismos y a su sexualidad”.

“Sin embargo, sigue habiendo una minoría bien organizada y resonante que se opone activamente a los programas de educación sexual (…) como para interpretar la educación sexual como una trama ideada políticamente para enseñar a los jóvenes cómo participar en actividades sexuales (…) Lamentamos que estos grupos hayan impedido con éxito programas de educación sexual”.

Creo que todos sabemos en qué consisten sus programas de “educación sexual” hoy por hoy pero, si alguien quiere profundizar en el tema, le invito a que lea mi artículo en Disidencias.net: La Ideología de Género ha abierto la Caja de Pandora.

 

Pasemos ahora al capítulo 10: El estatus de los niños y las mujeres.

Respecto a crear guarderías y jardines de infancias, o disminuir el rango de edad para comenzar la escuela: “A la larga, los programas de cuidado infantil pueden reducir la reproducción (…) muchas mujeres han optado por abandonar las aspiraciones profesionales en lugar de renunciar a la maternidad. Si las futuras mujeres jóvenes perciben que pueden combinar ambos roles, es probable que muchas más se preparen y eduquen en busca de una carrera profesional fuera del hogar”.

 

Sobre crear una subvención para potenciar la adopción: Se ha demostrado que una mayor adopción podría disminuir la tasa de natalidad. Si todos los niños en hogares de acogida e instituciones hubieran sido adoptados, el número total de adopciones en 1969 habría alcanzado más de medio millón. Si cada uno de estos niños representase un nacimiento evitado, la reducción total en la tasa de natalidad podría haber alcanzado el 18 por ciento”

 

En el apartado sobre la Presión Institucional.

“Los colegios se encuentran entre las fuerzas institucionales más importantes para definir los roles masculinos y femeninos (…) Convendría poner fin a la diferenciación sexual en los cursos escolares, capacitar a los orientadores para ver a los estudiantes como individuos, canalizar los intereses educativos y vocacionales sin tener en cuenta el sexo, y revisar los libros escolares para mostrar a hombres y mujeres en roles atractivos tanto dentro como fuera del hogar”.

niño draq

Desmond Nápoles, drag queen “Desmond is Amazing”, 10 años. 

 

El apartado sobre el Empleo.

“Algunos analistas han concluido que el empleo en las mujeres disminuye la reproducción (renuncian a tener hijos). Los datos de la Oficina del Censo y varios estudios muestran que, en los Estados Unidos, las mujeres empleadas han tenido menos hijos que las mujeres económicamente inactivas

“Las mujeres deben tener igual acceso a todas las áreas del mercado laboral por varias razones. En primer lugar, (…) hay 12 millones de mujeres entre la población activa que tienen hijos menores de 18 años.”

“En segundo lugar, creemos que un trabajo atractivo puede competir con la maternidad y tener el efecto de disminuir la fecundidad (…) Prácticamente todas las parejas estadounidenses desean al menos un hijo, pero hay pruebas de que el empleo gratificante puede competir con éxito contra la maternidad más allá del primer hijo.”

 

Sobre la Educación.

“Hay sobrada evidencia de que un mayor nivel educativo está asociado con familias más pequeñas en los Estados Unidos. El graduado universitario estadounidense tiende a casarse más tarde y procrear más tarde, y a tener menos hijos por familia o formar familias sin hijos”.

 

Apartado sobre la Igualdad de Derechos.

“Por lo tanto, la Comisión recomienda que el Congreso y los estados aprueben la propuesta de la Enmienda de Igualdad de Derechos, y que los gobiernos federales, estatales y locales emprendan programas positivos para garantizar la ausencia de discriminación basada en el sexo”.

La Enmienda de Igualdad de Derechos (ERA por sus siglas en inglés) sería aprobada tras presentarse este informe en 1972, a pesar de haber sido presentada al Congreso por primera vez 50 años antes, en 1921.

 

Apartado de Política de Impuestos y Gastos Públicos.

“Los costos de tener y criar hijos para los padres (…) representan solo una parte de los costos reales de los niños (…) los fondos públicos, a través de los beneficios fiscales o los programas de gastos, subsidian una gran porción adicional de los costos de vivienda, salud, educación y bienestar, beneficiando así a las parejas con hijos más que a las que no tienen hijos. Todos los ciudadanos, sin importar si tienen o no hijos, pagan los costos públicos de los niños.”

“Ninguna de las políticas fiscales o programas de gastos que benefician a los niños se instituyó con la intención expresa de alentar la maternidad (…) A pesar de que ninguno de estos programas estaba destinado a ser pronatalista, muchos creen que este ha sido el resultado. Sostienen que los programas de bienestar social que benefician a los niños tienen el efecto de estimular el crecimiento de la población.”

“Algunas personas y grupos han propuesto considerar políticas fiscales u otros programas que penalizasen la maternidad. Se han propuesto tres tipos de políticas. El primero requeriría que los padres asuman la totalidad o una mayor parte de los costos de sus hijos. Por ejemplo, la educación pública y los programas de salud y bienestar se eliminarían o reducirían sustancialmente, y se eliminarían o reducirían las deducciones fiscales por los niños. El segundo tipo de política penalizaría o impondría una tarifa por la maternidad. El tercer tipo de política proporcionaría directamente recompensas financieras por no tener hijos o, en algunos casos, una bonificación por someterse a la esterilización”.

Respecto a la primera propuesta: “Ciertamente, a los no padres les interesa que todos los niños sean vacunados y que se eviten las epidemias. En realidad, los no padres se benefician de los avances científicos y culturales que resultan de la educación de los jóvenes. La única razón para modificar las políticas actuales que apoyan a los niños sería por cumplir una meta aún mayor”.

Después de este párrafo, dan ejemplos de lo que ya viene ocurriendo en el país: “Se han introducido proyectos de ley para penalizar la maternidad de madres que reciben asistencia pública en varios estados. Las propuestas coercitivas con respecto a las personas que reciben asistencia social han incluido la esterilización obligatoria después de un número específico de nacimientos fuera del matrimonio. La mayoría de las propuestas se han enmarcado en términos de “acción voluntaria”: la mujer puede optar por un tratamiento de control de la natalidad o perder la custodia de sus hijos; la mujer puede optar por ser esterilizada o ir a la cárcel; la mujer puede optar por ser esterilizada o perder las ayudas. En 1971, la última propuesta fue aprobada por un comité de la legislatura del estado de Tennessee. En Connecticut, el año pasado, la legislatura estatal consideró una propuesta para pagar un bono de $300 a cada madre dependiente de la asistencia social que eligió ser esterilizada.”

 

Como vemos, todas las ideas que contribuyeron a aumentar los derechos de la mujer y las minorías fueron consecuencia de un interés por controlar la demografía, no de una defensa de la igualdad, y mucho menos de un sentido de la justicia. De hecho, lo admiten claramente: “La Comisión reconoce que las implicaciones demográficas de la mayoría de nuestras recomendaciones políticas relacionadas con la maternidad son totalmente consecuentes con la idea de estabilizar la demográfica. En este sentido, estabilizar la población sería principalmente el resultado de medidas destinadas a crear condiciones en las que los individuos, independientemente de su sexo, edad o situación de minoría, pueden realizar una elección realmente libre”.

 

Ahora saltaremos al capítulo 13: Inmigración. Pero antes debo poneros en situación respecto a la última ley aprobada en relación a la inmigración: la Ley de Inmigración Hart-Celler o ley de inmigración de 1965, que fue firmada el 3 de octubre de ese año por el presidente Lyndon Johnson, dando comienzo a la etapa multicultural estadounidense, y cuadruplicando el número de inmigrantes en los 30 años posteriores a su instauración (18 millones legalmente y se calcula que unos 9 millones ilegalmente), en comparación con los que habían entrado en los 30 años anteriores bajo las cuotas establecidas por la Ley de 1921 .

Así, en el apartado El Pasado del Informe Rockefeller, se reconocen las políticas de restricción migratorias eugenistas: “La legislación se basaba en fórmulas complicadas para restringir a los inmigrantes de ciertos países, a fin de conservar la composición racial y étnica de la población de los Estados Unidos. Este sistema fue reemplazado por la Ley de Inmigración de 1965”, que “sustituyó las restricciones por país de origen para dar prioridad a la reunificación familiar, el asilo para refugiados y las necesidades de determinadas habilidades y profesiones. Debido a las restricciones anteriores, la acumulación de solicitudes y el cambio de política de 1965, ha habido un notable cambio en los orígenes geográficos de nuestros inmigrantes (…) Este cambio geográfico también ha afectado a la composición racial de inmigrantes, aumentando el número de no blancos”.

refugiados

 

Encontramos hasta el plan de las cuotas de género y raciales, aunque sea -irónicamente-ejerciendo discriminación sobre otras razas: “Como los inmigrantes a menudo tienen una alta educación y formación laboral, esto es un incentivo económico para que los empleadores y las instituciones les favorezcan. Esto puede perjudicar a los nativos, especialmente a los miembros de grupos minoritarios y mujeres.”

“Por lo tanto, es importante observar la tendencia de empleo (…) para garantizar oportunidades de empleo y desarrollo a las minorías raciales y étnicas. Normalmente, independientemente de sus orígenes étnicos, los inmigrantes han comenzado a trabajar en los niveles más bajos y se han abierto camino para obtener una cierta riqueza. Por diversas razones, los negros no se han beneficiado por igual. Se necesita atención especial a los programas de promoción profesional y las prácticas de promoción, así como la contratación, para permitir que los negros viajen por el mismo camino económico y tengan las mismas oportunidades que los inmigrantes”.

Concluyen que hay que seguir aceptando inmigrantes por “razones morales, económicas y políticas”, así como por el “aspecto humanitario”, a pesar de que admiten estar “preocupados por la inconsistencia de la planificación de la estabilización demográfica para nuestro país, y al mismo tiempo aceptar un gran número de inmigrantes cada año”. Así mismo, los miembros del comité “se mostraron preocupados porque creen que la inmigración tiene un impacto considerable en el crecimiento de la población de los Estados Unidos, lo que hace que el objetivo de estabilización sea mucho más difícil”.

En resumen, las consecuencias ya las pagará el estadounidense blanco. Para con ellos no hay razones morales o humanitarias, ni preocupación económica o política.

 

A pesar de todo lo expuesto, la parte más destacable de todo el informe se encuentra en el capítulo 1. Perspectiva sobre la Población, apartado Meta Inmediata: “Para nosotros es suficiente con introducir explícitamente la demografía -y todo lo que conlleva- en la agenda de la nación (…) Las próximas generaciones y comisiones serán capaces de ver el camino correcto hacia el futuro. En cualquier caso, ninguna generación necesita saber el objetivo final o el desenlace, sólo la dirección en la que lo conseguiremos”.

 

Por cierto, el objetivo de esta comisión era conseguir el “crecimiento demográfico cero” (igualar el número de nacimientos al número de fallecimientos). Para ello es necesario que las familias tengan un sólo hijo, a lo sumo dos si se tiene en cuenta a las familias que no tienen ninguno y ayudan a obtener el balance deseado. Esto lo repiten constantemente a lo largo del informe.

John D Rockefeller III, presidente de esta Comisión, tuvo cuatro hijos, a saber, Sandra, Jay John D IV, Hope Aldrich y Alida Ferry Rockefeller.

 

Y una vez más, encontramos que si las 70 recomendaciones de este informe no llegaron a ver la luz en un primer momento fue por el miedo de Nixon al rechazo del Vaticano y a la pérdida del voto católico con las elecciones a la vuelta de la esquina: La mayor dificultad ha sido la oposición tan activa de la Iglesia Católica Romana a través de sus diversas agencias en los Estados Unidos”, John D. Rockefeller.

Sin embargo, he de mencionar que, en 1963, el Papa Juan XXIII creó la Comisión Papal sobre Demografía y Control de la Natalidad para estudiar si la Iglesia podía cambiar de parecer ante los métodos para evitar el embarazo sin dañar la autoridad papal. Pero falleció sin que se hubiera llegado a una conclusión, por lo que el nuevo Papa, Pablo VI, tomó el relevo.
La comisión fue compuesta por 64 laicos y 15 cardenales y obispos de cinco continentes, entre ellos el cardenal Karol Wojtyla (futuro Papa Juan Pablo II). Para 1966, la comisión había concluido que era imposible hacerlo sin socavar la autoridad papal pero que lo correcto era apoyar el control de la natalidad.

Pero Wojtyla continuó presentando informes oponiéndose, argumentando que un cambio en el pensamiento de la Iglesia con respecto al control de la natalidad destruiría el principio de infalibilidad papal, siendo el principio fundamental sobre el que se sustentan todos los demás. Además, abriría la puerta al debate sobre el divorcio, la homosexualidad, el celibato, etc.

En 1968, Pablo VI promulgó el Humanae Vitae, prohibiendo el control de la natalidad para siempre (ex cathedra).

humanae vitae

 

Ahora parece que Jorge Mario Bergoglio, más conocido como el (anti) Papa Francisco, podría terminar de resquebrajar el ya debilitado catolicismo si el próximo octubre, en el Sínodo de la Amazonia, concede su aprobación a propuestas como el reconocimiento de fin de celibato, así sea únicamente en lo que concierne a los sacerdotes del Amazonas, pues esto, como bien advirtió Karol Wojtyla, supondría el reconocimiento de que la Iglesia, o mejor dicho, el Papa se puede equivocar.

Nuevamente, os invito a leer a la profesora y psicoterapeuta Beatriz Eugenia Andrade Itturribarría, en este artículo donde traduce una entrevista a Julio Loredo, presidente de la rama italiana de la agrupación de laicos católicos Tradición, Familia y Propiedad, sobre el citado Sínodo de la Amazonia y la agenda neopagana ante la que el Vaticano del Papa Francisco viene cediendo.

 


 

Así pues, como os decía, este informe dio lugar al Memorando de Estudio de Seguridad Nacional 200 elaborado por el entonces Secretario de Estado y Consejero de Seguridad Nacional Henry Kissinger.

Kissinger, de origen judío alemán, ya había colaborado en proyectos similares con anterioridad, dirigiendo el Informe del Panel Rockefeller sobre la Democracia Estadounidense, tras lo cual trabajó como consultante para Nelson Rockefeller, Gobernador del estado de Nueva York por aquel entonces. Años después, trabajarían juntos de nuevo, aunque esta vez en la Casa Blanca, siendo Kissinger Secretario de Estado del Presidente Gerald Ford y Rockefeller su Vicepresidente. Sería precisamente bajo el mandato de Ford cuando todas las medidas del Memorando 200 fueron aprobadas con la firma del Memorando 314 Decisión de Seguridad Nacional.

En ese momento se pusieron en marcha multitud de planes para reducir de forma drástica la población no solo en suelo estadounidense sino a nivel mundial, centrándose en India, Bangladesh, Paquistán, Nigeria, México, Indonesia, Brasil, Filipinas, Tailandia, Egipto, Turquía, Etiopía y Colombia.

 

A nivel nacional, uno de los dirigentes en el desarrollo de los distintos proyectos fue el futuro presidente de los Estados Unidos, George H. W. Bush, por aquel entonces Director de la CIA. Anteriormente, ya había ocupado el cargo de Presidente del Grupo de Trabajo Republicano sobre los Recursos de la Tierra y la Población. Y recordemos que su padre había sido tesorero de Planned Parenthood.

“Es evidente que uno de los principales desafíos de la década de 1970, el Segundo Decenio de las Naciones Unidas para el Desarrollo, será frenar la fertilidad en el mundo” ,George H. W. Bush, 1973, prólogo del libro Crisis Demógráfica Mundial: La respuesta de Estados Unidos, de Phylis Tilson Piotrow.

 

Y, efectivamente, contaron con la plena participación de las Naciones Unidas tras la firma del Plan de Acción de la Población Mundial de 1974 por parte de 137 países, quienes, desde el FPNU (Fondo de Población), financiaban la implementación de medidas a través de sus distintas ramas como UNICEF (Fondo para la Infancia), OIT (Organización Internacional del Trabajo),  FAO (Organización para la Alimentación y la Agricultura), UNESCO (Organización para la Educación, la Ciencia y la Cultura), OMS (Organización Mundial de la Salud) y el PMA (Programa Mundial de Alimentos); del Banco Mundial a través de la AIF (Asociación Internacional de Fomento); y de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte) a través de su Comandante Supremo, Alexander Meigs Haig, quien fuera Jefe de Gabinete de la Casa Blanca para la administración Nixon.

 

Para entender en qué consistían los planes del Memorando 200, basta con leer la página 21, cuando presentan estimaciones del crecimiento demográfico mundial explicando que la tasa de fecundidad que han calculado “no es real debido a los significantes esfuerzos que ya se están haciendo para disminuir el crecimiento poblacional (…) El hambre, la peste, la guerra o el control de la natalidad frenarán el crecimiento de la población muy por debajo de esta cifra.”

Uno de esos “significantes esfuerzos” llegaría desde China, con su plan de “un hijo por familia”. La Organización de las Naciones Unidas, a través del Fondo de Población -en aquel momento Fondo para las Actividades de Población- apoyó esta medida durante décadas, como así le recriminó el 8 de septiembre de 2017 Stephanie Amadeo, la embajadora adjunta del Consejo Económico y Social por parte de los Estados Unidos: “Mientras el UNFPA apoye o participe en cualquier programa de limitación coercitiva del nacimiento, los Estados Unidos no financiarán el UNFPA”.

china un hijo

 

Ya en aquel entonces, el Presidente Ronald Reagan también retiró el apoyo económico a la UNFPA por este motivo. Desde ese momento, ningún presidente republicano ha dado fondos para la UNFPA. Sin embargo, dólares estadounidenses sirvieron a la causa de la mano del Consejo de Población de los Rockefeller y el Instituto de Población de Washington. Así mismo, el feminismo se mostró a favor de la medida eugenista, con Molly Yard y Eleanor Smeal, ambas presidentas de la Organización Nacional de Mujeres, declarándolo públicamente.

Por cierto que durante el arduo camino chino en pos del control de su demografía, al menos 130.000 mujeres han sido esterilizadas en contra de su voluntad o forzadas a abortar, algunas en su último mes de embarazo si la ley acababa de llegar a su localidad. Al menos, esas son las cifras que presentaba en 2005 un informe realizado por Chen Guangcheng, quien fue condenado a 5 años de cárcel por ello, y luego a un arresto domiciliario indefinido, del que logró escapar en 2012, consiguiendo asilo en los Estados Unidos.

 

También podríamos destacar la parte 2 apartado C del Informe Kissinger, donde dice: “Dado que el crecimiento de la población es un determinante importante en el aumento de la demanda de alimentos, la asignación de los escasos recursos PL 480 (Comida por la Paz) debe tener en cuenta los pasos que está tomando un país en el control de su demografía y en la producción de alimentos.” En otras palabras, usar los alimentos como método para forzar que se apliquen las medidas designadas por las Naciones Unidas para reducir la población.

De hecho, posteriormente lanza las siguientes preguntas refiriéndose a la exportación de alimentos estadounidenses con motivo del PL 480: “¿En qué deberíamos basarnos para proporcionar tales recursos alimenticios? ¿Sería la comida un instrumento de poder nacional?… ¿Debería el esfuerzo de la población ser un criterio para asistirla? ¿Están los Estados Unidos preparados para aceptar el racionamiento de alimentos de ayuda a las personas que no pueden o no quieren controlar el crecimiento de su población?”

El apartado E, donde destaca las áreas que más pueden ayudar a la disminución de la natalidad dice: “enfocarse en la educación y el adoctrinamiento de la nueva generación de niños con respecto a lo conveniente de una familia más pequeña.”

El título de el apartado IV.C lo dice todo: Utilización de los medios de comunicación y de los sistemas de comunicación por satélite para la planificación familiar. Continúa: “El potencial de la educación y los diversos medios de comunicación es principalmente la función del fomento adecuado de la importancia motivadora del contexto del mensaje”.

En la primera parte, apartado III, en su preocupación por seguir teniendo acceso a las minas y combustible de determinados países, resaltan que si bien pueden producirse “disturbios civiles… son mucho menos probables en condiciones de crecimiento lento o nulo de la población”.

 

Curiosidad: En 1980, en el Condado de Elbert (Estados Unidos), fueron encargadas anónimamente y colocadas las llamadas Piedras Guía de Georgia, con 10 guías para la humanidad -al estilo de los Diez Mandamientos- escrita en 8 idiomas distintos (inglés, español, swahili, hindi, hebreo, árabe, chino antiguo y ruso), y un mensaje corto en babilonio cuneiforme, griego clásico, sánscrito y egipcio antiguo.

Las dos primeras guías rezan así:

Mantener a la humanidad bajo 500,000,000 en perpetuo equilibrio con la naturaleza.”

Guiar sabiamente a la reproducción, mejorando la idoneidad y la diversidad.

georgia guidestones

 

CAPÍTULO 14. “Hombres débiles crean tiempos difíciles”.

 

En la búsqueda de un enemigo común contra el que pudiésemos unirnos, se nos ocurrió que cosas como la polución, la amenaza del calentamiento global, la escasez de agua, la hambruna y otras similares, funcionarían (…) Pero, (…) El auténtico enemigo es el humano en sí mismo“, La Primera Revolución Global, estudio del Club de Roma.

 

Como vemos, todo sigue igual, aunque se han producido cambios en cuanto a la metodología y a la víctima.

Los líderes, los gobiernos, las élites, los influencers abogan ahora por la reducción de un único tipo de humano: el blanco heterosexual.

Lo que en su momento fue el movimiento por los derechos civiles de Martin Luther King, es hoy el Black Lives Matter. El feminismo que ayer luchaba por la igualdad hoy lucha por aplastar al hombre. Aquellos gobiernos que el siglo pasado establecían leyes en detrimento de las minorías, hoy desdeñan y aplastan a las “mayorías” (mayorías en determinados países, a nivel mundial minorías). Los científicos antes idolatrados por sus investigaciones raciales son ahora silenciados por filosofías buenistas que anteponen los ideales a la ciencia.

  • Leyes que generan rechazo de los hombres hacia las mujeres, mientras nos bombardean con acusaciones que generan rechazo de mujeres hacia hombres.
  • Reconocimientos de géneros en humanos por los que antes habrían sido catalogados de enfermos mentales (ej: género alienígena).
  • Aceptación y naturalización de las transhumanidad, pero no solo como fue concebida por los eugenistas inicialmente (robotizados), sino también entre especies o edades (ahora puedes ser legalmente un dragón de 150 años).
  • Movimientos en favor de la multiculturalidad, que llevan la definición de racismo hasta el punto de ejercer presión para forzar la mezcla con fines reproductivos entre razas… esas mismas que no existen según su filosofía de raza única humana.
  • Enaltecimiento de tendencias sexuales que imposibilitan la reproducción.
  • Campañas incesantes de diversidad y multiculturalidad, que parten del adoctrinamiento en los colegios con asignaturas como Educación para la Ciudadanía.

 

La apertura de fronteras -con la inmigración masiva- y la recurrente islamofobia, la campaña de integración y el multiculturalismo, la xenofobia, la corrección política, la apropiación cultural indebida, la identidad de género, el movimiento LGTBI+, la homofobia, Black Lives Matter, el racismo, el sionismo y el antisemitismo, el feminismo de tercera ola, la insistencia en el aborto llevado al extremo del momento del parto -borrando la línea del infanticidio- o a la discriminación de los “defectuosos”, la defensa de la eutanasia, la naturalización de la pedofilia (Nambla), la gerontofilia, la zoofilia, la desacreditación del cristianismo y el Papa jesuita Francisco, el populismo, el llamado marxismo cultural, el cambio climático, la censura y control de medios así como de internet, la Unión Europea, la Comisión Trilateral, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y las decenas de acuerdos/organizaciones comerciales internacionales: la Organización Mundial del Comercio (WTO), el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA), el Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (CPTPP), la Comunidad Económica Africana (CEA), el Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT) -Ronda de Uruguay-, la Organización Internacional del Comercio (OIC), la Organización Mundial del Comercio (OMC), Japan External Trade Organization (JETRO), la Organización Internacional de Normalización (ISO), la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), el Centro de Comercio Internacional (ITC), la Organización Mundial de Aduanas (WCO), la Organización Mundial del Comercio Justo (WFTO), Ley de Comercio Recíproco (RTAA), el Tratado de Libre Comercio entre Estados Unidos, Centroamérica y República Dominicana (DR-CAFTA), el área de Libre Comercio de las Américas (ALCA), etc.

Al igual que en su día, son múltiples ramas de un mismo árbol.

Y, al igual que en su día, se llaman a sí mismos progresistas.

arbol laughlin

 

Como ejemplo, analicemos lo que se viene sembrando en España:

En 1990, el gobierno de Felipe González aprobaba la Ley Orgánica de Ordenación General del Sistema Educativo más conocida como LOGSE, cuya implantación definitiva afectó a todos los nacidos después de 1983.

El Programa para la Evaluación Internacional de Competencias de Adultos (PIAAC por su nombre en inglés), en el que participan más de 40 países, pronto empezó a mostrar que el nivel educativo en España bajaba a medida que la LOGSE se acomodaba en las aulas.

La esencia de esta reforma se basaba en la obligatoriedad de asistir a clase hasta los 16 en lugar de hasta los 14, como venía siendo.

Parecería que se quería potenciar la educación, ¿verdad? Sin embargo, al finalizar 1º de la ESO (equivalente a 7º de EGB) no era necesario aprobar el curso… Después, en 2º de la ESO (8º de EGB) se podía repetir curso aunque solo una vez. Si a la segunda no lo aprobabas, pasabas a 3º de la ESO (1º de BUP) tranquilamente. Y volvemos a empezar: de tercero a cuarto (2º de BUP) pasas independientemente de las notas que obtengas, y 4º (3º de BUP) lo puedes repetir una única vez.

Como veis la obligación era de asistir a clase, no de estudiar.

 

Los que se graduaban en 4º de la ESO podían acceder a bachillerato o a Ciclos Formativos (Formación Profesional). Los que no conseguían graduarse, podían dar por terminada su vida académica.

Para 2005 España ocupaba el puesto 26 en desarrollo educativo (de los últimos de Europa), a la par que la tasa de fracaso escolar no hacía sino aumentar; y para 2008, ocupábamos el antepenúltimo puesto en cuanto a abandono escolar en edad temprana, mientras solo el 60% de los estudiantes se graduaba en secundaria (ya os dije que era obligatorio cursarla, no aprobarla). Por lo que empezaron los parches (LOE, LOMCE…), aunque no fueron más que eso… PARCHES.

logse

 

Quiero destacar que en el parche de 2006 –LOE-, de la mano del gobierno de Zapatero, entraba una nueva asignatura: Educación para la ciudadanía, “recomendada” por el Consejo Europeo desde 2002.

Es decir, el Estado pasaba a encargarse de la moral de nuestros hijos, con bloques del tipo “Aproximación respetuosa a la diversidad” y “Ciudadanía en un mundo global” por sugerencia directa del gobierno europeo, con el beneplácito de varias ONG como Amnistía Internacional, y el rechazo del Consejo Escolar del Estado; obviando las quejas de los padres que llegaron a recurrir a los tribunales, incluido el Supremo, alegando que era un intento descarado de “adoctrinamiento”, y reclamando el derecho a la “objeción de conciencia”.

¡389 padres llegaron a denunciarlo al Tribunal Europeo de Derechos Humanos y ante el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas!

Y es que nuestros niños eran de los últimos en cálculo y lectura, pero estaban preparados para abrir las fronteras.

Esta asignatura también aportaba enseñanzas dirigidas hacia un nuevo concepto de “familia”, buscando la integración de las monoparentales y homosexuales.

 

En 2013, con la llegada de la LOMCE, y tras intentar “apañarla”, la Educación para la ciudadanía fue suprimida por el gobierno de Rajoy.

Así pues, durante más de 20 años se viene “educando” a millones de niños en la irresponsabilidad, la impunidad y la ignorancia, dado que ni tenían obligación de aprobar, ni tendrían consecuencias al suspender, ni (necesariamente) estaban aprendiendo nada. Eso sí, todos iguales. Daba igual si te partías los cuernos a estudiar o si molestabas e interrumpías las clases: todos pasarían al siguiente curso. Como consecuencia, la inmensa mayoría de esos niños -como refutaron las cifras de fracaso y abandono escolar- creció teniendo claro lo que significaba tener derechos pero no obligaciones.

 

Pensadlo bien. El que afectara a todos los nacidos después del 83 significa que casi 7 millones de españoles en edad de votar vienen de ese sistema. Teniendo en cuenta que ha habido al menos un 40% de abandono escolar durante la secundaria, y que haber terminado en este sistema tampoco es garantía de tener un buen nivel educativo…

Y esto se puede extrapolar al resto del mundo occidental. ¿Recordáis que os decía que el cambio en el movimiento eugenista se había producido en los años 70? Pues, curiosamente, el coeficiente intelectual medio ha decaído de forma considerablemente alarmante en las generaciones nacidas a partir de 1975: ¡hablamos de una reducción de 7 puntos por generación! Hasta ese momento, siempre había ido en ascenso en una media de 3 puntos cada 10 años.

 

Hoy vemos centros de enseñanza por toda Europa donde se adoctrina a los niños con manuales para las relaciones sexuales que muestran parejas compuestas por una mujer blanca y un hombre negro o de apariencia árabe, pero no de un hombre blanco con una mujer negra o de apariencia árabe. O, donde se les obliga a rezar en la forma musulmana con la supuesta intención de integrar a los “refugiados”, despreciando la fe, creencia, filosofía e incluso ateísmo del niño, mientras en el mismo centro escolar las celebraciones cristianas son sustituidas por “festivos de invierno”.

Un ejemplo de lo bien que ha funcionado todo este adoctrinamiento lo vimos tras el estreno, en 2018, de la película de superhéroes de Marvel, Vengadores: Infinity War, en la que el titán intergaláctico Thanos quiere acabar con la mitad de la población de cada planeta de, lo que considera, es un Universo amenazado por la superpoblación… y lo consigue.

La reacción de los fans no se hizo esperar: Thanos no hizo nada malo” se llama el área de la web reddit, con 665 mil personas suscritas. Aunque este sentimiento no se limitó a reddit, sino que se manifestó ampliamente por todas las redes sociales, bastando un búsqueda de segundos para encontrar multitud de reportajes online haciéndose eco.

Hasta Forbes publicó: “¿Tiene razón Thanos respecto a la superpoblación en ‘Vengadores: Infinity War’?”

Estas decenas de miles de personas que apoyan públicamente las acciones del villano, consideran que el genocidio de Thanos está justificado por el utilitarismo (teoría que juzga la moralidad de una acción en función de lo útil que sea), apoyando consciente o inconscientemente la eugenesia.

La YouTuber mexicana Dama G hace un excelente análisis de todo esto, exponiendo 4 puntos claves: el malthusianismo, la tecnología autosustentable, la escasez de recursos y el populismo.

 

Los personajes de Marvel han coincidido continuamente a lo largo del tiempo con determinados movimientos sociopolíticos.

Así, Thanos nace en 1973, coincidiendo con el “fin” de la eugenesia. Pero ya, en 1963, en plena expansión del eugenismo velado, con campañas a favor de las minorías raciales, la lucha por el empoderamiento femenino y las fronteras abiertas, y con el nacimiento de la biomedicina (transhumanismo); de la mano del famoso escritor de cómics Stan Lee, llegan los X-Men (en España, Patrulla X): un grupo de humanos de distintas etnias/razas, sexo y orientación sexual, que poseen habilidades sobrehumanas debido a la mutación del “gen x”.

Posteriormente, en 1975, la lucha contra la discriminación se hará más evidente con la nueva saga creada por Len Wein, entrando en escena Tormenta (una keniana capaz de controlar el clima), Rondador Nocturno (un alemán católico -los únicos que se opusieron al nazismo; recordemos que los católicos, además, fueron víctimas de la eugenesia en Estados Unidos), Coloso (de la Unión Soviética), Ave de Trueno (indio apache), Lobezno (canadiense); y rescatando a Banshee (irlándes -víctimas de la esclavitud y la posterior segregación) y Fuego Solar (un japonés inmune a la radiación -bombas atómicas). El “villano”, Magneto, es un judío superviviente de los campos de concentración nazis.

De hecho, el propio Stan Lee explicó cómo se inspiró en Martin Luther King y su lucha pacífica contra el racismo vs la violencia empleada por Malcolm X en su defensa de la misma causa. Y es que los mutantes no eran más que personas buscando ser aceptadas en sociedad…

“Marvel siempre ha sido y será un reflejo de ese mundo que vemos a través de la ventana… sin importar la raza, el género, la religión o el color de la piel”, Stan Lee.

 

Con el paso de los años, Marvel continuaría ampliando su repertorio siguiendo la pauta del establishment, encontrándonos con personajes homosexuales (Northstar), bisexuales (Mística), transexuales (Chalice), Drag Queen (Shade) y por supuesto musulmanes, como Sooraya Qadir (Arena), originaria de Afganistán y suní musulmana (los defensores de la Yihad son suníes):

dust marvel

 

Finalmente, en el año 2000 se estrena X-Men La Película, la primera de una saga que ya lleva 12 títulos.

¿Recordáis la advertencia de Aldous Huxley sobre las campañas dirigida a los niños/jóvenes, para garantizar su fidelidad a la ideología al crecer?

 

Y, mientras recogen con regocijo los frutos de estas campaña para que reduzcamos la población, ahora nos venden la necesidad de una migración masiva para compensar la balanza.

Douglas Murray, autor de “La extraña muerte de Europa: inmigración, identidad, islam” (libro de no ficción más vendido en Reino Unido), lo analiza así:

  • Necesitamos a los inmigrantes para sostener nuestro bienestar económico. Y, curiosamente, desde 2016, la cantidad de personas dependientes de las ayudas estatales es directamente proporcional al número de personas que entraron en Europa.
  • Relacionado con el punto anterior: Necesitamos a los inmigrantes porque la población europea está envejeciendo, y el sistema de pensiones es insostenible: ¿Los inmigrantes son inmortales? ¿Ellos no envejecen? Entonces, ¿quién cotizará por sus futuras pensiones? No serán los hijos que no estamos teniendo… ¿serán los que ellos tengan? ¿Sustitución de razas?

no hijos si inmigrantes

“Europa, ¡deja de tener hijos por el bien del medio ambiente!”

“África, ven a Europa por la crisis demográfica”.

  • Los inmigrantes nos aportan diversidad cultural… Más allá de que el hecho de que un turco monte una cadena de kebabs no significa que los siguientes miles de turcos que vengan vayan a aportar una comida diferente… ¿Habéis oído a alguien decir que a Eritrea lo que le falta es un poco de mitología griega? ¿O que a Somalia le vendrían bien unos kilt escoceses? ¿Por qué parece que es sólo a los occidentales a los que nos hace falta aprender a comer halal?

Aunque hemos de admitir que nos han aportado muchas cosas nuevas: el aumento de las agresiones sexuales, la pederastia, los apuñalamientos, los ataques con ácido, las mutilaciones genitales femeninas, las inmolaciones, los atropellos masivos… todo eso no estaría tan integrado y normalizado en occidente de no ser por la apertura de fronteras.

  • El sentimiento de culpa de nuestros líderes así como de las nuevas generaciones que sienten que ellos, como blancos, han destrozado sus países. Se sienten avergonzados, basura, culpables, horribles… Estoy de acuerdo: sois todo eso y más. Y lo sois hacia vosotros mismos, porque lo que sois es masoquistas, pero eso no os da derecho a imponernos el sadismo de vuestras políticas.
  • Nos ayudan a ser mejores personas porque dicen que estamos llenos de odio, racismo y xenofobia. No. Para nada. Estamos llenos de amor: amor por nuestra cultura, por nuestra identidad, por nuestras familias y amigos, por nuestra historia, por nuestras tradiciones… amor propio. El mismo amor que os parece genial que tengan los que vienen cuando nos exigís e imponéis que respetemos su cultura, su identidad, a sus familiares, su historia y sus tradiciones.

 

Más allá de las nefasta consecuencias que enumera el señor Murray, tendemos a olvidarnos de los daños colaterales que, a largo plazo, suponen el verdadero peligro: las medidas desplegadas “por nuestra seguridad”.

Cámaras de vigilancia por todas partes (gran hermano); despliegue de militares patrullando las calles; derecho de los gobiernos al acceso a nuestras redes sociales y correos electrónicos, así como a almacenar nuestros datos privados; limitación de nuestra forma de expresión al punto de que está degenerando en un claro intento por limitar también nuestro pensamiento; manipulación -cuando no colaboración- de los medios de comunicación, con información sesgada y limitada, en un claro intento por inculcarnos una ideología; ocultación deliberada de información relevante en actos delictivos y terroristas, que hasta ahora habían sido de dominio público; restricción de nuestro derecho a la defensa propia; vigencia de planes antiterroristas que se extienden en el tiempo de forma indefinida, con sus consecuencias para las libertades individuales…

“Fue después de la catástrofe, cuando le dispararon al presidente, ametrallaron el Congreso y el ejército declaró el estado de excepción. En ese momento culparon a los fanáticos islamistas. Hay que conservar la calma, aconsejaban por la televisión. Todo está bajo control. Yo no daba crédito. Como todo el mundo, ya lo sé. Era difícil de creer. El gobierno entero se había esfumado. ¿Cómo lo lograron, cómo ocurrió? Fue entonces cuando suspendieron la Constitución. Dijeron que sería algo transitorio. Ni siquiera había disturbios callejeros. Por la noche la gente se quedaba en su casa viendo la televisión y esperando instrucciones. No existía un enemigo al cual denunciar.”

“Durante semanas las cosas continuaron en ese estado de inmovilidad momentánea, aunque en realidad algo ocurrió. Se instauró la censura para la prensa y hasta se cerraron algunos periódicos aduciendo razones de seguridad. Empezaron a levantarse las barricadas y a aparecer los controles de identificación. Todo el mundo lo aprobó, dado que era obvio que ninguna precaución resultaba excesiva. Dijeron que se celebrarían nuevas elecciones, pero que llevaría algún tiempo prepararlas. Lo que hay que hacer, declararon, es continuar como de costumbre”, relatado por el personaje de June, contado en la novela de Margaret Atwood, El Cuento de la Criada, publicada en 1985.

 

El Cuento de la Criada nos muestra un país gobernado por una tiranía compuesta por hombres, en donde las mujeres son meros útiles para cubrir necesidades como la reproducción, la atención del hogar y la crianza de los hijos. El cómo llegaron a esta situación es lo que nos explica su protagonista, June, en el relato de arriba.

Irónicamente, las feministas de ahora quieren comparar la posición social de la mujer en la actualidad con el sufrimiento de las féminas de la novela, quienes son sometidas como “esposas perfectas”, “procreadoras” y “amas de casa”; pretendiendo ignorar que la propia June cuenta como el movimiento feminista data de antes de que el país se convirtiera en un gobierno teócrata autoritario. De hecho, se nos muestra como, anterior a la pérdida de derechos, June vivía en una sociedad igualitaria tanto para la mujer, como para los LGTB, las minorías, etc.

cuento de la criada 2

 

Por cierto, la protagonista es una “criada” o “procreadora”, un objeto usado para la reproducción por el hombre al que es designada, para así aumentar una natalidad prácticamente nula. Los hombres que controlan esta nueva nación consideran que la fecundidad ha desaparecido debido precisamente al feminismo y las identidades de género.

Partiendo de esta idea de que el feminismo, junto con otros movimientos diseñados por el Plan de Control de Población, han disminuido la fecundidad en los países del primer mundo, y sumándole el concepto de “sustitución de razas” del que habla Douglas Murray, os voy a presentar una serie de tablas de datos que he elaborado yo misma, usando información publicada en el Instituto Nacional de Estadística (INE).

nacimientos nacionalidad españa   

La primera tabla muestra el número total de nacimientos desde el año 2009 hasta el 2018, subdividido a su vez por la nacionalidad de la madre.

La segunda muestra el número de concesiones de nacionalidad española a mujeres, en los mismos años (lo destacado con el asterisco lo he copiado literalmente del INE).

La tercera tabla es un cálculo de la diferencia de nacimientos entre dos años consecutivos, subdividido a su vez por la nacionalidad de la madre.

 

Lo primero que llama la atención sería que la natalidad se encuentra en un descenso exponencial desde 2009 hasta 2013 (-1.7%, -2.9%, -3.7%, -6.4%), cuando, a la par que se concede la nacionalidad a más del doble de mujeres de lo habitual, por primera vez se produce un aumento en el número de nacimientos (+0.4).

En segundo lugar, nos encontramos con que, debido a un fallo administrativo, se produce una caída del -25% en el número de concesión de nacionalidades (para dar un cálculo aproximado de lo que supone esa caída, he hallado la media de los años anteriores, obviando la cifra de 2013). 

Sin embargo, esta caída en la concesión de nacionalidad, coincide con una caída del -18% en la natalidad de las madres extranjeras (una vez más, he usado la media para calcularlo). Es decir, debiendo haber más mujeres extranjeras que la media anual, pues un 75% no ha modificado su estatus migratorio, y teniendo en cuenta que, hasta ese momento, el número de nacimientos entre las mujeres extranjeras es bastante estable (-0.4%, +1.3%, -0.3%), una caída del 18%… ¿Más mujeres extranjeras (75%) equivale a menos nacimientos de madres extranjeras (-18%)?

El asunto se vuelve aún más misterioso si nos fijamos en que paralelamente se ha producido un aumento en la tendencia de caída de la natalidad por parte de madres españolas. La natalidad de las madres españolas cae -con tendencia- un -2.1%, -3.4%, -5.5%… y, de pronto, coincidiendo con la caída de la natalidad de las madres extranjeras, sube hasta un -1%.

Y, para terminar de rizar el rizo, la caída total de la natalidad mantiene su ritmo… Comenzando desde 2009, la caída ha sido de -1.7%, -2.9%, -3.7%, -6.4%, +0.4 (cuando se concedieron más nacionalidades de lo habitual), -1.7%, -2.3%, -4.2% y, finalmente, 2018 = -6.1%.

Tal y como yo lo veo, hay dos opciones: O las madres españolas se pusieron a parir como no lo habían hecho en la última década; o se han otorgado más nacionalidades de lo que nos cuentan, y no sería tanto un asunto de reducción del número de concesiones (como pone la página del INE), como una reducción del registro oficial de ese mismo nº de concesiones. En definitiva, el dato del nº de concesiones de nacionalidad a madres extranjeras no sería real.

Si se ha debido a un fallo administrativo o no, juzgadlo vosotros mismos. Yo me quedo con el hecho de que, para haberse equivocado, tuvieron a bien dar una -oportuna- explicación que no casa con la comparativa de datos.

 

La siguiente tabla establece una comparación entre el número de mujeres españolas y el número de extranjeras, respecto del número de nacimientos por parte de ambas… Y creo que habla por sí sola (datos extraídos de datosmacro y del INE).

nacimientos poblacion españa

 

Las mujeres españolas (incluye a las nacionalizadas), siendo el 89,51% de la población, son responsables del 79,37% de los nacimientos. Las mujeres extranjeras, suponiendo el 10,49% de la población, registran el 21,44% de los nacimientos. 

 

En resumen, ¿veis algún patrón que indique que nuestra tasa de fecundidad disminuye a medida que determinados movimientos ideológicos sociales ganan fuerza? ¿Veis que esta disminución coincida con un aumento de la población extranjera?

Así pues, ¿creéis que la eugenesia ha terminado?

 

Definitivamente, lo único que ha cambiado son algunos de sus nombres. Ya no hay una Margaret Sanger, pero hay una Hillary Clinton; donde había una Fundación Ford ahora está la Volkswagen; donde hubo un Huxley, hoy está Elon Musk. Otros, simplemente siempre han estado como Gates o Rockefeller.

Os lo mostraré: ¿Qué tienen en común Oprah Winfrey (periodista), Warren Buffett (empresario e inversor; una de las personas más ricas del mundo), John y Tashia Morgridge (empresarios; matrimonio), Bill Gates (cofundador de Microsoft), Peter Peterson (Secretario de Comercio con Nixon), David Rockefeller (banquero), Michael Bloomberg (ex alcalde de Nueva York), Julian Robertson (inversionista), George Soros (inversor), Patty Stonesifer (ex directora ejecutiva de la Fundación Gates y presidente de la Institución Smithsonian), Ted Turner (fundador de la CNN y presidente de la Fundación de las Naciones Unidas), Eli y Edythe Broad (empresarios; matrimonio) más allá de ser millonarios?

Que todos son miembros del “Good Club”.

 

El 5 de mayo de 2009, a las 15:00 horas, todos estos filántropos se reunían de forma “secreta” en la casa del presidente de la Universidad Rockefeller en Nueva York, según reveló en exclusiva el medio IrishCentral. La reunión duró seis horas.

No se trató más que de un grupo de amigos y colegas, que comparten un compromiso con la filantropía, discutiendo ideas en una mesa redonda“, declaró Patty Stonesifer al Seattle Times.

“Comparado con lo que habíamos visto hasta ahora, este grupo de filántropos de tanto poder juntos en la misma habitación… creo que no hay precedentes”, Stacey Palmer, editora del Chronicle of Philantrophy, quien lleva 20 años informando sobre filantropía.

The Guardian afirma que hablaron de “educación, ayuda en emergencias, la esperada gravedad de la crisis económica, y asuntos de salud mundial como la superpoblación y las enfermedades”.

 

Algunos de estos nombres coinciden también en The Giving Pledge (la promesa de dar), una ONG creada un año después de la reunión del Good Club, por Warren Buffett y Bill Gates, como campaña para que las personas más ricas del mundo donen al menos la mitad de sus riquezas para obras de “caridad” del tipo: empoderamiento de la mujer, cambio climático, arte y cultura, refugiados, avances en biomedicina, etc.

Aunque podéis ver por vosotros mismos los nombres de sus miembros en la web, quiero mencionar a:
-MacKenzie Bezos (cuando aún era esposa de Jeff Bezos, fundador de Amazon).

-Michael Bloomberg (ex alcalde de Nueva York).

-Edgar M. Bronfman, el multimillonario canadiense, cuyas hijas son miembros de la secta que está siendo juzgada por tráfico sexual de mujeres y prostitución y esclavitud infantil -entre otros-, siendo Clare Bronfman una de las principales responsables de tales delitos. Para más información sobre NXIVM, podéis escucharme en Cadena Ibérica, minuto 42:20).

-William Barron Hilton (cadena hotelera Hilton).

-Elon Musk (cofundador de PayPal y Tesla).

-David Rockefeller (banquero y hombre de negocios).

-Ted Turner (fundador CNN y Fundación ONU).

-Mark Zuckerberg y Priscilla Chan (Mark es el fundador de Facebook).

-Richard Branson (fundador del conglomerado de más de 360 empresas Virgin).

-Paul Allen (cofundador de Microsoft junto a Bill Gates).

-Nathan and Elizabeth Blecharczyk (Airbnb).

-Reed Hastings y Patty Quillin (Netflix)

 

Aprovecho para presentaros al Club de Roma, registrado también como una ONG, y con miembros en común con The Giving Pledge.

elite

 

Fundado en 1968, sería en 1972 cuando el mundo les conocería tras la publicación del estudio Los Límites al Crecimiento, que concluía que “si el actual incremento de la población mundial, la industrialización, la contaminación, la producción de alimentos y la explotación de los recursos naturales se mantiene sin variación, alcanzará los límites absolutos de crecimiento en la Tierra durante los próximos cien años”, proponiendo como solución alcanzar un “crecimiento cero” (que nazcan el mismo número de personas que mueren).

Los fondos para dicho estudio llegaron de la mano de la Fundación Volkswagen, donde celebraban, en 2012, el simposio ¿Lo hemos conseguido? 40 años desde Los Límites al Crecimiento. (Hacía 40 años del informe de John D. Rockefeller III sobre el control de la población).

Desde entonces, han publicado 43 estudios relacionados siempre con la misma temática, destacando el de 1991, La Primera Revolución Global, que generó mucha polémica por un párrafo concreto:

En la búsqueda de un enemigo común contra el que pudiésemos unirnos, se nos ocurrió que cosas como la polución, la amenaza del calentamiento global, la escasez de agua, la hambruna y otras similares, funcionarían (…) Pero, al señalar estos peligros como los enemigos, caímos en la trampa… nombrando equivocadamente a los síntomas como si fueran las causas. Todos estos peligros son causados por la intervención humana (…) El auténtico enemigo es el humano en sí mismo.”

 

Algunos miembros españoles del Club son:

-Juan Luis Cebrián (ex director-fundador del diario El País; expresidente del grupo de medios de comunicación Prisa; ex miembro -con cargo ejecutivo- del Club Bilderberg).

-José Manuel Morán (consejero del Consejo Económico y Social de España; presidente de la Comisión de la Función Directiva de la Confederación Española de Directivos y Ejecutivos (CEDE)).

-Antonio Valero (director del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE)).

-Isidro Fainé (presidente de CaixaBank, Confederación Española de Cajas de Ahorros, el Grupo Europeo de Cajas de Ahorros y la Confederación Española de Directores y Ejecutivos. También es vicepresidente de Telefónica, de Repsol y del Instituto Mundial de Cajas de Ahorros).

 

Miembros honorarios: Mijaíl Gorbachov, Rey de España Juan Carlos I, Federico Mayor, Reina de España Sofía, Borys Paton, Princesa de Países Bajos Beatrix Wilhelmina Armgard, Fernando Henrique Cardoso (expresidente de Brasil), etc.

Otros a destacar: Príncipe de Jordania El Hassan bin Talal (presidente del Club), el fallecido Pierre Elliot Trudeau (expresidente de Canadá), el también fallecido William Averall Harriman (hijo del eugenista magnate de ferrocarriles Edward H. Harriman; exgobernador de Nueva York; exsecretario de comercio de los Estados Unidos) etc.

Entre sus integrantes encontramos personas del establishment mundial: exgobernadores, presidentes de ONG, altos cargos de la ONU, así como de sus vertientes como la UNESCO, altos cargos de la Unión Europea, ex empleados de presidentes estadounidenses, premios nobel, etc.

 

A su vez, el Club de Roma tiene dos “hermanos”: el Club de Budapest y el Club de Madrid.

En Budapest encontramos desde al Dalai Lama hasta arzobispos anglicanos, imanes musulmanes, miembros de casas reales, políticos, escritores…

En Madrid, expresidentes y ex primer ministros a nivel mundial. Por España, por ejemplo, son miembros los expresidentes José Luis Rodríguez Zapatero, José María Aznar, Felipe González; y lo fueron hasta su fallecimiento Leopoldo Calvo-Sotelo y Adolfo Suárez.

Creo que es mejor que simplemente enumere los países: Letonia, Lituania, Costa Rica, Finlandia, Sudán, España, Chile, Malaui, Zambia, Portugal, Suecia, Noruega, Irlanda, Polonia, México, Suiza, Canadá, Brasil, Mozambique, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Bulgaria, Libia, República Dominicana, Islandia, México, Japón, Colombia, Líbano, Unión Soviética, Austria, Indonesia, Corea del Sur, Francia, Ecuador, Túnez, Liberia, Alemania, Eslovenia, Ghana, Sri Lanka, Uruguay, Bosnia y Herzegovina, Bélgica, Sudáfrica, Albania, Bolivia, Seychelles, Tanzania, Nigeria, Mongolia, Botsuana, Kirguistán, Tailandia, Grecia, India, Jamaica, Perú, Italia, Eslovaquia, Timor-Leste, Filipinas, Dinamarca, Andorra, Rumanía, Australia, Austria, Serbia, Panamá, Bután, Senegal y Mauricio.

Han fallecido los miembros de los países: Guatemala, Países Bajos, Cabo Verde, Yemen, República Checa, Hungría, Argentina.

Son miembros honorarios Ban Ki-Moon (ex Secretario General de la ONU), Jimmy Carter (expresidente de EStados Unidos), Jacques Delors (expresidente de la Comisión Europea) y Javier Solana (ex Secretario General de la OTAN y del Consejo de la UE).

Os he adjuntado las páginas por si queréis echar un vistazo, pues la lista de nombres y cargos es interminable…

 

CAPÍTULO 15. “Tiempos difíciles crean hombres fuertes”.

 

“Algunos creen incluso que somos parte de un grupo secreto que trabaja contra los intereses de Estados Unidos, acusándonos a mi familia y a mí de ‘internacionalistas’ que conspiran con otros alrededor del mundo para construir una estructura política y económica global más integrada. Un único mundo, si quieres llamarlo así. Si eso es de lo que se me acusa, me declaro culpable y estoy orgulloso de ello”. David Rockefeller, en su autobiografía Memorias.

 

Una vez hemos entendido que la preocupación por los derechos humanos, el clima y demás son solo pasos a seguir en la guía para reducir la población mundial, quedan dos preguntas. La primera… ¿por qué quieren disminuir la demografía global?

Porque quieren implantar el Nuevo orden Mundial, es decir: un único gobierno comunista-capitalista global. Y, a mayor población, más difícil es de controlar.

europa estrella comunismo

Este poster colgó de las paredes de la Comisión Europea en 2012, siendo retirado tras las protestas de Lituania.

 

Sus protagonistas os lo vienen contando desde hace tiempo:

 

En abril de 2018, el actual Presidente de Francia, Emmanuele Macron, daba un discurso ante el Congreso de los Estados Unidos. Atentos al minuto 15:44. (Podéis leer la transcripción del discurso completo aquí).

Nuestras más fuertes creencias están siendo puestas a prueba por el crecimiento de un todavía desconocido Nuevo Orden Mundial. Nuestras sociedades están preocupadas por el futuro de sus hijos.”

“(…) Incluso si los cimientos de nuestro progreso se rompen, debemos mantenernos firmes y luchar para hacer que nuestros principios prevalezcan.”

 

Y aquí tenemos un vídeo de las noticias de la FOX, donde vemos al Senador por Arizona Jeff Flake resumiendo la intervención de Macron.

“Básicamente, ha enfatizado en (…) que tenemos que estar seguros de que este Nuevo Orden Mundial liberal*, que hemos ayudado a crear, sobrevive”.

*El liberalismo en Estados Unidos es una forma de socialismo progresista.

 

Y qué pensáis de la publicación en 2016, a traves de Instagram, de Alex Soros (hijo de George Soros), cuando adjuntaba una fotografía donde podían verse las banderas de Estados unidos, Alemania, las Naciones Unidas, Austria y la Unión Europea, mientras escribía: “La pregunta es: ¿cuál de estas banderas caerá primero?”

soros hijo

 

  • “Estamos al borde de una transformación global. Todo lo que necesitamos es la gran crisis correcta, y las naciones aceptarán el Nuevo Orden Mundial, David Rockefeller en una cena de las Naciones Unidas, 1994.

 

  • “Los invisibles ‘ricos poderosos’ están trabajando para controlar y esclavizar a la humanidad. Han financiado el comunismo, marxismo, sionismo y socialismo. Todo esto con la intención de convertir a Estados Unidos en miembro de un Gobierno Mundial en el que solo tendremos un voto para oponernos a 82 naciones”, American Mercury Magazine, diciembre de 1957.

 

  • Los humanos son una plaga en la Tierra (…) Seguimos organizando programas contra el hambre en Etiopía: eso es lo que hacemos. Hay demasiada gente allí. No pueden autosostenerse, y no es nada inhumano decirlo. Es un hecho”, David Attenborough (científico naturalista, ex director de programación de la BBC, mecenas de Population Matters) en una entrevista para Radio Times en 2013.

 

  • “La legalización del aborto reduce considerablemente la tasa de fertilidad total de un país en nada más y nada menos que medio hijo en promedio”, Jeffrey Sachs (director del Proyecto del Milenio de la ONU y asesor especial del Secretario General de la ONU, António Guterrres), en su libro Economía para un Planeta Abarrotado.

 

  • “Debemos hablar más claro sobre la sexualidad, la anti-concepción, el aborto y los valores que controlan a la población, porque la crisis ecológica es, en resumen, una crisis demográfica. Reducid la población en un 90% y no habrá suficiente gente para hacer un gran daño ecológico, Mijaíl Gorbachov.

 

  • “…Una población total de 250 a 300 millones de personas –un descenso del 95 por ciento de los niveles actuales- sería ideal“, Ted Turner, fundador de la CNN y de la Fundación de las Naciones Unidas, en una entrevista para la revista de la organización para la conservación de América The Audubon Society, 1996.

 

  • [El certificado médico matrimonial es] casi tan esencial como lo es la bendición del sacerdote (…) Quien no está suficientemente sano no se debe casar (…) si no tienen salud no deben tener hijos, no tienen el derecho de tenerlos”, doctor Gregorio Marañón, 1931, libro Amor, Conveniencia y Eugenesia.

 

  • “Lo interesante del Green New Deal es que originalmente no era una cuestión climática. ¿Ustedes piensan en ello como algo relacionado con el clima? Porque realmente lo ideamos como una cuestión de cómo cambiar la economía en su totalidad, Saikat Chakrabarti, jefe de personal de la congresista demócrata Alexandria Ocasio-Cortez, a Sam Ricketts, director de clima para el gobernador de Washington y candidato presidencial a las primarias demócratas 2019, Jay Inslee.
  • “Es básicamente un consenso científico que la vida de nuestros hijos será muy difícil, y ello lleva a los jóvenes a plantearse una pregunta legítima: ¿está bien que sigamos teniendo hijos?, Alexandria Ocasio-Cortez, congresista demócrata por el estado de Nueva York.

pareja con mascotas

 

  • “La población mundial debe ser reducida en un 50%”, Henry Kissinger.
  • “[El Nuevo Orden Mundial] no puede ocurrir sin la participación de Estados Unidos, pues somos el más importante componente individual. Sí, habrá un Nuevo Orden Mundial, y obligará a los Estados Unidos a cambiar su percepción de las cosas”, Henry Kissinger, rueda de prensa del World Affairs Council, Regent Beverly Wilshire Hotel, 19 de abril de 1994.
  • “Hoy, Estados Unidos se indignaría si las tropas de las Naciones Unidas entraran en Los Ángeles para restablecer el orden. ¡Mañana estarán agradecidos! Especialmente si se les dijera que existía una amenaza externa indiscutible, ya sea real o difundida, que amenazaba nuestra propia existencia. Es entonces cuando todos los pueblos del mundo abogarán porque los liberemos de este mal. Lo único que todo hombre teme es lo desconocido. Cuando se les presente este escenario, renunciarán voluntariamente a sus derechos individuales a cambio de la garantía de su bienestar otorgada por el Gobierno Mundial”, Henry Kissinger.
  • “NAFTA (Tratado de Libre Comercio de América del Norte) representa el paso más original hacia el Nuevo Orden Mundial“, Henry Kissinger.
  • “Creo que su tarea [de Obama] será desarrollar una estrategia global para Estados Unidos en este período, cuando realmente se puede crear un ‘nuevo orden mundial’. Es una gran oportunidad”. Henry Kissinger, en una entrevista en la CNBC el 5 de enero de 2009.

 

  • H. G. Wells, escritor y miembro de la Sociedad Eugenésica Británica, publicaba en 1940 su novela “Nuevo Orden Mundial”, describiendo su ideal de unificar todas las naciones bajo un único mando. A pesar de ser una novela, describe a la perfección el pensamiento de los que como él formaban parte del establishment: “El sistema del nacionalismo individual debe acabar (…) Estamos viviendo el fin de la soberanía de las naciones (…) En la gran lucha por evocar un socialismo mundial occidentalizado, los gobiernos contemporáneos pueden desaparecer (…) Multitud de personas (…) odiarán el Nuevo Orden Mundial (…) y morirán enfrentándose al mismo.”

 

  • “Todas las actividades relacionadas con la gestión de ecosistemas deben considerar a los seres humanos como recursos biológicos (…) una estimación razonable para una sociedad mundial industrializada, con el nivel de vida actual de América del Norte, sería de mil millones de personas. Esto debe ser implementado de aquí a 30 o 50 años”, Evaluación de la Biodiversidad sobre una Población Humana Sostenible de las Naciones Unidas.

 

  • “Los fundamentalistas que creen en la Biblia no tienen derecho a adoctrinar a sus hijos en sus creencias religiosas porque nosotros, el estado, los estamos preparando para el año 2000, cuando Estados Unidos formará parte de una única sociedad mundial, y sus hijos no encajarán en ella”, Senador por Nebraska, Peter Hoagland, en una conversación con el pastor bautista Everett Sileven en la radio, 1893.

 

  • “Nunca hemos tenido una política exterior definida, excepto esta que se dirige hacia una economía única mundial. A través de la Ley de Acuerdos Comerciales de 1934, simplemente unimos la economía nacional y la política exterior, poniendo en un departamento estatal sin experiencia el derecho a decidir qué industrias sobrevivirán en este país y qué industrias serán sacrificadas por la teoría de una economía única mundial a la que tu política exterior nos está llevando”, American Forum of the Air: George W. Malone, Senador por Nevada, 9 de julio de 1950.

 

  • “La palabra ‘establishment’ es un término que abarca la élite de poder en las finanzas internacionales, los negocios, las profesiones y el gobierno, en gran parte del noreste, quienes controlan la mayor parte del poder independientemente de quién esté en la Casa Blanca. La mayoría de personas desconoce la existencia de esta ‘mafia legítima’. Sin embargo, el poder del establishment está presente desde en ese profesor que busca una subvención de una fundación hasta en ese candidato a un puesto en el ministerio o en el Departamento de Estado. Afecta a las políticas de la nación en casi todas las áreas“, artículo Elite Clique Holds Power in U.S. publicado el 23 de diciembre de 1961 en el periódico Indianapolis News por la columnista Edith Kermit Roosevelt, nieta del presidente Theodore Roosevelt.

 

  • “¿Cuál es el pensamiento del establishment? A través de las administraciones Roosevelt, Truman, Eisenhower y Kennedy, su ideología ha sido constante: que la mejor manera de luchar contra el comunismo es a través de un estado socialista mundial gobernado por ‘expertos’ como ellos. El resultado han sido políticas que favorecen el crecimiento del superestado, la entrega gradual de la soberanía de los Estados Unidos a las Naciones Unidas y una retitrada constante frente a la agresión comunista”, artículo Elite Clique Holds Power in U.S. publicado el 23 de diciembre de 1961 en el periódico Indianapolis News por la columnista Edith Kermit Roosevelt, nieta del presidente Theodore Roosevelt.

new international order

 

  • Una nueva asociación de naciones ha comenzado, y hoy nos encontramos en un momento único y extraordinario. La crisis en el Golfo Pérsico, tan grave como es, supone también una oportunidad única de avanzar hacia un período histórico de cooperación. De estos tiempos difíciles puede surgir nuestro quinto objetivo: un Nuevo Orden Mundial. Una nueva era más libre de la amenaza del terror, más fuerte en la búsqueda de la justicia y más segura en la búsqueda de la paz. Una era en la que las naciones del mundo, este y oeste, norte y sur, pueden prosperar y vivir en armonía.”

“Cien generaciones han labrado este camino tan difícil de alcanzar para la paz, mientras que tuvieron lugar miles de guerras con gran sacrificio humano, y hoy ese mundo nuevo está luchando por nacer. Un mundo bastante diferente al que hemos conocido.”

“Una vez más, los estadounidenses (…) sirven junto con árabes, europeos, asiáticos y africanos en defensa del comienzo y el sueño de un Nuevo Orden Mundial“, George H. W. Bush, Presidente de Estados Unidos, sesión conjunta del Congreso, 11 de septiembre de 1990.

  • “La fuerza militar nunca es una herramienta para ser usada a la ligera o en cualquier situación (…) En el complejo Nuevo Mundo en el que estamos entrando no puede haber un conjunto de normas únicas o simples para usar la fuerza. Inevitablemente, la cuestión de la intervención militar requiere de un análisis. Cada caso es único. Adoptar criterios rígidos garantizaría errores que afectarían a los intereses y las vidas estadounidenses (…) Podría indicar a los amigos y aliados de l:s EE. UU. que no cuentan con nuestro apoyo.”

“De hecho, como líderes del esfuerzo que nos lleva hacia un Nuevo Orden Mundial, necesitaremos un ejército moderno y capaz, que requerirá más gastos en algunas áreas de defensa.”

“Ha pasado medio siglo desde ese día, cuando Stimson* habló del desafío de crear un Nuevo Mundo. Vosotros también estáis entrando en ese Mundo Nuevo, mucho mejor que el que yo he conocido, un mundo con el potencial de ser todavía mejor. Este es el reto. Esta es la oportunidad de vuestras vidas. Os envidio por ello y deseo que Dios os acompañe. Y mientras tanto, como vuestro Comandante en Jefe, por la presente doy mi amnistía al Cuerpo de Cadetes”, Presidente Bush en el Washington Mess Hall de la Academia Militar Estadounidense de West Point, 1 de mayo de 1993.

*Henry L. Stimson sirvió a 6 presidentes estadounidenses. Fue Secretario de Guerra para los presidentes Franklin D. Roosevelt y Harry Truman, dirigiendo el Proyecto Manhattan, siendo uno de los principales responsables de los ataques con bombas nucleares en Hiroshima y Nagasaki, hasta el punto de que si Kyoto no fue bombardeada, se debió a que Stimson recordaba la ciudad con cariño pues pasó allí su luna de miel.

Así mismo, también fue responsable de la decisión final de encerrar a los Nisei (japoneses americanos) en campos de concentración tras el ataque a Pearl Harbor.

 

  • “Se me ha pedido que le responda en nombre del Presidente Bush (…) Kuwait ha sido liberada (…) Un compromiso internacional para la construcción de un Nuevo Orden Mundial constituye la mejor esperanza para garantizar la paz y la seguridad en Oriente Medio.”
    “Estados Unidos está preparado para aportar su contribución con vistas a construir este Nuevo Orden Mundial para reemplazar el sistema dominado por la Guerra Fría que ha gobernado las relaciones internacionales desde el final de la Segunda Guerra Mundial.”
    Al contrarrestar la agresión iraquí contra Kuwait, hemos enfrentado con éxito el primer desafío al Nuevo Orden Mundial, carta de David L. Mack, subsecretario de estado adjunto para asuntos de Oriente Próximo y Sudasiáticos, en respuesta a las preocupaciones del Dalai Lama por la Guerra del Golfo.

 

  • “La afirmativa tarea que tenemos ahora es en realidad la de crear un Nuevo Orden Mundial”, Joe Biden (vicepresidente de la administración Obama, candidato favorito a las primarias del Partido Demócrata 2019), discurso en la 38ª conferencia anual del Banco de Importación-Exportación de los Estados Unidos, 5 de abril de 2013.

 

  • “…Así que el euro está aquí para quedarse, y los acuerdos que surgieron en respuesta a la crisis se han establecido como el nuevo orden que rige la zona euro, George Soros en una entrevista para The New York Review of Books.
  • “Abogo por una alianza de estados democráticos, con doble propósito. Una, promover lo que yo llamo una sociedad abierta [multicultural y diversa]. Hablo de una alianza de sociedades abiertas para lo que primero promovería el desarrollo de sociedades abiertas dentro de países individuales, porque queda mucho por hacer en ese sentido. Y, en segundo lugar, establecer las leyes e instituciones internacionales que se necesitan para una sociedad global y abierta”, George Soros en una entrevista para Mark Schapiro el 5 de diciembre del 2000.
  • “Creo que el mayor enemigo de una sociedad abierta [multicultural y diversa] ya no es la comunista sino la amenaza capitalista (…) Hemos entrado en un periodo de caos. La práctica del laissez-faire no nos prepara para enfrentar este desafío. No reconoce la necesidad de un orden mundial, George Soros escribe un artículo para la revista The Atlantic.
  • “Para estabilizar y regular una auténtica economía global necesitamos algún sistema global de toma de decisiones políticas (…) Resumiendo, necesitamos una sociedad global para apoyar nuestra economía global”, George Soros en su libro La crisis del capitalismo global: la sociedad abierta en peligro.
  • “La soberanía de los países debe estar subordinada a leyes e instituciones internacionales”, George Soros en su libro La crisis del capitalismo global: la sociedad abierta en peligro.

 

El congresista demócrata por Georgia, Larry McDonald, concedió esta entrevista al programa de televisión estadounidense Crossfire, en mayo de 1983. Cuatro meses después era asesinado cuando los soviéticos derriban el avión en el que viajaba: el Korean Airlines 747.

Hay una élite central en este país que ha dominado a la sociedad estadounidense (…) Han dominado el Departamento de Estado durante 40 años y de una forma bastante descarada. Su objetivo es intentar una transición gradual en nuestra sociedad, una disolución de nuestra soberanía, en un empuje continuo hacia la izquierda en el espectro político. (…) El Fondo Monetario Internacional se ha creado con el propósito de facilitar esa transferencia de soberanía, de riqueza…”

Hablamos de un grupo cuya misión es conseguir la disolución de la soberanía nacional con vistas a un Gobierno Mundial (…) El profesor Carroll Quigley… admitió todo esto en su libro ‘Tragedia y Esperanza’ (…) El profesor Carroll Quigley era miembro de esta élite. Dijo: ‘Por supuesto que hemos estado trabajando en esto. Por supuesto que hemos estado colaborando con el comunismo. Sí, hemos estado trabajando por una adaptación global. Sí, hemos estado trabajando por un Gobierno Mundial. Lo único en lo que no estoy de acuerdo es en que lo hemos mantenido en secreto y creo que con lo lejos que hemos llegado, deberíamos salir y decirlo.’ ”

“El escritor Arthur Schlesinger Jr dijo que sí, que esta es la política oculta de Estados Unidos. Pero no podemos contársela al pueblo estadounidense porque son demasiado inmaduros para entender su importancia… Es a través del efecto continuo de desgaste de nuevos acuerdos que llevamos a la sociedad estadounidense constantemente hacia la izquierda… Lo dijo él, no yo.” [Publicación de Schlesinger Jr mayo-junio del Partisan Review de 1947].

“Edward Mandell House [conocido como Coronel House] escribió el libro ‘Philip Dru: Administrator’. Coronel House dijo que lo que él preveía para el mundo era un Gobierno Mundial moviéndose en una dirección socialista como lo que imaginaba Karl Marx. [Coronel House trabajó codo con codo asesorando al Presidente Wilson en la creación de la Sociedad/Liga de Naciones, antecesora de la ONU].

 

En 1976, el congresista McDonald escribió la introducción del libro de Gary Allen, Los Archivos Rockefeller: “Lo que impulsa a los Rockefeller y a sus aliados es crear un gobierno mundial que combine el supercapitalismo y el comunismo en el mismo saco, todo bajo su control… ¿Me refiero a una conspiración? Sí. Estoy convencido de que existe una trama de este tipo, de alcance internacional, con varias generaciones de planificación y una intención increíblemente malvada“.

 

Como curiosidad, si vais a la sección de archivos históricos del Wall Street Journal online, en su esquema de presentación inicial podéis ver que el rango temporal que va desde 1990 hasta la actualidad se llama Nuevo Orden Mundial. Os adjunto una captura de pantalla además del enlace:

wall street journal

https://www.wsj.com/graphics/wsj-125-archive/bIssues

 


 

Paralelamente al ideal de crear un Gobierno Mundial, nos encontramos también con el conflicto del desarrollo tecnológico y los cambios sociales, así como la destrucción de empleo que conlleva…

El físico e ingeniero cofundador de la Universidad Singularidad, Peter H. Diamandis, considera que la humanidad ha avanzado desde un método evolutivo como consecuencia de la selección natural darwinista hacia una evolución dirigida por la inteligencia: “Creo que nos estamos dirigimos rápidamente hacia una transformación en la escala humana, el próximo paso evolutivo hacia lo que llamo una ‘metainteligencia’. Un futuro en el que todos estaremos conectados, cerebro con cerebro a través de la nube, compartiendo pensamientos, conocimiento y acciones”.

 

Antes os hablé de Ray Kurzweil, director de ingeniería de Google, considerado un eminente futurista por su grado de aciertos en sus predicciones sobre los avances y cambios en la humanidad debido a la tecnología.

Según Kurzweil, para el 2045 (la misma fecha que usa como nombre la organización rusa que vimos que intenta transferir la personalidad del hombre a la máquina) habremos alcanzado la singularidad tecnológica (en otras palabras, las máquinas serán más listas que los humanos).

Al igual que el doctor Diamandis, habla de nanotecnología implantada en nuestros cerebros que hará innecesario el trato “humano”, y provocará que aquellos que rechacen tal avance, sean desplazados y despreciados.

Kurzweil describe máquinas capaces de desempeñar cualquier trabajo o tarea, una vez la Inteligencia Artificial supere a la humana. Os recuerdo que ya, en 1997, un ordenador, el IBM Deep Blue, ganó al campeón del mundo en ajedrez, Kaspárov.

Y el siguiente avance propiciado por la tecnología, como ya vimos al hablar de la biomedicina, será la extensión de la media de vida, así como la calidad y salud en la misma. Hablamos de un humano inmortal en cierta forma… ¿creéis que esto es compatible con el hecho de que al establishment ya le sobre gente?

robots desplazan humanos

 

Que el avance tecnológico condicione las decisiones de los que ostentan el poder no es nuevo. Y que estos sean capaces de imponerse incluso a otros relativamente poderosos tampoco. Lo vimos con Abraham Lincoln y su “liberación de esclavos” en pro de la revolución industrial pero, antes de entrar en detalle, prestad atención a la relación entre ciertas fechas y acontecimientos:

-La revolución industrial comenzó en Reino Unido, en 1760; extendiéndose después por toda Europa.

-En 1807, el Parlamento Británico aprobó la Ley para la Abolición del Comercio de Esclavos. Ley que fue superada por la Ley Abolicionista en 1833, liberando a todos los esclavos del Imperio Británico.

-La revolución industrial en lo que conocemos como Estados Unidos comenzó a partir de 1820, en la zona norte del país.

-La guerra civil allí se inició en 1861.

-La Proclama de Emancipación (libertad para todos los esclavos) entra en vigor en 1865.

 

En el siglo XIX, los estados del sur (estados confederados), producían azúcar, arroz, tabaco, maíz y algodón, entre otros. La demanda de estos productos aumentaba vertiginosamente, sobre todo la de algodón, que pasó de 52 millones de libras en 1800 a 1.084 millones en 1860. Las exportaciones del sur crecían sin parar y, con ello, la necesidad de esclavos. Se calcula que el 90% de los mismos viven en estos estados.

Con la abolición del comercio y el aumento de la demanda, los precios de los esclavos se disparan.

Los estados del norte quieren desarrollar la industria porque favorece la creación de medios de transportes, la manufactura, el desarrollo demográfico y la colonización de nuevas tierras. El motor a vapor facilita el transporte del carbón, la bomba hidráulica ayuda a evitar muertes en las minas, la transición de la madera al carbón, y luego al petróleo, creando la maquinaria de combustión interna, el gas…

Y todo esto no era compatible con la esclavitud, pues cada vez se requiere de menos mano de obra “bruta” y más especializada, que sepa manejar las nuevas máquinas, que sepa repararlas… además de que cobra un salario que después consume (capitalismo). El otro motivo sería el dinero en sí mismo: el esclavo es más caro que el petróleo en comparación a los beneficios que reporta cada uno.

Hablando con números: un barril de petróleo cuesta 3 dólares frente a un esclavo que cuesta 2.000. Un barril de petróleo genera una energía de 5.800.000 BTU frente a un esclavo que genera 635 BTU, luego el barril de petróleo nos da 9.134 el trabajo potencial de un esclavo.

Con ello, empieza una lucha, dividiéndose los estados en el norte (la Unión – industriales) y el sur (los Confederados – agrarios), intentando unir a todos en uno bajo un único gobierno federal  los primeros (crear Estados Unidos), y rebelándose contra esto los segundos. Y ya sabemos quién ganó:

Para 1870, los recursos del sur eran explotados por el norte…

 

Así pues: NO. Abraham Lincoln no liberó a los esclavos porque tuvieran un corazón que no le cabía en el pecho, sino por el avance tecnológico y por poder.

Y por si queda alguna duda de que no hubo nada de humanidad en su decisión, el día después de que la Proclamación de Emancipación preliminar fuera emitida, Lincoln se reunió con abolicionistas cristianos: “Entiéndase, yo no planteo objeciones en contra de ella [la esclavitud] por razones legales o constitucionales…Puedo ver el asunto [la emancipación] como una medida práctica de guerra, que deberá fijarse de acuerdo a las ventajas o desventajas que pueda ofrecer a la supresión de la rebelión”.

 

Nuevamente, hoy es el desarrollo industrial el que decide el destino de la población.

 

La segunda pregunta que nos queda por responder sería: ¿por qué a costa de los blancos?

La respuesta se encuentra en el polémico libro publicado en 1994, The Bell Curve.

Decíamos que el establishment quiere implantar el llamado Nuevo orden Mundial, es decir: un único gobierno comunista-capitalista global. Y que, a más gente, más difícil es mantener el control y sumisión de la misma.

Pues bien, en The Bell Curve, sus autores, los doctorados en Harvard, Richard J. Hernstein y Charles Murray, demostraron que el nivel socioeconómico que puede alcanzar una persona depende íntegramente de su coeficiente intelectual, vinculando el CI más alto a la raza blanca. Y ya de paso, estableciendo la relación entre un CI más bajo y un mayor número de hijos…

Evidentemente, las acusaciones de racismo y los intentos por invalidar sus conclusiones no se hicieron esperar. Pero, en la edición de 1996, los autores incluyeron un comunicado de prensa al final del mismo defendiendo que “The Bell Curve muestra pruebas de más de mil académicos”, y que entre ellos se encuentran “algunos de los psicólogos más respetados de nuestro tiempo, y que casi todas las fuentes tachadas de contaminadas son artículos publicados en las principales revistas científicas”.

 

Por otro lado, ¿recordáis que cuando realizaron el test Simon-Binet en Estados Unidos, a principios del siglo XX, concluyeron que los negros puros obtenían un 60% menos de puntuación que los blancos puros; mientras que los negros y blancos cuyas sangres estaban mezcladas entre sí o con otras razas, obtenían puntuaciones similares?

race mixing

En portada, Saira Mohan, de madre francesa-irlandesa-canadiense y padre indio. 10 de noviembre de 2003.

“La cara perfecta. Cómo está emergiendo un estándar global de belleza y qué hace la gente para conseguirlo.”

 

Para atar el resto de los cabos, no hay más que echar un vistazo a la historia y ver qué pueblos/raza han sido los más difíciles de someter y que imperios han sido los más grandes y prósperos para entender que, no solo es necesario reducir el número de habitantes en el planeta, sino que además hay que deshacerse de los más indómitos, de los más independientes… de los que pueden arruinarte el plan.

Una vez más me remito a la esclavitud en América.

Hubo esclavos blancos al igual que negros. De hecho, durante 180 años -hasta finales del siglo XVII- la mayoría de los esclavos en América eran blancos, sobre todo en la América británica, llegando a haber 4 esclavos blancos por 1 negro en las plantaciones de Virginia y Maryland. 

Así, en la Proclama de Emancipación del gobierno de Abraham Lincoln, se les concedía la libertad a ambos, como podemos ver en este cartel, impreso en Pensilvania en 1865.

lincoln

Parte superior de la imagen, extracto de la Proclamación: “…y en virtud del poder, y para el fin antes mencionado, ordeno y declaro que todas las personas retenidas como esclavos dentro de dichos Estados designados, y partes de los Estados, son, y en adelante serán libres…”

Sobre la cabeza de Lincoln: “Libertad para ambos: NEGROS Y BLANCOS”. A ambos lados, esclavos NEGROS y BLANCOS.

 

Si algo podemos concluir de este periodo en que blancos y negros fueron sometidos por igual -siendo las condiciones de los blancos incluso peores en algunos momentos- es que las grandes rebeliones de esclavos siempre las protagonizaron los blancos, motivo por el cual se estableció dar más poder al esclavo blanco en detrimento del negro, calmando su rebeldía con la sensación de “control y poder” sobre alguien inferior en rango, como sostienen varios historiadores como Edmund Morgan (considerado una eminencia en historia temprana estadounidense).

El hecho de que estas diferencias fueron establecidas para evitar rebeliones lo defiende la propia NAACP (Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color en Estados Unidos), como así ha declarado en varias ocasiones su presidente, Benjamin Todd Jealous.

 

Para profundizar más sobre este tema, les invito a leer mi investigación sobre la esclavitud, que consta de cuatro partes: África, América, Europa y las fuentes. La encontrarán en mi blog, www.lascenizasdelavefenix.wordpress.com

 

En conclusión, estoy de acuerdo con el hecho de que en este planeta sobra gente. Lo que pasa es que los que a mí me sobran son los que están ejecutando el plan.

Y, si lográsemos deshacernos de todos ellos, de seguro habría un Nuevo Orden Mundial en el que finalmente el poder residiría en los distintos pueblos. Y lo llamaríamos DEMOCRACIA.

 

Hay una última pregunta que no he logrado responder… aún.

Si todos ellos han tenido claro desde el comienzo de sus planes eugenistas, hace ya más de un siglo, que era un reto a largo plazo y que la mayoría no viviría para verlo (como así ha sido)… ¿por qué, aun así, han invertido tanto esfuerzo, tiempo y dinero?

rubik

 

Estas personas no actúan desinteresadamente en ninguna de las acciones que llevan a cabo. No son dadivosas. Me atrevería a juzgar que muchos de ellos son auténticos psicópatas… y, según Paul Babiak –médico especializado en ayudar a las empresas a lidiar con psicópatas ocultos entre su personal-, 1 de cada 25 líderes lo es (estudio del doctor Babiak: Psicopatía Corporativa).

Así pues, me temo que después de todo esto que os he contado, debo despedirme con un Continuará…